Viaje a Uzbekistán: Circuito Uzbekistán Imprescindible

Duración 8 día/s, 6 noche/s
Desde 1.533 €
Ver disponibilidad
Gran Viaje: Uzbekistán Imprescindible
DURACIÓN: 8 día/s, 6 noche/s
Desde 1.533 €
Ver disponibilidad
Vive una aventura única

Pasado, presente y futuro se dan la mano en este mágico recorrido por Uzbekistán, un país que no figura entre los más conocidos y visitados del mundo, pero que sí se encuentra entre los destinos con mayor exotismo, singularidad y atractivo. Atrévete a viajar hasta allí y a sumergirte en su patrimonio cultural, en su arquitectura y en su encanto oriental.

Itinerario

Día 1: España - Tashkent. Rumbo a Uzbekistán

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Hoy emprendemos un viaje fascinante por Uzbekistán, un lugar desconocido para mucha gente pero que atesora un patrimonio cultural, histórico y arquitectónico impresionante. Situado en Asia central y surcado por caminos en medio del desierto, Uzbekistán fue un punto clave de la Ruta de la Seda.

Atesora maravillosas ciudades, una cultura ancestral y escenarios que despiertan historias legendarias. Nosotros tomaremos un vuelo regular con destino a Tashkent, la capital del país y su ciudad más poblada. Uzbekistán no está especialmente cerca, así que nuestra primera noche del viaje será a bordo. Mañana, cuando salga el sol, estaremos ya en el país de las “Mil y una noches”.

Día 2: Tashkent - Urgench - Khiva. Primer contacto

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Panorámica de Tashkent
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando el avión se pose sobre la pista del aeropuerto, habremos llegado a Tashkent, la capital de Uzbekistán y también su ciudad más grande y poblada. Tashkent es el principal centro económico y académico del país y desde la antigüedad tuvo un lugar clave en la Ruta de la Seda, ese gran camino de reminiscencias legendarias que unía comercialmente Oriente y Occidente. En cuanto pongamos los pies en la terminal nos trasladarán al hotel y podremos instalarnos en nuestra habitación para poder relajarnos y refrescarnos. También podremos saciar el apetito que hemos acumulado durante el viaje con un buen desayuno.

Después saldremos a la calle y conoceremos algunos de los lugares más emblemáticos del casco antiguo, como el complejo arquitectónico de Khast Imam, un conjunto de mezquitas y madrasas –escuelas coránicas donde se forma a los imanes– originario del siglo XV. Sus edificios de cúpulas azules son un maravilloso ejemplo de la arquitectura que nos vamos a encontrar a lo largo y ancho del país. El complejo de Khast Imam está formado por diversos edificios, entre los que destacan la madrasa Barak Kan, del siglo XVI; el mausoleo de Kafal Shohi, del siglo XV; y una biblioteca que guarda el Corán de Usman, del siglo VII, el que se considera la fuente original del texto sagrado.

También visitaremos Mercado Oriental Chorsu, el bazar principal del centro histórico de Tashkent, originario del siglo XVI. Es una gozada curiosear por sus numerosos puestos llenos de especias de colores, carne, pescado, frutos secos, alfombras y otros tipos de artesanía.

A continuación, el Museo Estatal de Artes Aplicadas, un bonito edificio bajo en el que se expone una amplia muestra de la maravillosa artesanía del país: muebles, alfombras, textiles, bordados, gorros, cerámicas… y muros decorados con azulejos llenos de arabescos. Para terminar la primera parte del día almorzaremos en un restaurante local.

Por la tarde visitaremos la parte moderna de la ciudad. Comenzaremos dando una vuelta por la Plaza de la Independencia y Eternidad, donde se sitúa el Monumento de la Independencia y el Humanitarismo, un obelisco de piedra inaugurado en 1991 con la escultura de una mujer y un niño en su base. La plaza es un enorme espacio lleno de fuentes, aunque destaca sobre todo una columnata con 16 columnas de mármol unidas por un arco plateado y coronado por cigüeñas. Es el Arco Ezgulik. Cerca encontramos el Memorial de la Segunda Guerra Mundial, con su llama que surge del suelo siempre encendida.

