Viaje a Alemania: Circuito Alemania idílica y Austria Bella

Duración 15 día/s, 14 noche/s
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
Completo
Circuito: Alemania idílica y Austria Bella
DURACIÓN: 15 día/s, 14 noche/s
Completo
Recorre lo mejor de Alemania y de Austria

El maravilloso viaje que estás a punto de emprender te llevará por buena parte de las geografías alemana y austriaca, y te dará la oportunidad de conocer las asombrosas ciudades que han hecho de estos dos países unos de los más visitados de Europa. Berlín, Nuremberg, Múnich, Innsbruck, Salzburgo, Viena… Son solo algunos de los inolvidables lugares que dejarán en ti una huella imborrable a lo largo de este viaje.

Itinerario

Día 1: España – Berlín. Comienza el viaje: Alemania y Austria nos esperan

RÉGIMEN Cena
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Llenos de emoción, por las muchas expectativas que hemos generado sobre este viaje a Alemania, nos presentaremos en el aeropuerto, al menos, 2 horas antes de la salida del vuelo a Berlín. Al llegar, nos darán la bienvenida y nos llevarán al hotel. Después de registrarnos, disfrutaremos de tiempo libre lo que queda del día.

Este tiempo podremos usarlo para establecer un primer contacto con la ciudad, aunque, si lo deseamos, podemos apuntarnos a una excursión opcional a Berlín de Noche. En el itinerario, conoceremos el barrio judío, escenario de la trágica “noche de los cristales rotos” durante la época hitleriana; el barrio gubernamental, con el Reichstag, que fue sede del parlamento durante la época del II Imperio alemán y luego, más tarde, durante la república de Weimar y la Cancillería, un conjunto espectacular de edificios construido en tiempos de Helmut Khol, y una de las construcciones más impresionantes del nuevo barrio gubernamental.

Durante el recorrido, también visitaremos la Puerta de Brandenburgo, que fue construida, no como arco de triunfo, sino como puerta de acceso a la ciudad. La imagen de la puerta es tan potente, que se ha convertido en un símbolo, no solo de la ciudad de Berlín sino de toda Alemania. Por último veremos la Postdamer Platz, una importante plaza pública de Berlín, una importante intersección de tráfico y encrucijada ciudadana. Al final del día, volveremos al hotel para cenar y dormir.

Día 2: Berlín. Las huellas de un pasado imperial en pleno siglo XXI

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

En primer lugar, desayunaremos en el hotel y, a continuación saldemos para realizar una visita panorámica de las zonas y monumentos más emblemáticos de la ciudad. Visitaremos la Isla de los Museos, una isla en el cauce del rio Spree, en el mismo centro de Berlín, en la que se ubican cinco museos extraordinarios: el Museo Antiguo, el Museo de Pérgamo, el Museo Bode, el Museo Nuevo y la Antigua Galería Nacional; en los que se exhiben obras maestras únicas de la historia del arte de todos los tiempos, desde el busto de Nefertiti, a la Puerta de Ishtar o al altar de Pérgamo. La Isla de los museos fue declarada patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999.

Durante la visita panorámica, también conoceremos la Alexander Platz, una plaza enorme, ubicada en el centro de Berlín, cerca del rio Spree, y del Palacio Real, considerada, como la Postdamer Platz, uno de los centros neurálgicos de Berlín. También recorreremos el barrio de San Nicolás, que es el origen de la población; la plaza de la Gendarmería, un espacio urbano, considerado como la plaza más bonita de Berlín; los restos del Muro que, hasta 1989, separó la ciudad en dos partes incomunicadas entre si y la Avenida Unter den Linden, («Bajo los Tilos», en alemán), el bulevar más tradicional y conocido de la ciudad, que desde sus comienzos hasta la Segunda Guerra Mundial, fue el centro neurálgico de la vida cultural berlinesa y el punto de encuentro de muchos de sus ciudadanos.

Unter den Linden comienza en la Plaza de París, en el lado oeste de la puerta de Brandeburgo. Que no es otra cosa que una de las antiguas puertas de acceso a la ciudad, que se inauguró en 1791 y que, con el paso del tiempo, se ha convertido en un icono de la ciudad y en un símbolo del triunfo de la paz sobre las armas. La puerta es una construcción enorme de 26 metros de altura, cuyo estilo neoclásico recuerda a las construcciones de la acrópolis de Atenas. Partiendo de la puerta, la Avenida Unter den Linden se alarga 1,5Km , flanqueada por hermosos edificios, hasta la Bebeplatz, en la que se encuentra la estatua ecuestre de Federico II de Prusia. Desde aquí, la avenida continúa hasta el puente del Castillo (Schlossbrücke), que da acceso a la Isla de los Museos y al centro este de Berlín.

Después de este recorrido tomaremos el almuerzo y tendremos el resto del día libre. Podremos usar este tiempo para seguir conociendo la ciudad a nuestro ritmo, pero también podremos realizar una excursión opcional al campo de concentración de Sachsenhausen, construido por las autoridades nazis en 1936 y en el que murieron durante esa época más de 30.000 prisioneros. Posteriormente, durante la ocupación soviética, se convirtió en un campo para presos políticos. También podemos hacer otra excursión opcional para conocer el Berlín Nazi del III Reich, en la que visitaremos algunos de los lugares que marcaron esa época, tales como el andén 17, el lugar donde se encontraba el bunker de Adolfo Hitler, o los Restos de la Gestapo, que están frente al museo “Topografía del terror”. Allí, podremos ver una exposición, con lo poco que queda de lo que, en su día, fueron las oficinas de la Gestapo.

Al final de la jornada, regresaremos al hotel, para cenar y dormir.

