Viaje a Polonia: Circuito Lo mejor de Polonia Semana Santa

Duración 8 día/s, 7 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Circuito: Lo mejor de Polonia Semana Santa
DURACIÓN: 8 día/s, 7 noche/s
Completo
Descubre todo lo que Polonia puede ofrecer

Al este de Europa se encuentra Polonia, una gran nación en todos los sentidos. Grande por su tamaño y, sobre todo, grande por su historia y por la valentía de su pueblo. Este circuito único te dará la oportunidad de explorar algunos de los rincones donde se forjó la historia del Viejo Continente, así como de conocer sus ciudades, sus pueblos y sus insólitos paisajes. Polonia te está esperando, ¡adelante!

Itinerario

Día 1: España – Cracovia. Hacia la ciudad del Vístula

RÉGIMEN Cena.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Por fin ha llegado el momento de emprender nuestro viaje a Polonia. Antes de salir hacia el aeropuerto, en el que debemos estar un par de horas antes de la salida de nuestro vuelo, es hora de comprobar que llevamos con nosotros todo lo necesario. En el aeropuerto ya sabemos lo que toca: facturación de equipaje, controles de seguridad, espera en la puerta de embarque… Pero nada de esto nos importa. Solo pensamos en las horas que nos separan de nuestro primer destino, la ciudad de Cracovia, considerada el centro de la vida artística y cultural del país.

El tiempo del vuelo se nos pasará rápidamente repasando nuestro itinerario y echando otro vistazo a nuestros cuadernos de viaje. Cuando lleguemos, nos estarán esperando, nos darán la bienvenida y, a continuación, iremos al hotel, donde nos registraremos convenientemente y dejaremos nuestras cosas en la habitación. A partir de este momento, tendremos el resto del día libre para hacer lo que queramos, desde salir a dar nuestros primeros pasos por la ciudad, hasta quedarnos a descansar en las instalaciones del hotel. Por la tarde, regresaremos al hotel para pasar la noche, pero antes nos reuniremos en la recepción con nuestro guía .

Día 2: Cracovia. Capital europea de la cultura

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Crackovia
ALOJAMIENTO Hotel

Es importante que hoy tomemos un suculento y nutritivo desayuno en nuestro hotel porque nos esperan muchas visitas y experiencias inolvidables. Cuando terminemos y, a la hora prevista, nos pasarán a recoger con el fin de hacer una visita panorámica de la ciudad. Cracovia es una de las ciudades más grandes e interesantes del país. Está junto al río Vístula y tiene una población cercana a los setecientos setenta mil habitantes. A lo largo de la historia, Cracovia ha sido la capital de Polonia y, hoy en día, es una ciudad que recibe, cada año, más de ocho millones de visitantes. En 1978, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad y, en el año 2000, fue Capital Europea de la Cultura.

Iniciaremos nuestra visita panorámica por la Plaza del Mercado, la más emblemática, no solo de Cracovia, sino de toda Polonia. Está en pleno centro, en la parte antigua de la ciudad. Es del siglo XIII y se trata de la plaza medieval más grande de Europa. Podremos encontrar edificios tan interesantes como la basílica de Sta. María, de estilo gótico; la Torre del Ayuntamiento, que es lo único que se conserva del antiguo consistorio, que se derribó, en 1820, para construir la plaza; el famoso Mercado o Lonja de Paños, en pleno centro de la plaza, un hermoso edificio renacentista, que junta elementos de diferentes épocas y que es uno de los iconos más reconocibles de la ciudad; el Barrio Judío, donde, ya en el siglo XV, se instaló una importante comunidad judía y que, antes de la II Guerra Mundial contaba con unas sesenta mil personas; la Universidad Jagelónica, donde estudió Copérnico y que ostenta el número uno del Times Higher Education Supplement como la mejor universidad en Polonia; la Colina Wawel, en el lado izquierdo del Vístula. Tiene una altura de 228 metros y es un lugar de gran importancia para los polacos; el Castillo Real, edificado sobre la colina de Wawel, que tiene varias estructuras en su interior, alrededor de un patio central. Y, por último, la Catedral de Wawel, cuyo nombre completo es catedral Basílica de San Estanislao y San Wenceslao, es el santuario nacional de Polonia. Es de estilo gótico y el rey Vladislao I el Breve fue el primer monarca coronado y enterrado en esta catedral.