Además, pasearemos por la plaza en la que se alza el enorme teatro de la Ópera y Ballet Navoiy y por la Plaza de Amir Temur, uno de los héroes nacionales, cuya escultura ecuestre preside este gran espacio público, decorado también con fuentes y árboles.

Aunque el día ha dado mucho de sí, aún nos queda actividad por delante. Después de la visita a Tashkent nos llevarán al aeropuerto y tomaremos un vuelo con destino a la ciudad de Urgench. Desde ahí, nos llevarán a la legendaria Khiva, el destino final de la jornada. Una vez allí, podremos alojarnos en el hotel para poder descansar de un día tan intenso.

Día 3: Khiva. La ciudad de las “Mil y una noches”

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Complejo arquitectónico Icha-Kala Complejo arquitectónico Tash Hvoli
ALOJAMIENTO Hotel

Khiva, la ciudad en la que nos encontramos, era el último oasis de la Ruta de la Seda antes de que las caravanas se internaran en el desierto. Fue lugar de paso de diferentes pueblos y muchos de ellos dejaron su impronta en la ciudad. Khiva cuenta con un maravilloso patrimonio arquitectónico e histórico de esencia islámica y hoy, después del desayuno, saldremos a conocerlo.

En nuestro recorrido panorámico por la ciudad no puede faltar Itchan-Kala, la parte más antigua de Khiva. Es una ciudadela rodeada por una muralla de más de diez metros de altura y, en su interior, encontramos joyas con dos o tres siglos de antigüedad como el Kalta Minor, un maravilloso minarete inacabado con una preciosa decoración de azulejos verdes y azules en franjas.

Al parecer, iba a ser el más grande de la región, pero su construcción quedó interrumpida. Su colorido contrasta con la arquitectura de adobe de los edificios de alrededor. También podremos ver el Castillo Kunya Ark, una bellísima fortaleza cuya construcción empezó en el siglo XVII y fue la residencia de los gobernantes de la ciudad; la magnífica Madrasa de Mohammed Rahim Khan, una de las más grandes y bellas de la cioudad, edificada en el siglo XIX frente a la fortaleza que ya hemos visto; y la Madrasa Islom Khodja, quizá el edificio más reconocible de todo Itchan-Kala.

Aunque el conjunto es bastante moderno –data de principios del siglo XX–, su arquitectura está inspirada en edificios del siglo XIV. Destaca por encima de todo el altísimo minarete de forma casi cónica, decorado con franjas de azulejos.

También visitaremos el palacio de Tash Hovli, cuyo patio interior es puro virtuosismo decorativo, y los maravillosos edificios del Mausoleo de Pahlavan Mahmud –de principios del siglo XVIII–, la Mezquita Juma –atención a su puerta de madera ricamente decorada y a su sala de oración, con más de 200 columnas de madera– y la Madrasa Allikulikhan. Todo el conjunto de Itchan-Kala es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1990. Su callejuelas, hermosos edificios y el aire exótico que se respira nos hacen trasladarnos a las “Mil y una noches”.
Después del almuerzo podremos volver a nuestro alojamiento de Khiva y relajarnos después de tan intenso paseo.

Día 4: Khiva - Bukhara. Por las arenas rojas

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno pondremos rumbo a la maravillosa ciudad de Bukhara, una de las joyas de Uzbekistán. Iremos hasta allí en tren. Llegada a Bukhara y almuerzo en un restaurante local. Después podremos instalarnos en nuestro alojamiento a descansar.

Si la operativa en tren sufre variaciones (actualmente dispone de salidas domingos, martes y viernes), el trayecto Khiva - Bukhara, se realizará por carretera atravesando el desierto Kyzyl-Kum. El almuerzo será en ruta tipo pic-nic y la llegada a destino será por la tarde, tras unas 9 horas de viaje aproximadamente.

