Viaje a China: Circuito China clásica y Tíbet

Duración 12 día/s, 10 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Gran Viaje: China clásica y Tíbet
DURACIÓN: 12 día/s, 10 noche/s
Completo
Un viaje al corazón del budismo

La región del Tíbet, y concretamente Lhasa, su capital, es el lugar donde históricamente ha residido el poder de la religión budista. Pero, además de ese, este circuito te permitirá conocer otros lugares de gran interés cultural, esenciales por su belleza natural, o especialmente destacados por la carga emocional de las experiencias que ofrecen al viajero.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. La primera jornada de un viaje inolvidable

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Algo diferente se nota en el ambiente, y una extraña sensación de euforia parece salir de nuestro interior… ¡Hoy comienza nuestra gran aventura al otro lado del mundo! Sí, efectivamente, hoy nos vamos a China, aunque todavía tendremos que esperar unas cuantas horas para pisar su territorio.

Terminaremos de preparar el equipaje, cerraremos las maletas, iremos al aeropuerto, facturaremos, pasaremos los controles de seguridad, buscaremos nuestro asiento en el avión… Sin duda, nos gustaría saltarnos todo este procedimiento y pasar directamente al apasionante momento del despegue. Pero sabemos que no es posible, que hay que quemar cada una de las etapas, así que lo mejor será que tratemos de disfrutar cada momento, como una más de las experiencias del viaje.

Una vez a bordo del avión, nos quitaremos los zapatos, nos relajaremos, y dedicaremos el tiempo que tenemos por delante a disfrutar por anticipado de las maravillas que vamos a contemplar en los próximos días. La noche pasará rápida durante el vuelo, y cuando salga el sol…

Día 2: Beijing. ¡Por fin! Ya podemos respirar el aire de China

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Despertarse a bordo de un avión siempre es una experiencia interesante: tras unos primeros instantes de desconcierto, recordamos las imágenes que vivimos antes del sueño y tomamos conciencia de qué hacemos en el avión y por qué estamos sobrevolando el continente asiático. El olor a café termina de ayudarnos a despertar, y el aviso del comandante de que nos aproximamos al aeropuerto de destino pone nuestros sentidos alerta. Antes de lo que esperábamos, las ruedas del avión entrarán en contacto con la pista de aterrizaje. ¡Acabamos de llegar a Beijing, ya estamos en China!

Después de desembarcar y de recuperar nuestro equipaje, nos llevarán al hotel de Beijing, donde, tras registrarnos, disfrutaremos del resto del día libre. Podremos descansar para recuperarnos del jet lag, salir a dar una vuelta por las inmediaciones del hotel, curiosear por sus instalaciones… Lo que prefiramos.

Día 3: Beijing. Recorriendo los puntos clave de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar, y provistos de un par de zapatos cómodos, iniciaremos el recorrido por las calles de Beijing para conocer algunos de los lugares más emblemáticos de la capital, una de las urbes más pobladas de la República Popular China. Después de salir del hotel, haremos nuestra primera parada en la famosísima Ciudad Prohibida.

Su verdadero nombre es Museo del Palacio Imperial, o Palacio Imperial a secas, pero se la conoce como Ciudad Prohibida porque, en el pasado, solo los miembros de la corte y de la familia real podían entrar en ella. El complejo palaciego tiene una superficie de aproximadamente 72 hectáreas, fue mandado construir en 1406 por el emperador Yong Le y está rodeada por un gran foso. Teniendo en cuenta todos los edificios que la componen, la Ciudad Prohibida cuenta con más de 9.000 habitaciones, y fue la residencia oficial de los emperadores chinos desde su construcción hasta 1911. Algunos de sus espacios más representativos son el Salón de la Armonía Central, el Salón de la Armonía Suprema y el Salón de la Armonía Conservada.