Día 3: Berlín. Potsdam, testigo de la historia

RÉGIMEN Desayuno.Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar, podremos disfrutar de un día libre, aunque, si lo preferimos podremos apuntarnos a una excursión opcional a Potsdam, donde Truman, Stalin y Atlee, sucesor de Winston Churchill, decidieron en 1945 la suerte de Alemania, con la firma del Tratado de Potsdam en el Palacio de Cecilienhof, un palacio construido entre 1914 y 1917 por el Emperador Guillermo II de Alemania. Potsdam es la capital del estado federado de Brandeburgo y forma parte del área metropolitana de Berlín/Potsdam. La ciudad es reconocida internacionalmente por sus paisajes verdes, sus jardines y sus palacios, que fueron declarados Patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1990.

La ciudad no obstante, también guarda algunas sorpresas. Una de ellas es el Barrio Holandés, formado por una serie de edificios construidos en 1734-1742, para alojar a trabajadores venidos de Holanda. Las casas, unas 150, de ladrillo rojo, se alinean a uno y otro lado de la calle Mittelstrasse y llama la atención encontrar en una de las ciudades más tradicionales de Alemania un barrio entero construido al más puro estilo holandés, como podría encontrarse en Ámsterdam o La Haya. También Visitaremos el interior de uno de los palacios.

Tras esta excursión opcional regresaremos a Berlín para seguir conociendo algunos de los numerosos museos de la ciudad en los que podemos encontrar desde maravillosas colecciones de arte de las más antiguas civilizaciones hasta las últimas tendencias artísticas o disfrutar de las incontables opciones de compras que ofrecen las tiendas y grandes almacenes de la elegante avenida Kufürsterdamm.

Al final de la jornada regresaremos al hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 4: Berlín – Dresde – Nuremberg. El orgullo de la reconstrucción

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar, saldremos hacia Dresde, llamada la “Florencia del Elba” y, al llegar, tendremos tiempo libre para admirar su magníficamente restaurado patrimonio artístico, que fue arrasado por los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Dresde es la capital del estado federado de Sajonia, en el este de Alemania y se encuentra a las orillas del río Elba. Está situada en el centro de Europa y constituye un nudo de transportes fundamental a la vez que un centro económico de gran importancia. La ciudad destaca por sus excelentes museos de arte y la arquitectura clásica de su reconstruido casco antiguo. La población total de la ciudad supera los 525.000 habitantes y la de la región, excede el millón y medio. El Valle del Elba en Dresde fue Patrimonio de la Humanidad de la Unesco entre 2004 y 2009, pero perdió su sitio en dicha lista, por la construcción de un puente a dos kilómetros del centro histórico. Sin embargo, en 2015, la ciudad fue laureada, junto con la sueca Vara con el Premio de Europa, una distinción que, desde 1955, otorga anualmente el Consejo de Europa a los municipios que se han distinguido por sus esfuerzos para promover el ideal de la unidad europea.

Dresde es conocida como la ciudad del barroco y al recorrer sus calles, podemos ver varias edificaciones que datan del renacimiento y del barroco, así como del siglo diecinueve. Aunque durante la Segunda Guerra Mundial la ciudad quedó destruida parcialmente, su centro histórico fue rápidamente reconstruido. El mejor ejemplo de esta reconstrucción es la Iglesia Frauenkirche, una iglesia barroca completada en 1743, destruida durante la guerra y vuelta a reconstruir después de la confrontación. Entre los elementos reconstruidos destaca la enorme cúpula que se levanta sobre el horizonte y que se ha convertido en todo un símbolo de reconciliación después de la guerra.

El palacio Zwinger, inspirado en Versalles, incluye museos como la Gemäldegalerie Alte Meister, que expone obras maestras como la Madonna Sixtina de Rafael. El Zwinger de Dresde es un palacio barroco erigido entre 1711 y 1728, en el casco antiguo de la ciudad. En la actualidad, el Zwinger se destaca por sus colecciones de arte y ciencia.

La Hofkirche, o catedral de la Santísima Trinidad es una catedral de culto católico y el mayor edificio religioso de Sajonia. El edificio, de tres naves, tiene una distribución un tanto heterodoxa. Alrededor de la nave central, hay un pasillo de 3,50 m de ancho para hacer procesiones, ya que en la evangélica Dresde no se podían hacer procesiones católicas al aire libre. La Hofkirche fue construida entre 1739 y 1755 por orden del príncipe elector Federico Augusto II de Sajonia. En 1697, un año después del nacimiento de Federico Augusto II, Augusto el Fuerte, su padre, tuvo que convertirse al catolicismo para satisfacer sus ambiciones al trono polaco. Para poder heredar de su padre el trono de la Mancomunidad de Polonia-Lituania, el príncipe Federico Augusto tuvo que hacer lo propio en 1721, en estricto secreto. Por lo que Federico Augusto II se vio forzado a construir un edificio emblemático para la Iglesia Católica en Dresde.

Otro de los edificios de Dresde que hablan de un pasado glorioso es la Semperoper, la ópera del estado de Sajonia. El edificio está considerado una de las joyas de la arquitectura teatral del mundo y fue diseñado por el arquitecto Semper. El teatro fue destruido en 1945, pero fue reconstruido hasta el último detalle y reabierto en 1986.

Después de este recorrido por Dresde, tomaremos el almuerzo y seguiremos nuestro camino hacia Nuremberg, ciudad muy ligada a la historia del S.XX, por el macro-proceso que en ella se celebró, para juzgar a los líderes Nazis. Al llegar a Nuremberg, nos dirigiremos a nuestro hotel donde cenaremos y dormiremos.