Si nos interesa, podremos contratar una excursión opcional a Wieliczka para visitar las minas de sal. Estas curiosas e interesantes minas han estado explotadas, sin interrupción, desde el siglo XIII, y todavía hoy en día siguen produciendo sal de mesa. Tienen una profundidad de 327 metros y una longitud de más de trescientos kilómetros. Reciben el sobrenombre de "la catedral subterránea de la sal de Polonia". El recorrido turístico de las minas es de tres kilómetros y medio y, a lo largo de sus galerías, podremos ver cámaras y capillas excavadas en la sal, un lago subterráneo y exposiciones que ilustran la historia de la minería de la sal. Se calcula que, cada año, recibe unas ochocientas mil visitas. Durante la Segunda Guerra Mundial, las minas sirvieron de almacén a los alemanes. En 1978 las minas de sal de Wieliczka fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Después de un almuerzo, incluido en las actividades del día, tendremos la tarde libre para pasear, descansar o visitar algún lugar que nos resulte especialmente interesante. Ya por la noche, tendremos ocasión de hacer un tour opcional para conocer la Plaza de los Héroes del Gueto, el exterior de la fábrica de Óscar Schindler, el Barrio de Podloze y el Barrio Judío donde disfrutaremos de una cena (incluida en el tour) y de un concierto de Música Judía Tradicional en un restaurante de Kazimierz, un barrio histórico de la ciudad, famoso por haber sido el centro de la comunidad hebrea, desde el siglo XIV hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Terminadas todas las interesantes actividades del día, nos iremos al hotel para pasar la noche.

Día 3: Cracovia – Auschwitz – Wroclaw. Al encuentro del horror de Auschwitz

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita de Auschwitz-Birkenau
ALOJAMIENTO Hotel

Nos despediremos de Cracovia y saldremos camino de Auschwitz-Birkenau en cuanto terminemos de desayunar. Este antiguo campo de concentración, es testimonio de la tragedia humana que representó la muerte de cientos de miles de personas. Auschwitz-Birkenau era un complejo formado por varios campos de concentración y exterminio durante la II Guerra Mundial. Está situado a, aproximadamente, cuarenta y tres kilómetros al oeste de Cracovia y fue, sin lugar a dudas, el mayor centro de exterminio de la historia del nazismo. Se calcula que fueron enviadas allí cerca de un millón trescientas mil personas, de las que murieron un millón cien mil, la gran mayoría judíos, pero también prisioneros de guerra y disidentes del régimen. En la puerta de entrada de Auschwitz I, hay un letrero, que dice en alemán: Arbeit macht frei, que significa el trabajo te hará libre.

Estuvo en funcionamiento desde el 20 de mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945. En 1947, se abrió el Museo Estatal Auschwitz-Birkenau. Es un lugar que, desde luego, no nos dejará indiferentes, en el que los visitantes guardan un respetuoso silencio, sobrecogidos por las tragedias que allí vivieron tantos hombres, mujeres y niños. En este complejo, hubo tres campos de concentración principales: Auschwitz I, el campo original, que era el centro administrativo para todo el complejo. En este campo murieron cerca de 70.000 intelectuales polacos y prisioneros de guerra soviéticos; Auschwitz II (Birkenau), lugar de exterminio en el que perdieron la vida gran parte del millón de víctimas del campo. Aquí estaban las mujeres: y Auschwitz III (Buna-Monowitz), que se usaba como campo de trabajo esclavo. Los campos de concentración estaban administrados por las SS, bajo el mando de Heinrich Himmler. Auschwitz era una población cercana a Katowice, en la unión de los ríos Vístula y Sola, en la Alta Silesia. El campo de concentración fue, en principio, un lugar de tránsito para someter a la población polaca que debía ser utilizada como mano de obra semi esclava. El 27 de abril de 1940, Himmler decidió crear el campo de concentración, cuyo primer comandante fue Rudolf Höss, ejecutado en 1947 enfrente de la entrada del crematorio de Auschwitz I. El 14 de junio de 1940 llegaron a Auschwitz los primeros 728 prisioneros, que fueron políticos polacos.