El próximo alto en nuestro recorrido es la Plaza de Tiananmen, una enorme explanada de 44 hectáreas, el auténtico centro neurálgico de la capital de China. Su nombre significa Plaza de la Puerta de la Paz Celestial, ya que ese es el nombre de la puerta que comunica Tiananmen con el Palacio Imperial.

En esta plaza, una de las más grandes del mundo, se encuentran algunos edificios notables. Entre ellos están el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen, el Gran Palacio del Pueblo, el Monumento a los Héroes del Pueblo y el Mausoleo de Mao Zedong. Precisamente este líder chino contribuyó a elevar la Plaza de Tiananmen al punto más alto de su importancia histórica y simbólica, ya que fue aquí, en esta plaza, donde Mao Zedong proclamó, el 1 de octubre de 1949, la República Popular China.

Después, nos desplazaremos para visitar el Palacio de Verano, un precioso conjunto de jardines, pabellones, edificios, teatros y puentes que fue usado, durante muchos años, como lugar de descanso por la Familia Imperial y que, en la actualidad, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Día 4: Beijing. Con la boca abierta ante la imponente Gran Muralla China

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tenemos por delante un conjunto de experiencias, visitas, y vivencias que no olvidaremos. Por ello, la mejor forma de empezar el día es disfrutar del desayuno en el hotel. Al concluir, dará comienzo el recorrido más esperado por muchos viajeros: ¡la visita de la Gran Muralla China! Esta asombrosa construcción, levantada hace más de 2.000 años, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, y actualmente es una de las Siete Maravillas del Mundo. Las otras son la ciudad de Petra, en Jordania, el Taj Mahal, el Coliseo de Roma, el Machu Picchu, Chichén Itzá y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro.

La muralla fue levantada para blindar el imperio chino de las incursiones guerreras de los mongoles y los manchúes. Se estima que, en la actualidad, se mantienen en pie algo menos de 10.000 kilómetros de muralla, de los 21.196 que llegó a medir en el pasado. El punto más conocido y visitado de esta gigantesca obra -al que iremos nosotros- se encuentra a unos 70 kilómetros al noroeste de Beijing.

Después de comer, regresaremos a la ciudad, pero antes nos detenernos a contemplar la magnitud de algunos de los edificios que se construyeron para la celebración de los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing. Podremos admirar los exteriores del Estadio Nacional, obra del prestigioso estudio de arquitectura Herzog & de Meuron, que fue foco de la actividad deportiva en aquellos días.

Por su aspecto exterior, en el que destaca un gigantesco enrejado de acero que rodea el edificio, al estadio se le conoce como “Nido de Pájaro”. También podremos contemplar el Centro Acuático Nacional, conocido como “Cubo del Agua”. Fue proyectado por el estudio PTW Architects, y debe su apodo a su aspecto exterior: el edificio parece estar formado por multitud de burbujas de agua.

Terminaremos el día con una suculenta cena de bienvenida, en la que el pato laqueado, uno de los platos más emblemáticos de la cocina tradicional china, será el indiscutible protagonista.

Día 5: Beijing – Xi’an. Rumbo a Xi’an a bordo de un tren de alta velocidad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

Empieza un nuevo día en nuestro gran viaje a China. Después de un desayuno estilo buffet en el hotel, iremos a visitar el Templo del Cielo, un impresionante santuario que nos dejará con la boca abierta. El templo fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 y es el más grande del país. Se construyó en 1420 y está situado al sur de la Ciudad Prohibida.

El Templo del Cielo es un ejemplo excelente del pasado imperial de Beijing y del poder que tenían las diferentes dinastías que gobernaron China. De entre todos los edificios que forman este sorprendente recinto, destaca el Pabellón de la Oración por la Buena Cosecha, un increíblemente bello edificio de planta circular, cuyo interior está exquisitamente decorado.