Día 5: Nuremberg - Rothenburg Ob Der Tauber – Heidelberg. Una ruta de pueblos y casas medievales

RÉGIMEN Desayuno.Almuerzo.Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Núremberg
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en nuestro hotel de Nuremberg, saldremos a hacer una visita panorámica por el casco antiguo de la ciudad. Núremberg es una ciudad en la región de Franconia, en el estado de Baviera, a orillas del río Pegnitz, que, en el año 2016, tenía algo más de medio millón de habitantes. La ciudad aparece en los registros históricos por primera vez en el año 1050. Su casco histórico está rodeado por una muralla medieval de más de 5 km construida en 1325. Esta muralla era importante para garantizar la seguridad de la ciudad, ya que en ella desde 1424 hasta 1796 se custodiaban las reliquias y los símbolos y joyas imperiales. La ciudad de Núremberg es muy conocida, entre otras cosas, por su impresionante mercado navideño que, durante las cuatro semanas en que se realiza, es visitado por más de dos millones de personas de distintas partes del mundo. El nombre de Núremberg también se asocia a los juicios celebrados en la ciudad contra los Nazis al final de la Segunda Guerra Mundial.

En nuestra visita panorámica por Nuremberg visitaremos el Castillo Imperial medieval, levantado sobre una enorme roca en el norte de la ciudad. El castillo junto con las Murallas constituye uno de los sistemas militares medievales más considerables de Europa. El castillo aparece por primera vez en un documento en 1105. En la Segunda Guerra Mundial, el castillo fue dañado entre 1944-45. Después de la guerra, el castillo fue restaurado a su forma histórica.

En la llamada Casa de Durero, una casa burguesa construida en 1420, vivió y trabajó, a partir de 1509, durante casi 20 años, Alberto Durero, el artista más famoso del renacimiento alemán. El edificio es una imponente casa de entramado de madera, una de las pocas residencias burguesas de la época dorada de Nuremberg que no fue destruida, y la única residencia de artistas del siglo XV que quedó intacta en el norte de Europa. Después de su restauración, la casa –museo se inauguro el 27 de julio 2.012 y hoy en día, las habitaciones reflejan fielmente la época y la historia de la casa. Durante la visita, podremos ver cómo vivía el artista y conocer las técnicas de impresión históricas.

También podremos contemplar la Iglesia de San Sebaldo, construida en el Siglo XIII, la Iglesia de San Sebaldo es la más antigua de Nuremberg y constituye un excelente ejemplo de transición del arte románico a los estilos góticos alemanes. Durante la II Guerra Mundial la iglesia, como el resto del centro de la ciudad, fue destruida. Tras la guerra la iglesia fue restaurada y en 1957 San Sebaldo abrió nuevamente sus puertas al culto. El templo se encuentra muy cerca de la plaza del mercado y en él destacan sus excelentes vidrieras y las impresionantes obras de arte que podemos contemplar en su interior.

Después de la visita panorámica, saldremos hacia Rothenburg ob der Tauber, una ciudad del distrito de Ansbach en el Estado federado de Baviera. Hasta 1803, Rotemburgo fue una Ciudad Imperial Libre y hoy en día es una atracción turística de fama mundial por su bien conservado centro medieval, rodeado de murallas. Durante el tiempo libre que podremos disfrutar en Rotemburgo, podremos descubrir sus puertas, torres, ayuntamiento y estrechos pasadizos, incluyendo la preciosa Torre Markus, uno de los edificios más antiguos de la ciudad (s.XII).

Después de la visita, tomaremos el almuerzo y pondremos rumbo hacia Heidelberg, la ciudad universitaria más antigua de Alemania. Al llegar, nos registraremos en nuestro hotel, donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 6: Heidelberg - Estrasburgo – Friburgo. El sueño europeo

RÉGIMEN Desayuno. Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Heidelberg con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en el hotel, empezaremos una visita panorámica de la ciudad de Heidelberg, en la que conoceremos su maravilloso centro histórico. Heidelberg está situada en el valle del río Neckar, en el noroeste de Baden-Wurtemberg. Es famosa por su centro histórico y por sus instituciones de educación superior. La más famosa de ellas es la Universidad de Heidelberg, que fue fundada en 1386 y es una de las instituciones más antiguas en Europa y la Ciudad universitaria más antigua de Alemania, lo que ha hecho de ella un importante destino turístico. La presencia humana en la zona se remonta hasta 600.000 años, que es la antigüedad en la que se ha datado la mandíbula del hombre de Heidelberg, descubierta aquí en 1907. En el siglo V a. C., ya existía en Heidelberg una fortaleza celta y un lugar de culto y en el año 40 d. C. el ejército romano ocupó un fuerte y construyó campamentos permanentes, así como un puente de madera sobre el río. Los romanos permanecieron hasta el año 260 d. C., cuando el campamento fue conquistado por pueblos germánicos. Los orígenes de la moderna Heidelberg se remontan al siglo V. Heidelberg tiene en la actualidad unos 150 000 habitantes.

El centro histórico de Heidelberg fue reconstruido en estilo barroco durante el siglo XVIII, después de que, a finales del siglo XVII, las tropas de Luis XIV dejaran la ciudad reducida a cenizas. Durante la visita panorámica, también conoceremos el Castillo Palatino, que domina la ciudad. Está reconstruido solo parcialmente, pero a pesar de ello se le considera uno de los restos históricos más famosos de Alemania. En él se celebran espectáculos populares, como los Schlossfetspiele (festivales teatrales) y bailes como el Ball der Vampire (Baile de los vampiros). Dentro del Castillo se encuentra uno de los símbolos de Heidelberg, el Gran Tonel que con 7 m de ancho y 8,5 m de largo, puede llegar a contener 222.000 litros.

Después de la visita, continuaremos nuestro recorrido poniendo rumbo a Estrasburgo, capital y principal ciudad de Alsacia, en el este de Francia. La ciudad está situada en las márgenes del río Ill, donde se une al Rin en la frontera con Alemania. Al llegar podremos contratar una visita opcional que nos llevará a conocer, entre otros lugares, el centro histórico, que desde 1989 ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. A Pesar de su modernidad, que se debe al hecho de que Estrasburgo sea sede del Parlamento Europeo y del Consejo de Europa y una de las dos capitales europeas, la ciudad, sin embargo, ha sabido proteger la escala humana en torno a la catedral gótica y a un antiguo barrio conocido como la Petite France. En esta ciudad típicamente alsaciana se concentran todas las especialidades gastronómicas locales: foie-gras, vinos, chocolate y aguardiente.