En Auschwitz sirvieron casi seis mil quinientos miembros de las SS, de los que la mayoría sobrevivieron a la guerra. En 1942 llegaron las primeras mujeres prisioneras, que fueron trasladadas a Auschwitz Birkenau. El 17 de enero de 1945, ante la llegada de los soviéticos, los nazis iniciaron la evacuación de Auschwitz. Los prisioneros que estaban demasiado débiles para caminar, quedaron atrás. En enero de 1945, las tropas soviéticas entraron a Auschwitz y liberaron a los casi siete mil seiscientos prisioneros que quedaban. Durante los años que estuvo funcionando el campo, intentaron escapar cerca de 700 prisioneros, de los cuales solo 300 lo lograron. La pena aplicada por intento de fuga era, generalmente, la muerte por inanición, y sus familias eran arrestadas e internadas en Auschwitz como advertencia a otros prisioneros. El número total de muertes producidas en Auschwitz está todavía en debate, pero se estima que entre un millón y un millón quinientas mil personas fueron exterminadas allí.

El Museo, creado en 1947, es un lugar conmovedor en el que se exhiben, desde zapatos, hasta objetos personales de los prisioneros y pelo. Su visita nos emocionará y nos hará recordar a los cientos de miles de personas que murieron allí por el solo crimen de ser diferentes o comulgar con una religión diferente. Todavía conmovidos por todo lo que hemos visto, iremos a almorzar (incluido en el programa) y, después, continuaremos a Wroclaw, nombre polaco de Breslavia, al oeste del país, junto al río Óder. Es la tercera ciudad de Polonia y se la llama “La ciudad de los cien puentes”. Cuando lleguemos, nos llevarán al hotel donde tomaremos una buena cena, incluida en el programa del día, y nos retiraremos a nuestras habitaciones para gozar de una tranquila noche de descanso.

Día 4: Wroclaw – Poznan. De la ciudad de los cien puentes a la cuna de la nación

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Wroclaw
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestra primera actividad del día, será tomar un buen desayuno en el hotel y, cuando terminemos, emprenderemos una interesante visita panorámica del casco antiguo de la ciudad. Wroclaw, o Breslavia nació en el siglo X, cuando el rey Vratislav construyó aquí un castillo, que, en el año 1241 sirvió de refugio a la población ante la invasión de los mongoles, que no pudieron tomarlo.

Wroclaw, situada al sudoeste de Polonia, es la capital económica, cultural e intelectual de la Baja Silesia. Está situada a los pies de los Sudetes y a orillas del río Óder, y se extiende, a lo largo de un entramado de canales y afluentes del río, por doce islas unidas por 120 puentes y que dan a la ciudad una curiosa imagen insular.

Empezaremos nuestro recorrido del casco antiguo por la Universidad, uno de los mejores ejemplos de estilo barroco de Polonia. Tiene, aproximadamente, treinta mil estudiantes y es una de las más antiguas de Europa Central. Pasaremos por la Plaza del Mercado, el corazón de la ciudad. Es rectangular y tiene unas dimensiones enormes (173 por 208 metros). Fue reconstruida tras la invasión tártara en el siglo XIII y está rodeada por hermosas casas renacentistas, góticas y barrocas. La que más llama la atención es la casa de Hansel y Gretel o la casa de los grifos, con animales en la fachada superior y un magnifico pórtico. En la Plaza del Mercado está, así mismo, el hermoso edificio gótico del Ayuntamiento, un edificio de gran belleza en el que destaca la fachada oriental, de 1500, la fachada meridional y la torre del año 1559. El edificio fue construido a principios del siglo XIV con sucesivas ampliaciones, hasta el siglo XVI, época en la que fue decorado con esculturas de piedra. Posee, también, un gran reloj astronómico.

Conoceremos la Isla de la Arena, una de las pequeñas islas que forman la ciudad, en la que hay un conjunto de interesantes edificios históricos, como, por ejemplo, la iglesia ortodoxa Santa Ana, el edificio de la biblioteca de la Universidad y una iglesia de estilo gótico. También veremos la Catedral de San Juan Bautista, una mezcla de estilos, que fue casi destruida por los alemanes que la convirtieron en un arsenal, que estalló. Su reconstrucción, entre los años 1946 y 1951, le dio su aspecto actual. Posee una hermosa portada gótica con esculturas, que da paso a un interior con tres largas naves sobre pilares y un estrecho crucero. Destacan dos capillas, una dedicada a la Virgen y la otra dedicada a Santa Isabel. El altar mayor está decorado con un tríptico del gótico tardío. Llaman la atención las pequeñas figuras de enanos, representando diferentes oficios y en diversas posturas, que hay por toda la ciudad en las esquinas y los alfeizares.

Concluida la visita panorámica, tendremos tiempo libre hasta la hora de comer (la comida estará incluida en el programa). Más tarde, continuaremos viaje hacia Poznan, cuna de la nación polaca, siendo, en el pasado, la capital del estado y la residencia de los monarcas polacos. Poznan está a orillas del río Varta, en el oeste del país y son famosas sus universidades. En esta ciudad, tendremos tiempo libre para pasear por su casco antiguo y admirar sus edificios de estilo renacentista en la Plaza del Mercado; el Ayuntamiento, monumento recordatorio de la Primavera del 56, donde se encuentra el Museo Histórico, con interesantes exposiciones sobre la historia de la ciudad y cuyo reloj tiene unos cabritos mecánicos que, todos los días, a mediodía, protagonizan una divertida pelea; la estupenda iglesia de los jesuitas, o el exterior de la catedral, que está en una isla llamada Ostrów Tumski, etc.

Acabado nuestro paseo por la ciudad, será hora de volver a nuestro hotel, donde cenaremos (incluida en el programa) y pasaremos la noche.

Día 5: Poznan - Torun – Gdansk. Nos esperan la ciudad de Copérnico y el Báltico

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

En cuanto terminemos de desayunar en el hotel de Poznan, diremos adiós a esta ciudad y nos encaminaremos a la ciudad de Torun, sin duda una de las más bonitas de Europa. Es una ciudad medieval, en el norte de Polonia, junto al río Vístula. Tendremos tiempo libre para conocer la ciudad donde nació Nicolás Copérnico y movernos, a nuestro antojo, por su magnífico casco histórico, que se salvó de la destrucción en la Segunda Guerra Mundial y que, desde 1997, forma parte de las ciudades Patrimonio de la Humanidad. Actualmente, Torun es una de las ciudades que más edificios medievales conserva de toda Polonia. Si a esto le añadimos que conserva parte de las murallas, tenemos una ciudad preciosa y perfecta para recorrer en unas horas. Torun tiene más de 300 monumentos inscritos en la historia del arte de Europa y la estructura de la Plaza Mayor y las calles que hay a su alrededor sigue siendo la misma desde hace setecientos años.

Podemos aprovechar nuestro tiempo libre para conocer lugares como, por ejemplo, el Ayuntamiento gótico, situado en la Plaza del casco antiguo. El edificio, que podemos ver hoy en día, fue construido a finales del siglo XIV. Vale la pena subir a su torre porque, desde arriba, tendremos unas vistas espectaculares de todo el Casco Viejo y del resto de los edificios que hay en la plaza; la Corte de Artus, un centro cultural, construido entre 1889 y 1891, de estilo neorrenacentista holandés. La fachada tiene tres plantas construidas con ladrillo rojo. En la actualidad, la planta baja está destinada a fines comerciales y en el resto, está el Centro de Cultura de la Casa de la Corte de Artus.

No debemos perdernos la casa en la que se cree que nació Nicolás Copérnico en 1473, construida en estilo gótico, entre los siglos XIV y XV y el monumento en su honor, en la Plaza del Mercado, hecho de bronce y con una altura de 2,6 metros. La estatua de este astrónomo, que fue el primero en formular la teoría heliocéntrica, es una de las imágenes más conocidas de la ciudad polaca. También es una buena idea visitar la curiosa Torre Inclinada, una torre medieval, llamada así porque la parte de arriba de la torre está desplazada metro y medio desde donde debería estar si la torre estuviera perfectamente vertical.

A la hora que nos hayan citado, iremos a comer (almuerzo incluido en el programa) y, una vez que hayamos terminado, seguiremos camino de Gdansk, en la costa del mar Báltico, una preciosa ciudad, sumamente importante en el contexto de nuestra historia, debido a que fue el punto de arranque de la II Guerra Mundial.

Cuando lleguemos, nos dirigiremos al hotel y, después de registrarnos y tomar posesión de nuestras habitaciones, cenaremos (cena incluida en nuestro programa) y nos retiraremos a pasar la noche.

Día 6: Gdansk. Conociendo la capital mundial del ámbar

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo. Cena
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica Gdansk
ALOJAMIENTO Hotel

Antes de salir del hotel para hacer una interesante visita panorámica de la ciudad, tomaremos un buen desayuno para estar en forma y afrontar, con energía, el programa que tenemos para esta jornada, en la que visitaremos los lugares y monumentos más significativos de esta ciudad báltica de Gdansk.

A lo largo de nuestra visita, conoceremos las antiguas fortificaciones; la Puerta Alta, que era la entrada principal de la ciudad y, al mismo tiempo, una construcción defensiva. Sobre los escudos de piedra de la Puerta Alta, hay cuatro figuras de leones. Durante casi trescientos años, la puerta mantuvo su forma original. Veremos la Torre de la Cárcel y la Casa de las torturas, un edificio construido en el siglo XVI para llevar a cabo las ejecuciones públicas. Junto a ella, encontraremos la torre de la prisión que hasta la segunda mitad del siglo XVI servía de instalación militar para defender el acceso a la ciudad. Entre los siglos XVII-XIX sirvió como prisión municipal. Esta torre es ahora el museo del ámbar.

Pasaremos por la Puerta Dorada, uno de los extremos de la Calle Larga. La calle Dluga (calle larga), la más turística del casco antiguo, se extiende entre dos emblemáticas puertas: la Puerta Dorada y la Puerta Verde. Lo mejor de Gdansk está en esta calle, que es la seña de identidad de la ciudad, la considerada como Ruta Real, puesto que por ella desfilaron muchos de los distintos monarcas que ha tenido Polonia a lo largo de su Historia. Comienza en la Puerta de Oro, torreón medieval convertido ahora en un entretenido museo del ámbar, y termina en la Puerta Verde, llamada así por el puente que tiene a sus espaldas. De un extremo a otro de la calle, surge una hilera de hermosas casas de la nobleza de la ciudad, edificadas con diferentes estilos, como el manierismo, el barroco y el rococó, entre otros. Son casas de fachadas preciosas y coloridas, con una serie de detalles que las hacen diferentes.

Veremos el Ayuntamiento, donde se entremezcla el gótico con el renacimiento, y que está rematado por una torre de 82 metros de altura que domina la ciudad. El que fuera cuartel general de las tropas soviéticas en 1945 alberga hoy el Centro Cultural de Gdansk. Seguiremos por el Mercado largo y la espléndida Corte de Artus. Dentro, las paredes están cubiertas con grandes pinturas. En la actualidad, la Corte de Artus es una parte de Museo de la Historia de Gdansk. A continuación, conoceremos la fuente de Neptuno, construida delante de la Casa Señorial de Artus; la Torre de la Basílica de Santa María, que para subir hay que ascender 405 escalones. Desde lo alto, hay una magnífica vista de la ciudad.

Para terminar las actividades de la mañana, veremos los Astilleros de Gdansk, el lugar donde nació, en 1980, el movimiento Solidaridad liderado por Lech Walesa y precursor de la caída del comunismo en la Europa del Este.

Después del almuerzo, que está incluido en el programa del día, tendremos la tarde libre para que podamos seguir conociendo los mil rincones que encierra esta hermosa ciudad, mientras paseamos por sus calles llenas de acogedores cafeterías y comercios, en los que el ámbar destaca claramente, ya que no debemos olvidar que Gdańsk es la capital del ámbar. Terminado nuestro recorrido por esta hermosa ciudad, volveremos al hotel para cenar (cena incluida en el programa) y pasar la noche.

Día 7: Gdansk –Varsovia. “La ciudad Phenix”

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Varsovia
ALOJAMIENTO Hotel

Empezaremos el día, tomando nuestro último desayuno en la ciudad de Gdansk. Luego la dejaremos atrás para dirigirnos a Varsovia, la capital de Polonia, desde 1596, y su ciudad más grande. Tiene más de un millón setecientos mil habitantes. La historia de la ciudad se remonta a finales del siglo XIII. Varsovia fue considerada una de las ciudades más hermosas del mundo hasta la II Guerra Mundial. La ciudad resistió, a pesar de los bombardeos que sufrió en 1939. Las deportaciones de la población judía a los campos de concentración dieron lugar, en 1943, al levantamiento del gueto de Varsovia y a su destrucción después de un mes de lucha. Una revuelta general en Varsovia entre agosto y octubre de 1944, provocó una tremenda devastación, que dejó en ruinas más del ochenta y cinco por ciento de sus edificios. Debido a su total reconstrucción, terminada la guerra, Varsovia adquirió el título de "Ciudad Phoenix". El Centro histórico de Varsovia, la parte más antigua de la ciudad y también la principal atracción turística, fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980. Además, Varsovia es conocida internacionalmente por haber dado su nombre al Pacto de Varsovia, a la Convención de Varsovia y al Tratado de Varsovia.

Cuando lleguemos a la capital, primero almorzaremos (comida incluida en el programa) y, después, iniciaremos una visita panorámica de la ciudad vieja. Conoceremos la Ruta Real, un famoso y prestigioso paseo histórico, que, desde el siglo XVI, ha sido utilizado por los reyes de Polonia para trasladarse desde su residencia oficial, el Castillo Real, en el barrio viejo, a sus residencias veraniegas, que entonces estaban en las afueras de la ciudad. La Ruta Real, hoy en día, está dentro de la ciudad y pasa por varias calles y avenidas y sirve, principalmente, como foco turístico y comercial de la capital. A lo largo de su recorrido, encontraremos construcciones representativas de las diferentes etapas de la historia de la ciudad, como, por ejemplo, edificios espléndidos, palacetes elegantes y monumentos históricos dignos de visitar.

Veremos los Monumentos del Gueto y de la Insurrección, construidos en recuerdo a los últimos héroes de la insurrección. Incluso, hay una ruta, marcada en el suelo, que nos permitirá seguir los límites del perímetro donde estaba situado. Además, hay una exposición fotográfica. El monumento tiene la forma de un gran bloque, construido en piedra y en el que se ve un grupo de figuras que salen desde el centro. El monumento representa la rebeldía heroica del Levantamiento del Gueto en 1943, que no fue planeado como una apuesta por la libertad, sino como una forma honorable de morir. El Levantamiento duró un mes. Los relieves del monumento representan a hombres, mujeres y niños que luchan por huir de las llamas, junto con una procesión de judíos que son conducidos al campo de exterminio, mientras son amenazados por las bayonetas nazis.

Conoceremos la Tumba del Soldado Desconocido, un emotivo monumento que rinde homenaje a las personas que fallecieron luchando por su país. El monumento, de 1925, se construyó para enterrar los restos de un soldado desconocido, que falleció en la guerra entre Polonia y Ucrania (1918-1919). Junto a los restos del soldado, encontraremos recipientes que contienen tierra de catorce diferentes campos de batalla.

Continuaremos nuestro recorrido de la ciudad, con el Monumento a Chopin, una gran estatua de bronce de Frédéric Chopin en la parte alta del Parque Royal Baths, también conocido como Parque Łazienki, el parque público más grande de Varsovia. Por último, nos acercaremos al Palacete del Belvedere, un palacio de estilo neoclásico, al sur del castillo Real. Desde 1994, fue residencia presidencial y sirvió para ofrecer recepciones a jefes de estado extranjeros y que, desde hace ocho años, se ha convertido en residencia privada del presidente de la República de Polonia, en lugar del palacio Koniecpolski.

A partir de este momento, seremos completamente libres para seguir paseando por la ciudad, para conocer sus atractivos rincones y su zona comercial, o tal vez, prefiramos gozar de la tranquilidad de alguno de sus numerosos parques hasta el momento de volver al hotel a pasar la noche.

Día 8: Varsovia - España. Nos llevamos con nosotros un pedazo del país

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

El viaje llega a su fin. Amanece nuestro último día en tierras polacas. Hemos disfrutado de unos días cargados de historia y de emociones. Pero no queda tiempo para más. Recogeremos nuestras cosas, desayunaremos en el hotel y, hasta la hora en que nos hayan citado para llevarnos al aeropuerto, aún tendremos un tiempo libre para despedirnos de la capital.

Seguro que no olvidaremos las hermosas experiencias vividas en las diferentes ciudades por las que hemos pasado, ni la emoción que sentimos al ver, con nuestros propios ojos, los campos de concentración, en los que tantos hombres, mujeres y niños perdieron la vida por la barbarie de unos cuantos seres sin sentimientos. Nos llevamos, en la maleta y en el corazón, cantidad de recuerdos imborrables.

Cuando lleguemos al aeropuerto, cumpliremos con los trámites oportunos y, cuando el avión, que nos devuelve a casa, se eleve entre las nubes, diremos adiós a Polonia y empezaremos a pensar en nuestra próxima aventura. El mundo entero nos espera.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más habitual, hoteles de 4* y los mejores 3* seleccionados tras años de experiencia. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 3* identificados como 3* S.

Mercure Warszawa Centrum
Varsovia, Polonia

Mercure Warszawa Centrum

Novotel Krakow City West
Cracovia, Polonia

Novotel Krakow City West

Novotel Wroclaw Centrum
Wroclaw, Polonia

Novotel Wroclaw Centrum

Novotel Poznan Centrum
Poznan, Polonia

Novotel Poznan Centrum

Mercure Gdansk Stare Miasto
Gdansk, Polonia

Mercure Gdansk Stare Miasto