Tras la visita al Templo del Cielo, disfrutaremos de un almuerzo, el último que tomaremos en Beijing. A continuación, nos llevarán a la estación de ferrocarril, donde tomaremos un tren de alta velocidad para viajar a Xi’an. Esta ciudad cuenta con más de 3.000 años de historia y, en la actualidad, es la capital de la provincia de Shaanxi, en la parte central del país. En el pasado, Xi´an fue capital del imperio chino y punto de partida de la fabulosa Ruta de la Seda.

Aquí nos espera otro de los momentos más memorables de nuestro gran viaje: la visita al abrumador ejército de guerreros y corceles de terracota. Pero, para poder contemplarlos, tendremos que esperar hasta mañana… Cuando lleguemos a Xi’an, nos trasladarán al hotel, donde tendremos la oportunidad de descansar y pasar la noche imaginando como serán las maravillas que veremos mañana.

Día 6: Xi’An. El ejército de piedra más famoso del planeta

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Las experiencias que viviremos hoy están entre las más singulares y memorables de todo nuestro gran viaje a China. Así pues, tomaremos el desayuno del hotel y saldremos a la calle con energías renovadas. La primera visita del día, que nos llevará buena parte de la mañana, será al Museo de Guerreros y Corceles de Terracota.

Este extraordinario enclave forma parte del impresionante mausoleo del emperador Qinshihuang, y se encuentra a unos 35 kilómetros al noreste de la ciudad. En este extraordinario lugar nos esperan nada menos que 7.000 guerreros hechos de terracota a tamaño natural, con sus respectivas monturas y carros de guerra. El emperador Qinshihuang mandó construir, en el siglo III antes de Cristo, una tumba subterránea custodiada por este singular y asombroso ejército de barro cocido. Al cabo de poco tiempo, el recinto funerario fue olvidado, y su emplazamiento subterráneo hizo que permaneciera oculto durante más de 2.000 años, hasta que, en 1974, fue descubierto por casualidad. Este lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es uno de los sitios más fascinantes, sobrecogedores y llenos de historia de toda China.

Después de un buen almuerzo reanudaremos nuestro recorrido por los lugares más representativos de la inolvidable Xi’an. Empezaremos por el Templo Jianfu, en el que se halla la Gran Pagoda de la Oca, un bello santuario budista de 64 metros de altura. Después, nos detendremos a conocer la Gran Mezquita del Barrio Musulmán, cuyos, aproximadamente, 13.000 metros cuadrados de superficie hacen de esta construcción religiosa del siglo VIII una de las mezquitas más grandes de todo el país. Al final del día regresaremos al hotel para cenar y dormir.

Día 7: Xi'an - Lhasa. Nos dirigimos al “techo del mundo”

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Las experiencias vividas a lo largo de ayer en Xi´an se han fijado en nuestra memoria, y se han convertido en recuerdos imborrables, pero ha llegado el momento de continuar con nuestro gran viaje por China. Después del desayuno, saldremos hacia el aeropuerto de Xi’an, donde nos estará esperando un avión que nos llevará a Lhasa, nuestro próximo destino.

Situada sobre la meseta tibetana, esta ciudad se encuentra a una altitud de más de 3.600 metros sobre el nivel del mar, lo que la convierte en una de las urbes más altas del mundo. Lhasa es la capital de la Región Autónoma del Tíbet, e históricamente ha sido el lugar del que emanaba el poder del budismo, ya que aquí se encuentra el Palacio de Potala, la residencia del Dalai Lama hasta hace pocos años.

Cuando lleguemos a Lhasa, nos llevarán a nuestro nuevo hotel, donde podremos descansar o hacer lo que más nos apetezca, ya que tendremos tiempo libre durante lo que quede de jornada. Estas horas libres están orientadas a que podamos aclimatarnos a la nueva altura, y adaptarnos antes de comenzar actividades que podrían dejarnos extenuados. Lo más recomendable es tomarse las cosas con calma, evitar hacer esfuerzos y comer alimentos ricos en azúcares e hidratos de carbono, así como beber mucha agua, incluso aunque no tengamos sed. Mañana será otro día…

Día 8: Lhasa. Un día marcado por el majestuoso Palacio de Potala

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita panorámica de la ciudad con guía de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Sale el sol sobre nuestro hotel de Lhasa, iluminando el maravilloso entorno en el que nos encontramos, en plena provincia china del Tíbet, al lado de las montañas más altas del mundo, las de la cordillera del Himalaya. En cuanto terminemos de desayunar, nos dirigiremos al Palacio de Potala, la que era la residencia de invierno del Dalai Lama hasta que este se exiliara del país.