El centro histórico de Estrasburgo está en una isla rodeada por las aguas fluviales de L'Ill. En este espacio se ubican diversos monumentos de interés, el principal de los cuales es la “Cathédrale de Notre-Dame” (Place de la Cathédrale). La construcción se inició a finales del siglo XI, pero no se terminó hasta 1439. Por ello, el coro es románico y la nave gótica, También conoceremos el Mercado de los Lechones. En la parte moderna de la ciudad conoceremos el barrio del gobierno, con los edificios del Parlamento de la UE. Una vez concluida la visita continuaremos nuestro itinerario hasta Friburgo. Al llegar iremos a nuestro hotel donde tomaremos la cena y dormiremos.

Día 7: Friburgo - Meersburg – Múnich. Ciudades medievales en pleno siglo XXI

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo .Cena.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Friburgo de Brisgovia
ALOJAMIENTO Hotel

Nada más desayunar, saldremos a realizar una visita panorámica por la ciudad. Friburgo de Brisgovia es una animada ciudad universitaria, perteneciente al estado de Baden Wurtemberg. La ciudad es famosa por su clima templado y por su casco antiguo medieval reconstruido, atravesado por arroyuelos pintorescos (bächle). En las montañas colindantes se encuentra el monte Schlossberg, conocido por sus rutas de senderismo y al que es posible llegar desde la ciudad en un funicular. Friburgo de Brisgovia cuenta con alrededor de 220.000 habitantes y su casco antiguo es visitado por tres millones de personas anualmente. Destaca por su carácter universitario y es considerada como capital alemana de la ecología. Friburgo fue fundada en 1120 por el duque Conrado de Zähringen que la dotó de privilegios municipales que acabaron convirtiendo a Friburgo en uno de los centros comerciales de la Selva Negra. Su vida comercial giraba en torno a la exportación de plata, lana y madera. Friburgo ha padecido en sus carnes los desastres de las muchas guerras que han asolado Europa durante los últimos 500 años. No obstante, en 1899 se matriculó en su universidad la primera mujer alemana que accedió a estudios superiores.

Durante el recorrido panorámico por la ciudad, conoceremos sus lugares más importantes. Entre ellos está el Nuevo Ayuntamiento, uno de los tres que posee la ciudad. El Ayuntamiento Nuevo es más viejo que el Ayuntamiento Antiguo, y también está el llamado “Gerichtslaube”, que es el ayuntamiento más antiguo de la ciudad. El Ayuntamiento Nuevo fue creado de la combinación de dos magníficas casas del Renacimiento, unidas a través de un bello y representativo portal de columnas. Después de varias modificaciones, el Ayuntamiento Nuevo recibió su aspecto actual a finales del siglo XIX. Grandes ventanas, balcones y miradores adornan el blanco edificio encalado desde entonces. El interior del Ayuntamiento Nuevo es También una verdadera joya. Laboriosas tallas de madera y adornos de estuco en los techos crean un romántico ambiente en las amplias habitaciones, que son el mejor escenario posible para la celebración de bodas.

la Plaza de los Agustinos, o Agustinerplatz, es una de las plazas centrales del casco antiguo de Friburgo, donde encontramos edificios emblemáticos como el Augustinermuseum, antiguo convento agustino y actualmente uno de los mejores museos de Friburgo. La plaza tiene numerosos bares con terrazas que otorgan a la ciudad, en épocas de buen tiempo, un ambiente mediterráneo. Muchas personas disfrutan en las escaleras de la plaza, así como del frescor de los famosos "Bächle", los pequeños canales que recorren muchas de las calles del centro histórico. Por detalles como este, Friburgo está considerada como la ciudad más cálida de Alemania.

La catedral de la ciudad, de estilo gótico, se erige en la céntrica plaza de Münsterplatz y su mayor atractivo es su imponente aguja de 116 metros y su animada plaza. Después de la visita, saldremos de Friburgo a través de la Selva Negra, región de frondosos bosques y profundos lagos, hacia Meersburg. Al llegar, tendremos tiempo libre en esta ciudad, situada a orillas del lago Constanza y perteneciente al estado federado de Baden Wurtemberg. La ciudad tiene un marcado carácter medieval, como muchas de las ciudades de la zona, y se eleva sobre el lago, lo que hace que el panorama del lago, con la orilla Suiza al frente, los Alpes detrás de ésta, y la ciudad de Constanza en el lado más cercano, sea un entorno único.

Después de dar un paseo por Meersburg, continuaremos nuestro camino hacia Munich y tomaremos el almuerzo en ruta. Múnich, capital de Baviera, fue fundada por monjes benedictinos en el siglo IX. Sin embargo, en la actualidad, la riqueza monumental de sus edificios, su activa vida cultural y el hecho de ser punto de partida para la realización de numerosas excursiones para conocer los paisajes bávaros, han convertido la ciudad en un centro de atracción para visitantes de todo el mundo. Por supuesto, sin olvidarnos de que aquí se celebra la Oktoberfest. Al llegar a Munich buscaremos nuestro hotel, en el que cenaremos y pasaremos la noche.

Día 8: Múnich. Una ciudad viva, una ciudad con historia

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Múnich
ALOJAMIENTO Hotel

Primero desayunaremos en el hotel, luego, saldremos para hacer una visita panorámica por la ciudad, en la que conoceremos sus puntos más importantes. El impresionante Ayuntamiento neogótico es uno de los edificios más hermosos y emblemáticos de la ciudad. Su fachada mide cien metros de largo y su torre alcanza los ochenta y cinco metros de altura. Su Glockenspiel (el quinto carillón más grande de Europa, con 43 campanas y 32 figuras.), suena todos los días a las 11:00, 12:00 y 17:00 horas (varía en función de la época). El carillón se complementa con dos pequeños escenarios en los que unos muñecos mecánicos representan, en la parte alta, las bodas del duque bávaro Guillermo V, en el año 1568, y, en la escena inferior, se hace la llamada “danza de los toneleros”, con el que la ciudad conmemora el acto que tuvo lugar en el año 1517 para celebrar el fin de la peste.

El Ayuntamiento y su Glockenspiel se encuentran en la Marienplatz, centro geográfico y social de Múnich. En sus orígenes, la plaza se llamaba Schrannen, pero se le cambió el nombre, a Plaza de Santa María, para pedir a la Virgen que protegiera a la ciudad de una epidemia de cólera. En Marienplatz se han celebrado, desde siempre, importantes actos públicos, tales como festejos, celebraciones, torneos y ejecuciones. Seguiremos caminando por la Maximilian strasse, la avenida más elegante de la ciudad, donde se encuentran los grandes de la moda internacional. Es una calle llena de vida y movimiento, no solo durante el día, sino también por la noche, cuando se llena de magníficos músicos callejeros.

Después de conocer el corazón de la ciudad de Munich, el itinerario nos lleva a la villa olímpica, rodeada de bellos jardines. Los edificios y estadios en los que se celebraron los Juegos Olímpicos de 1.972 fueron de lo más vanguardista en su momento y en la Villa Olímpica se siguen celebrando eventos deportivos. También veremos el edificio de la BMW, que se terminó en 1972, justo a tiempo para los Juegos Olímpicos. Fue declarado edificio histórico en 1999.

Por último, nos acercaremos a conocer la iglesia de San Pedro, en el centro de Múnich, el templo católico más antiguo de Alemania y uno de los principales iconos de la ciudad. Uno de los puntos de interés de la iglesia es su torre, de 56 metros de altura, a la que se puede subir y desde donde se puede disfrutar de una de las mejores vistas de la ciudad.

Al caer la noche podemos acercarnos a conocer alguna de las famosas cervecerías de Múnich, como por ejemplo la “Hofbrauhaus”, fundada en 1591. Después regresaremos al hotel donde pasaremos la noche.

Día 9: Múnich - Innsbruck. Un castillo de cuento de hadas

RÉGIMEN Desayuno. Cena
Transporte Autocar, minibús o van

Hoy, después de desayunar, tendremos tiempo libre hasta la hora indicada para salir en dirección hacia el sur del país, para visitar el Castillo de Neuschwanstein, junto a los Alpes Bávaros. El castillo de Neuschwanstein está situado en el estado federado de Baviera cerca de Füssen. Lo mandó construir el rey Luis II de Baviera, conocido como el del Rey Loco, en 1869, a semejanza de los castillos románicos del S.XIII. Su nombre original era Nuevo castillo de Hohenschwangau, en honor al castillo donde el rey pasó gran parte de su infancia. El castillo está decorado en su interior con pinturas que representan escenas de las leyendas alemanas que inspiraron a Wagner en la composición de sus óperas, también fue elegido por Walt Disney como modelo para el diseño del castillo de la Bella Durmiente de Disneyland.

El castillo es uno de los destinos turísticos preferidos en Alemania y recibe anualmente 1,4 millones de visitantes. En una época en la que las fortalezas ya no eran necesarias desde el punto de vista estratégico, el castillo nació en la imaginación de Luis II como una pura fantasía romántica de un castillo medieval idealizado. En su arquitectura, el castillo combina varios estilos arquitectónicos y en su interior se guardan piezas de artesanía fantásticas. Su diseño no es funcional, sino estético, siendo en buena medida el producto de la mente de un escenógrafo teatral y su decoración interior hace referencia, continuamente, a leyendas y personajes medievales como Tristán e Isolda o Fernando el Católico. Además, la fortaleza contiene una completa red de luz eléctrica, el primer teléfono móvil de la historia (con una cobertura de seis metros), una cocina que aprovechaba el calor siguiendo reglas elaboradas por Leonardo da Vinci y vistas a los paisajes de los Alpes Bávaros, incluyendo una cascada que el monarca podía contemplar desde su habitación.

Desde el Castillo de Neuschwanstein, proseguiremos nuestro camino hacia Innsbruck, una ciudad del oeste de Austria, capital del estado de Tirol, localizada en el valle del Eno. La ciudad es conocida internacionalmente por la práctica de deportes de invierno. El nombre de la ciudad viene de la fusión de dos palabras alemanas: Inn (el río Eno) y Bruck (puente). La primera vez que la localidad aparece en documentos históricos ("Insprucke"). es en el año 1187. Esta población era un importante punto de cruce del río Eno. En aquella época, la ruta a través del paso del Brennero llegó a ser la mayor vía de transporte y comunicaciones entre el norte y el sur y, al mismo tiempo, el camino más sencillo para atravesar los Alpes. Al convertirse en un lugar de paso, la ciudad empezó a generar ingresos que contribuyeron al desarrollo y a la prosperidad de la misma. Al llegar a Innsbruck, nos dirigiremos a nuestro hotel, donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 10: Innsbruck - Lago Achensee – Innsbruck. El romance entre el Tirol y los Alpes

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o vanTren a VaporFerry
Visitas Panorámica de Innsbruck Pintura Circular Gigante Innsbruck

Nada más terminar el desayuno, saldremos a realizar una excursión por el Tirol. En primer lugar, nos dirigiremos hacia a Achensee, para hacer un interesante recorrido en un tren de vapor. Tomaremos el almuerzo en esta bellísima región del Tirol, y, a continuación, haremos un crucero por el Lago Achensee, famoso por sus aguas color verde esmeralda y por ser el mayor lago natural de montaña del Tirol. El lago Achensee se encuentra a una altitud de 929 m sobre el nivel del mar y cubre un área de 6,8 km² con 9 km de largo, 1 km de ancho y más de 133 m de profundidad. El lago se formó por las morrenas del glaciar Inn y, en verano, reúne excelentes condiciones para la práctica de deportes náuticos (natación, vela, surf).

Después de esta inmersión en la naturaleza tirolesa, regresaremos a Innsbruck, donde haremos una Visita panorámica a la ciudad. Visitaremos: La Abadía de Wilten, una basílica considerada la iglesia rococó más bella del país. La basílica es la sede de los famosos niños cantores de Wilten. Según cuenta la historia, hace siglos, legionarios romanos adoraron aquí, en el antiguo “Veldidena”, una imagen única de la Virgen María. El hallazgo de los restos de una antigua iglesia del siglo V, encontrados debajo de la basílica, parecen confirmar esta leyenda.

Otro punto de interés en Innsbruck es El Tejadito de Oro una estructura localizada en la Ciudad Vieja, considerada como el símbolo más famoso de la ciudad, La estructura fue completada en 1500 y la techumbre fue decorada con 2.738 azulejos cobrizos dorados. El mirador conmemora la boda del emperador Maximiliano I con Blanca Maria Sforza. El edificio que alberga el Goldenes Dachl o Tejadito de oro, fue construido por el Archiduque Federico IV a principios del siglo XV como residencia del soberano del Tirol, pero El Goldenes Dachl, básicamente un balcón o mirador, fue mandado construir por el emperador Maximiliano I , para que sirviese como lugar donde el Emperador y su séquito pudieran sentarse y disfrutar de festivales, torneos y otros acontecimientos que se celebraban en la plaza.

Otro de los puntos de interés que conoceremos es la Maria-Theressian Strasse, una importante avenida en la que los habitantes de Innsbruck y los turistas pueden ir de compras, encontrarse con los amigos, sentarse en una de las muchas terrazas al aire libre de los cafés, admirar la magnífica arquitectura barroca de los edificios circundantes y saborear el ambiente de la ciudad.

Otro de los sitios de interés es la Columna de Santa Ana. Este monumento se encuentra en medio de la Calle María Teresa, la principal arteria comercial de Innsbruck. La Columna de Santa Ana, es una estatua de la virgen maría situada en todo lo alto de una columna de mármol rojo de estilo corintio y fue erigida para conmemorar la liberación de la ciudad el 26 de julio de 1703, el día de Santa Ana, que había estado ocupada por los ejércitos invasores de Baviera durante la Guerra de Sucesión Española. Incluso hoy en día, los sábados por la noche, se enciende una linterna en la parte superior, recordando una promesa de gratitud con más de 300 años de antigüedad.

También visitaremos uno de los símbolos más característicos de Innsbruck: la Pintura Gigantesca Circular. Se trata de una enorme pintura circular que cubre 360º , instalada en el museo Tirol Panorama. El gigantesco mural circular tiene más de 1.000 m2. La pintura, una tela pintada al oleo fechada en 1881, representa la 3ª batalla de Bergisel, el 13 de Agosto de 1809, entre las tropas napoleónicas francesas y los guerrilleros tiroleses comandados por Andreas Hofer, que lograron derrotar a los franceses.
Al caer la noche, si lo deseamos, podremos asistir a un espectáculo típico, donde podremos conocer el folclore popular del Tirol. Luego, volveremos al hotel, donde pasaremos la noche.

Día 11: Innsbruck - Rattenberg - Alpbach - Krimml – Salzburgo. Disfrutando de lo mejor de Austria

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar en el hotel saldemos para continuar nuestro recorrido por el Tirol y nos detendremos en dos de sus poblaciones más bonitas. La primera parada la haremos en Rattenberg, que, con una población estimada a principio del año 2018, de 411 habitantes y una superficie de 0,1 kilómetros cuadrados, es el pueblo más pequeño del Tirol, Austria.

En el pasado el pueblo sirvió de aduana en la frontera entre Baviera y Tirol. Rattenberg fue también un importante punto de tránsito para todo tipo de mercancías en el río Inn. Rattenberg fue parte de Baviera hasta 1504, cuando gracias al emperador Maximiliano I pasó a formar parte del imperio de los Habsburgo Hoy en día, el pequeño pueblo es conocido por su famosa industria del vidrio. Este pintoresco pueblo permanece casi sin cambios desde el siglo XVI. Al dar un paseo por sus antiguas calles sentiremos que estamos en la época medieval. Caminar a lo largo de la orilla del río Inn, y ver sus particulares casas, es algo que no nos podemos perder. Otra de las atracciones de Rattenberg es el Museo de San Agustín que ofrece exposiciones de arte regional y es uno de los museos más importantes de Tirol. En época de Navidad la ciudad se convierte en uno de los más bellos mercados navideños, con antorchas y velas, fuegos al aire libre, espectáculos de tradiciones de Adviento y música en vivo.

La segunda parada la haremos en Alpbach, situado a 1.000 metros de altitud en el Valle de su nombre. Esta población conserva sus tradiciones y ya en el pasado estuvo prácticamente aislada hasta 1926, en que se construyó una carretera, que la comunicaba con el resto del país. En Alpbach también disfrutaremos de tiempo libre en el que podremos comprender porque muchos consideran que este pueblo, con sus tradicionales edificios revestidos de madera y balcones llenos de flores es el más bonito de Austria,. Esta población también es celebre, por los numerosos eventos internacionales que se celebran en ella, Tales, como “El Foro Europeo de Alpbach”.

Después de terminar la visita de Alpbach, continuaremos nuestro recorrido, por una zona próxima a Salzburgo que nos llevará a las Cataratas Krimml, en el parque Hohe Tauern. Estas cataratas son las más altas de Europa Central (380 m.). Tomaremos el almuerzo y tendremos tiempo libre para contemplar la espectacular caída de sus varios saltos de agua en escalera, que hacen que su contemplación tenga algo de mágico.

A continuación seguiremos hacia Salzburgo. Al llegar nos registraremos en el hotel donde cenaremos y pasaremos la noche.

Día 12: Salzburgo. La ciudad en la que se unen arte y cultura

RÉGIMEN Desayuno y cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Salzburgo
ALOJAMIENTO Hotel

Una vez que hayamos terminado nuestro desayuno en el hotel, iniciaremos una visita panorámica de la ciudad barroca de Salzburgo, la cuarta ciudad más poblada de Austria. Su nombre le viene de las barcas que transportaban sal en el siglo VIII. Es conocida por ser la ciudad natal de Wolfgang Amadeus Mozart y por los festivales musicales que se celebran cada verano en la ciudad. Desde 1997, Salzburgo forma parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad. Arte, cultura y una historia incomparable se juntan en la ciudad para darle un carácter muy especial. Muchos de sus edificios barrocos, como, por ejemplo, la catedral son obra de arquitectos italianos, lo que contribuyó a darle a Salzburgo el apelativo de la “Roma del Norte”.

Empezaremos nuestra visita panorámica, visitando los jardines del Palacio de Mirabel. El Palacio es un edificio histórico, construido hacia 1606 fuera de las murallas de Salzburgo. En sus hermosos jardines, de planta geométrica, hay estatuas de temas mitológicos. Los jardines destacan por sus diseños de boj y son famosos porque en ellos se rodaron algunas escenas de la película “Sonrisas y lágrimas”. Veremos la Catedral barroca del siglo XVII, consagrada a san Ruperto, fundador de la ciudad. Una de las características más sobresalientes de la catedral es su cúpula y sus siete campanas, que son famosas por ser las que mejor suenan de todo el país, aunque solo las campanas llamadas Virgilio y María son originales. Cerca de la entrada, hay una pila románica de bronce. En ella fue bautizado Mozart, quien, más tarde, se convertiría en el organista de la catedral desde 1779 hasta 1781.

Pasearemos por el centro histórico (peatonal), con la Getreidegasse, la casa donde nació Mozart el 27 de enero de 1756 y veremos, también, la plaza de la Residencia, una suntuosa explanada, situada entre las residencias arzobispales, en pleno corazón del centro histórico de Salzburgo.
Terminada la visita panorámica, tendremos la posibilidad de contratar una excursión opcional a las Minas de Sal de Berchtesgaden, importante fuente de ingresos para la región desde 1517 y que aún siguen activas y al Palacio de Hellbrun, originalmente construido, en 1612, como residencia de verano para los arzobispos de Salzburgo, y que es famoso por los espectaculares juegos de agua de sus fuentes. Todavía tenemos una segunda posibilidad: otra excursión optativa en la que conoceremos una de las grandes construcciones mandadas realizar por Luis II de Baviera que, fascinado por el esplendor de la corte de Luis XIV de Francia, se quiso construir su propio Versalles en una isla sobre el Lago Chiem, un lago de agua de deshielo en Baviera y al que, frecuentemente, se le llama el mar de Baviera.

Terminado el día, volveremos a nuestro hotel en Salzburgo para cenar y gozar de una noche de descanso.

Día 13: Salzburgo - Región de los Lagos – Viena. Entre lagos y montañas

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Región de los Lagos de Salzburgo
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tendremos que despedirnos de Salzburgo para continuar nuestro recorrido por Austria. Así pues, nada más desayunar, saldremos hacia la región de los lagos austriacos. Haremos nuestra primera parada en Sankt Wolfgang, donde tendremos tiempo libre para disfrutar de la belleza de sus alrededores. Situada al pie de la montaña Schafberg y junto al lago de su mismo nombre, es un lugar ideal para las vacaciones, que se pueden disfrutar durante todo el año: en invierno con los deportes de nieve y en verano, disfrutando de las tranquilas aguas del lago. Además, tendremos ocasión de conocer el hermoso pueblo y su iglesia, del siglo X.

Continuaremos a Hallstat, (la joya del Salzkammergut), rodeada de altas montañas y junto al Lago Hallstäter. Este es uno de los lugares más hermosos de Austria, que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Después de almorzar, tendremos tiempo libre para pasear por sus estrechas calles alpinas del siglo XVI, que tienen cafeterías y tiendas y que trepan por la falda de la montaña hasta la plaza principal. Hallstat se lo debe todo a la sal, hasta su nombre, ya que tiene ricos depósitos que han sido explotados desde la prehistoria y que han sido la base de la prosperidad de esta región hasta mediados del siglo XX.

Luego, nos detendremos en Traunkirchen. Este pequeño, pero hermoso pueblo está situado sobre una península del lago Traunsee y dominado por el pico de Traunstein, con una altura de 1.691 metros. Este lugar tiene todo lo que podríamos esperar: una bonita iglesia, un lago, colinas y montañas.

Continuaremos a Viena, donde nos dirigiremos al hotel. Después de dejar nuestras cosas en la habitación y ponernos cómodos, cenaremos y nos retiraremos a descansar.

Día 14: Viena. La capital de un imperio

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Viena
ALOJAMIENTO Hotel

Empezaremos este nuevo día con un desayuno en el hotel. A continuación, saldremos a conocer la capital austriaca mediante una interesante visita panorámica. Viena, la capital de Austria, tuvo a los celtas, cinco siglos antes de Cristo, como sus primeros pobladores. Más tarde, en el siglo I a.C., los romanos la incorporaron a su imperio y le dieron el nombre de Vindobona (ciudad blanca) y, en el año 881, encontramos, por primera vez, el nombre de Viena. Durante la II Guerra Mundial fue semidestruida por los bombardeos aliados y, al acabar la guerra, la ciudad quedó dividida en cuatro sectores, gobernados por cada una de las potencias vencedoras hasta que, en 1955, las cuatro potencias dejaron la ciudad y Austria, por fin, alcanzó su independencia definitiva.

A lo largo de nuestra visita, veremos la Ringstrasse, la avenida más importante de la ciudad, construida en el lugar donde estaba la antigua muralla. En esta avenida están los edificios más famosos de Viena, como, por ejemplo, el Parlamento, que es el edificio más emblemático de la avenida. Este enorme edificio neoclásico se empezó a construir en 1874 y se finalizó diez años después. La Ópera de Viena es la compañía de ópera más importante y conocida a nivel mundial, además de constituir el centro neurálgico de la vida musical vienesa.

Conoceremos la majestuosa Iglesia Votiva del Divino Salvador, una de las construcciones religiosas de estilo neogótico más importantes del mundo. Una de sus principales características externas son sus dos imponentes torres gemelas, de 99 metros, con forma de aguja. Las obras para la construcción de la iglesia comenzaron en 1853 y su inauguración se produjo en 1879. Nos acercaremos a los Museos de Historia del Arte y de la Historia Natural. Veremos el Ayuntamiento, construido entre 1872 y 1883, el edificio neogótico civil más importante de Viena. Su torre mide casi noventa y ocho metros y sobre ella se encuentra “el hombre de hierro”, de casi tres metros y medio de alto, que sostiene un estandarte de seis metros y que se ha convertido en uno de los emblemas de la ciudad. También nos acercaremos a la Bolsa, la más antigua de las bolsas de valores del mundo, fundada, en 1771, durante el reino de María Teresa de Austria.

Nuestra visita nos llevará a pasear por la zona peatonal de la ciudad, que se encuentra en torno a la Catedral de San Esteban, el símbolo religioso más importante de Viena. La Catedral se levantó sobre las ruinas de una antigua iglesia románica, de 1147, dedicada ya a San Esteban, pero del antiguo templo sólo se conservan la Puerta de los Gigantes y las Torres de los Paganos. La catedral está rematada por una gran torre gótica con forma de aguja. Tiene una altura de ciento treinta y siete metros y puede verse desde diferentes lugares de la ciudad. En la parte de atrás de la catedral se puede ver el Tejado de los Azulejos, formado por más de 250.000 azulejos que tuvieron que ser restaurados tras quedar seriamente dañados durante la II Guerra Mundial y en la parte derecha del templo hay una entrada llamada Puerta de los Cantores, que no podía ser utilizada por las mujeres.

Recorreremos los patios del Palacio Imperial de Hofbrurg, la calle Kartner y el Graben con la columna de la peste.

Después de esta visita, almorzaremos y tendremos toda la tarde libre. No obstante, en caso de que nos apetezca, podremos contratar una visita opcional para conocer la Ópera, un teatro de estilo renacentista, que fue el primer edificio que se terminó en la Ringstrasse y fue inaugurado, en 1869, con una obra de Mozart, D. Giovanni. Durante nuestro recorrido, veremos el hall de entrada y subiremos por la escalera principal, pasando por espléndidas salas (el Salón del Té, en el que Francisco José descansaba durante los entreactos, la Sala de Mármol, la Sala Gustav Maler, etc.) hasta llegar al auditorio con espacio para 2.800 personas. Más tarde, visitaremos el Palacio de Schönbrunn, residencia de verano de la familia imperial, llamado el Versalles vienés. En 1966, el palacio y sus jardines, fueron proclamados Patrimonio de la Humanidad. En este magnífico edificio residieron, entre otros, Francisco José y Sissí y, además, sirvió de escenario al Tratado de Viena y al encuentro entre Kennedy y Krushev durante la época de la guerra fría. Algunas de las estancias más llamativas del palacio son la Gran Galería, utilizada para celebrar los banquetes imperiales, el Salón Chino Circular, utilizado por Maria Teresa para mantener conversaciones privadas con su canciller, el Salón del Desayuno, o el Salón Chino Azul, en el que abdicó Carlos I.

Terminadas nuestras visitas, tendremos el resto de la tarde libre y, ya por la noche, si lo deseamos, podremos asistir, opcionalmente, a un concierto vienés, en el que se interpretará música tradicional europea, en la que no pueden faltar algunos de los valses más famosos. Terminado el concierto, iremos al hotel a dormir.

Día 15: Viena – España. Adiós con el corazón

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Es hora de despedirnos de Austria y de su capital. Así pues, cuando terminemos de desayunar, será el momento de recoger todas nuestras cosas. Aún tendremos algo de tiempo libre, hasta que nos recojan para llevarnos al aeropuerto, para dar un último paseo por la capital o realizar esas compras de última hora.

Hagamos lo que hagamos, a la hora que nos hayan citado de antemano, estaremos listos para salir hacia el aeropuerto, desde donde volaremos a casa. Hemos disfrutado de unos días llenos de experiencias increíbles y en los que hemos visto lugares y paisajes dignos de un cuento de hadas. Nos vamos con cierta pena, pero, al mismo tiempo, con el alma llena.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Austria Trend Salzburg West
Salzburg

Austria Trend Salzburg West

Holiday Inn Berlin City East - Landsberger Allee
Berlín

Holiday Inn Berlin City East - Landsberger Allee

Park Inn By Radisson Berlin Alexanderplatz
Berlín

Park Inn By Radisson Berlin Alexanderplatz

Best Western Transmar Travel Hotel
Bayreuth

Best Western Transmar Travel Hotel

Congress Mercure Nuernberg an der Messe
Nuremberg

Congress Mercure Nuernberg an der Messe

Premier Inn Heidelberg City Zentrum
Heidelberg

Premier Inn Heidelberg City Zentrum

NH Hirschberg Heidelberg
Hirschberg

NH Hirschberg Heidelberg

Staycity Aparthotels - Heidelberg
Heidelberg

Staycity Aparthotels - Heidelberg

Leonardo Hotel Heidelberg
Heidelberg

Leonardo Hotel Heidelberg

Leonardo Munich Arabellapark
Múnich

Leonardo Munich Arabellapark

Holiday Inn Express Munich - East
Múnich

Holiday Inn Express Munich - East