Día 5: Bukhara. Descubriendo Bukhara

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Bukhara
ALOJAMIENTO Hotel

Bukhara está considerada, junto con Samarcanda, la joya de la corona de Uzbekistán. Fue una de las ciudades más importantes de la Ruta de la Seda y no es por casualidad que su centro histórico fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, habida cuenta de que su patrimonio histórico y arquitectónico es espectacular. Además, está considerado el segundo centro de peregrinación musulmana más importante después de La Meca.

Tras el desayuno vamos a hacer una visita panorámica de la ciudad. Comenzaremos por el Mausoleo de los Samani, del siglo IX. Aquí está enterrado Ismail Samani, fundador de la dinastía persa samánida. Su maravillosa fachada está decorada con intrincados motivos tanto musulmanes como zoroastrianos. También conoceremos el Mausoleo de Chashmai Ayub o Manantial de Job, situado cerca del anterior mausoleo.

Según la leyenda, el manantial surgió cuando Job golpeó el suelo con su bastón y se cree que sus aguas tienen propiedades sanadoras. Además, visitaremos la Mezquita Bolo Hauz, del siglo XVIII, y la Ciudadela de Ark, situada frente a ella. El origen de esta fortificación está nada menos que en el siglo V, y fue utilizada como fortaleza desde entonces hasta el siglo XX. Hoy es sede de varios museos. Su arquitectura cuenta con innumerables atractivos, como las murallas que la circundan y sus maravillosas puertas, torres y terrazas.

Después de tomar el almuerzo en un restaurante local, ya por la tarde visitaremos el resto de los monumentos más importantes dentro de la ciudad antigua. Entre ellos, la Mezquita Poi Kalyan con su gran minarete, la construcción que domina todo el casco histórico de Bukhara. Con sus más de 45 metros de altura, es visible desde las llanuras que rodean la ciudad.

Además, recorreremos la Madrasa Miri Arab, del siglo XVI, y otro puñado de construcciones como la Cúpula Toki Zargaron, las Madrasas Ulughbek y Abdullazizkan, la Cúpula Toki Telpak Furushon, la Mezquita Magoki Attory, la Cúpula Toki Sarafon y el complejo arquitectónico Lyabi Hauz, del siglo XVI, situado en torno a un estanque o “hauz”. En nuestro paseo nos daremos cuenta de que Bukhara parece salida de un sueño, y al atardecer, iluminada por la luz anaranjada. podremos retener imágenes que parecen irreales.

Después de estas increíbles visitas volveremos a nuestro alojamiento para pasar la noche.

Día 6: Bukhara - Samarcanda. Destino a Samarcanda

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Plaza Registan Mezquita Bibi-Khonum
ALOJAMIENTO Hotel

El día de hoy nos traslada hasta un lugar cuyo nombre despierta leyendas e historias escritas en viejos libros. Samarcanda es, sin lugar a dudas, el lugar más conocido de Uzbequistán y una de esas ciudades que automáticamente evocan exotismo. Fue una de las urbes más esplendorosas de Asia central, encrucijada de caminos por la importancia que tuvo en la Ruta de la Seda, y siglos más tarde se convirtió en uno de los centros del saber de la cultura islámica. Durante el siglo XIV se convirtió en capital del imperio de Timur.

Todo este bagaje histórico lo encontramos, sobre todo, alrededor de su casco histórico. El Registán -que, en persa significa “lugar de arena”- es la plaza pública alrededor de la cual se articula el casco histórico de Samarcanda. Está flanqueada por tres madrasas de maravillosa arquitectura: la Madrasa Ulughbek, del siglo XV; la Madrasa Shir-Dor, del siglo Siglo XVII; y la Madrasa Tilla - Kori, también del siglo XVII.

La imagen de la gran plaza con estas tres construcciones es la postal más conocida de la ciudad. Sus muros exteriores son un prodigio de decoración islámica elaborada con azulejos. Las portadas de arcos islámicos están enmarcadas en enormes rectángulos.

Nosotros empezaremos nuestra visita a la ciudad, después del desayuno, por esta plaza. Después visitaremos, también, el mausoleo Guri Emir, donde está, precisamente, la tumba de Tamerlán o Timur, el fundador de uno de los mayores imperios de Asia Central y que convirtió a Samarcanda en su capital durante siglos.

El mausoleo data de los siglos XIV- XV. Además, visitaremos la Mezquita Bibi-Khonum antes de acercarnos al Bazar Siab, el mercado más grande de Samarcanda, lleno de alimentos y artesanía. Todas estas maravillas hicieron que el casco histórico de Samarcanda fuera declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2001.

El bazar será nuestra última visita del día. Después, regresaremos al hotel para descansar.

Día 7: Samarcanda - Tashkent. Samarcanda, la joya de la Ruta de la Seda

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Complejo arquitectónico Shakhi-Zinda
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno vamos a seguir descubriendo las maravillas de esta ciudad que es Samarcanda. Lo primero que haremos será desplazarnos hasta el Complejo Arquitectónico Shakhi-Zinda, una necrópolis cuya historia se remonta a los siglos IX a XV. Según la tradición, aquí está la tumba de Qusam ibn Abbas, un primo de Mahoma que fue quien trajo el islám a esta región de Asia.

Su mausoleo es uno de los edificios más antiguos de Samarcanda. Después, durante el imperio de Timur, en el siglo XIV, se convirtió en un lugar de enterramiento de la nobleza y ha llegado a haber más de veinte mausoleos. Destaca la maravillosa arquitectura de los edificios, con una decoración compleja y bellísima, como en el resto de Samarcanda y las ciudades de la región.

Después nos dirigiremos a la ciudad antigua de Afrosiyab, uno de los asentamientos más antiguos de Samarcanda: estaba habitado, al parecer, desde el siglo VI a.C. Se trata de un complejo arqueológico y un museo en el que podemos encontrar los vestigios de la antigua Samarcanda. Además, visitaremos el Observatorio Ullughbek. Construido en el siglo XV, fue considerado el mejor observatorio del mundo islámico en su tiempo. Fue proyectado por el astrónomo Ullughbek y contenía enormes instrumentos para medición de gran precisión.

Tras el almuerzo en un restaurante local nos llevarán a la estación de trenes, donde tomaremos uno de alta velocidad que nos llevará a Tashkent. Cuando lleguemos a la capital uzbeca podremos instalarnos en nuestro alojamiento para pasar la noche.

En caso de que no podamos tomar el tren de alta velocidad para el tramo Samarcanda-Tashkent, el trayecto lo realizaremos en el tren Sharq o por carretera.

Día 8: Tashkent – España. Regreso a casa

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Uzbekistán siempre quedará en nuestra memoria. Sus maravillosas ciudades, sus desiertos, las filigranas de sus azulejos bajo la luz del atardecer son imágenes que nos acompañarán siempre. Pero ahora ha llegado el momento de decir adiós y volver a casa.

A la hora señalada vendrán a por nosotros y nos llevarán al aeropuerto para tomar un avión con destino a España. La aventura termina, pero pronto encontraremos otra que nos ilusione.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es turista y turista superior.

Asia Bukhara
Bukhara, Uzbekistán

Asia Bukhara

Omar Khayyam Bukhara
Bukhara, Uzbekistán

Omar Khayyam Bukhara

Toki Zargaron
Bukhara, Uzbekistán

Toki Zargaron

Malika Kheivak
Khiva, Uzbekistán

Malika Kheivak

Orient Star, Khiva
Khiva, Uzbekistán

Orient Star, Khiva

Said Islom Khodja
Khiva, Uzbekistán

Said Islom Khodja

Khiva Lokomotiv
Khiva, Uzbekistán

Khiva Lokomotiv

Asia Samarkand
Samarcanda, Uzbekistán

Asia Samarkand

Bek Samarkand
Samarcanda, Uzbekistán

Bek Samarkand

Orient Star Samarkand
Samarcanda, Uzbekistán

Orient Star Samarkand

Qushbegi Plaza
Tashkent, Uzbekistán

Qushbegi Plaza

Krokus Plaza
Tashkent, Uzbekistán

Krokus Plaza