Se encuentra enclavado sobre la Montaña Roja, a 3.767 metros sobre el nivel del mar, lo que lo convierte en el complejo palaciego antiguo situado a mayor altitud del mundo. El Palacio de Potala fue construido en el siglo VII, aunque su aspecto actual es fruto de las remodelaciones que se hicieron en el siglo XVII. Cuenta con 13 pisos de alto, y se estima que su superficie construida alcanza los 400.000 metros cuadrados.

El Palacio de Potala es, en realidad, la suma de dos palacios, el Blanco y el Rojo. El Palacio Blanco es la parte más grande de la construcción, y alberga el salón del trono del Dalai Lama, las salas de audiencias y las dependencias privadas del monje primado. El Palacio Rojo, por su parte, es la parte más alta del complejo palaciego, y contiene un monasterio privado y las tumbas de los Dalai Lama anteriores.

En 1994, el Palacio de Potala fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y seis años después esta categoría se amplió a otros dos edificios de Lhasa, uno de los cuales visitaremos hoy mismo, y el otro mañana. Se trata del Templo de Jokhang y del Palacio Norbulingka. El primero es a la vez un templo y un monasterio, y constituye el lugar más importante de Lhasa desde el punto de vista religioso. De hecho, es el principal centro espiritual de todo el Tíbet, y un sitio al que peregrinan miles de budistas todos los años.


Terminaremos el recorrido por el centro histórico de Lhasa visitando la calle Barkhor, que rodea el Templo de Jokhang, y es un resumen perfecto de la esencia del Tíbet en general y de Lhasa en particular: cientos de monjes y de peregrinos caminan por esta calle a diario, orando, meditando o simplemente paseando, y un gran número de puestos ofrecen a los visitantes toda clase de objetos de artesanía y recuerdos de lo más exótico.

Día 9: Lhasa. Jornada de monasterios y misticismo

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita panorámica de la ciudad con guía de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Las visitas de la jornada de ayer fueron realmente increíbles, ¿no es así? Pero, afortunadamente, el Palacio de Potala, el Templo de Jokhang y la Calle Barkhor no son lo único que merece la pena ver en Lhasa. Hoy iremos a conocer dos monasterios que tienen varias características en común: ambos fueron construidos a principios del Siglo XV por discípulos de Tsong Khapa, y ambos sufrieron las nefastas consecuencias de la Revolución Cultural China. Se trata del Monasterio de Drepung y del de Sera.

El primero se encuentra a siete kilómetros de Lhasa, y fue fundado en 1416 por un discípulo de Tsong Khapa. Antiguamente, llegó a ser el monasterio más grande del mundo, con una población que superaba los 5.000 monjes, aunque lamentablemente sufrió numerosos destrozos durante la Revolución Cultural. Aun así, sigue conservando buena parte de su esplendor, y más de 700 monjes viven todavía en él. Por su parte, el Monasterio de Sera está a cinco kilómetros de la capital del Tíbet, y se alza majestuoso sobre una elevación del terreno. Igual que el anterior, sufrió varios ataques durante la revolución que mermaron su población, aunque todavía viven alrededor de 600 monjes en su interior.

Decíamos ayer que la categoría de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que recibió el Palacio de Potala en 1994 se amplió a otros dos edificios, y que uno de ellos era el Palacio Norbulingka. Pues bien, ha llegado el momento de ir a visitarlo. Se construyó en 1754 como Palacio de Verano del Dalai Lama, y se encuentra a muy poca distancia del de Invierno, que es el Palacio de Potala. Hoy en día, es un pintoresco espacio lleno de objetos de arte y pinturas tankha, que hace las veces de parque para el disfrute del pueblo. Algo así como un lugar en el que relajarse después de caminar y caminar, un remanso de paz entre todo el ajetreo de Lhasa…

Día 10: Lhasa - Shanghái. Rumbo a la urbe más cosmopolita del país

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Una nueva y apasionante jornada de nuestro gran viaje a China empieza hoy en la ciudad de Lhasa, en la región china del Tíbet. El recorrido que hemos llevado a cabo en los últimos días nos ha permitido conocer esta parte del país, pero ahora daremos por finalizada nuestra estancia en Lhasa para continuar la aventura.

Después del desayuno, saldremos hacia el aeropuerto de la ciudad, donde tomaremos un avión que nos llevará a nuestro próximo destino: Shanghai, la más cosmopolita, grande y poblada de las urbes chinas.

Al aterrizar, nos llevarán al hotel para cenar y pasar la noche. Mañana nos espera una memorable visita a una de las ciudades más apasionantes y atractivas de China, del todo el continente asiático y, posiblemente, del planeta. Por ello, para enfrentarnos al reto, lo mejor será intentar dormir plácida y profundamente. Shanghai es una urbe gigantesca de casi 20 millones de habitantes, depende directamente del gobierno central de la República Popular China y, sobre todo, tiene multitud de actividades que hacer y experiencias que vivir. Así pues… ¡Buenas noches!

Día 11: Shanghai. Una completa visita a la ciudad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

A lo largo de la jornada de hoy recorreremos la moderna, enorme, y siempre llena de sorpresas ciudad de Shanghai. Después de desayunar en el hotel, empezará nuestra visita a los lugares más emblemáticos de la ciudad. En primer lugar, Iremos a conocer los Jardines Yuyuan, uno de los lugares con más historia y más bellos de la urbe.

Los jardines fueron construidos en el siglo XVI durante la Dinastía Ming, están situados al norte de Shanghai, y constituyen un delicioso y pintoresco conjunto de estanques, zonas verdes, y pabellones. Después, daremos un agradable paseo por el pintoresco barrio de casas tradicionales Xintiandi.

Continuaremos nuestro recorrido por Shanghai visitando el Templo del Buda de Jade, un santuario budista impresionante, que contiene dos esculturas de gran tamaño de Siddhartha Gautama, en una de las cuales el Buda está sentado y en la otra tendido. Antes de ir al hotel para pasar la noche, pararemos en el malecón de la ciudad, conocido como Bund, todo un ejemplo del pasado histórico de Shanghai. Este paseo de algo menos de dos kilómetros, a orillas del río Huangpu, es un lugar muy agradable, que combina los bellos edificios de estilo colonial, en una de las márgenes del río, con las vistas de Pudong, el distrito en el que se acumulan la mayoría de los rascacielos de la ciudad, en la otra.

Día 12: Shanghai – España. Lástima, ya no hay tiempo para más…

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Cuando pisamos por primera vez suelo chino, teníamos por delante un largo recorrido por el país, multitud de actividades que hacer y de experiencias memorables que atesorar. Ahora, todo lo que hemos vivido se ha convertido en un conjunto de recuerdos que nos acompañarán para siempre…

Aunque parezca mentira, ha llegado la última jornada de nuestro gran viaje a China. Por ello, después de desayunar el magnífico buffet del hotel, vendrán a recogernos a la hora señalada para trasladarnos al aeropuerto de Shanghai. Allí tomaremos un avión que, volando hacia el oeste, nos llevará de vuelta a casa. Las imágenes que hemos capturado en la retina, las experiencias que hemos vivido, y las emociones que hemos sentido enriquecerán nuestra memoria y harán de este viaje una de las mejores aventuras y vivencias que hayamos tenido jamás. ¡Hasta siempre, China!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing