Viaje a China: Circuito Osos Panda y Crucero por el Yangtze

Duración 14 día/s, 12 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Gran Viaje: Osos Panda y Crucero por el Yangtze
DURACIÓN: 14 día/s, 12 noche/s
Completo
Un recorrido por los puntos clave del país

Cuando alguien viaja a China por primera vez, descubre un universo de sensaciones y de experiencias que jamás habría creído que encontraría. El bullicio de sus grandes ciudades contrasta con el sobrecogedor silencio de sus parques naturales, mientras que la cultura milenaria del país se integra con la diversión y la magia de Oriente, creando un auténtico espectáculo para los sentidos. Solo falta que vayas a comprobarlo tú mismo…

Itinerario

Día 1: España – Beijing. Preparados, listos, ¡ya!

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Vuelo

Desde primera hora de la mañana, todas las señales indican que hoy va a ser un gran día. El motivo es más que evidente: hoy dará comienzo nuestra gran aventura en China. Cuando llegue la hora acordada, tendremos que dirigirnos al aeropuerto, donde primero realizaremos todos los trámites habituales, como facturar las maletas, pasar el control de la policía y, por qué no, comprar alguna revista y una botella de agua.

Después, por fin, embarcaremos en el enorme avión que nos aguarda en la pista para llevarnos hasta el otro extremo del mundo. Una vez hayamos embarcado y despegado, podremos relajarnos y prepararnos para pasar la primera noche de nuestro gran viaje a 10.000 metros de altura. Cuando salga el sol estaremos muy cerca de nuestro destino.

Día 2: Beijing. Aterrizando en la capital china

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Despertar en un avión siempre produce una extraña sensación de desconcierto, ¿verdad? Pero esa sensación desaparece inmediatamente en cuanto nos acordamos de por qué estamos en pleno vuelo. ¡Ha empezado nuestra gran aventura en China! Poco después de abrir los ojos, comenzaremos la maniobra de aterrizaje y, antes de darnos cuenta, tomaremos tierra en el aeropuerto internacional de Beijing.

Cuando hayamos puesto los pies en el suelo, desentumecido los músculos y recogido el equipaje, podremos pasar el control de aduanas y salir al exterior, donde estará aguardándonos alguien para llevarnos al hotel. Al llegar, nos registraremos y subiremos a las habitaciones para instalarnos.

A continuación, y durante el resto del día, disfrutaremos de tiempo libre para hacer lo que nos plazca, desde salir a dar un paseo hasta quedarnos descansando en la habitación.

Día 3: Beijing. Los enclaves más representativos de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena de pato laqueado
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro gran viaje acaba de comenzar, y tenemos por delante un sinfín de actividades y experiencias de primer nivel. Sin ir más lejos, las que nos esperan hoy. Después de disfrutar del desayuno estilo buffet del hotel, nos pondremos en marcha para realizar un recorrido por los puntos clave de la geografía pekinesa.

Haremos la primera parada en la Plaza de Tiananmen, un lugar sin el cual es imposible comprender la historia reciente de China. Esta enorme plaza de 44 hectáreas de superficie fue el escenario elegido por Mao Zedong para proclamar la República Popular China el 1 de octubre de 1949. Tiananmen significa literalmente ‘Plaza de la Puerta de la Paz Celestial’, ya que ese es el nombre de la majestuosa puerta que comunica esta explanada con el Palacio Imperial. Alrededor de la Plaza de Tiananmen, que, por cierto, es una de las más grandes del mundo, se hallan varios edificios de gran relevancia política, histórica y cultural, como el Mausoleo de Mao Zedong, el Gran Palacio del Pueblo, el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen o el Monumento a los Héroes del Pueblo.

Después de visitar la plaza, nos dirigiremos al Palacio Imperial, más conocido como Ciudad Prohibida. Como su propio nombre indica, antiguamente solo los miembros de la corte y la familia real podían acceder al recinto, mientras que el resto de la población lo tenía terminantemente prohibido. Se trata de un impresionante complejo palaciego, levantado por el emperador Yong Le en el año 1406, que ocupa una superficie de más de 70 hectáreas. Fue la residencia oficial de los emperadores de China hasta 1911, y si sumamos las habitaciones de todos los edificios que integran la Ciudad Prohibida, el resultado es de más de 9.000. El Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Armonía Conservada son algunos de los espacios que brillan con luz propia en este insólito lugar.

Cuando llegue la hora de comer, saciaremos nuestro apetito en un restaurante de la zona, y después iremos a conocer el Palacio de Verano. Este impresionante conjunto arquitectónico es la suma de varios edificios, pabellones y jardines, y constituyó la residencia de verano de la familia imperial china durante generaciones. En 1998, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad. Antes de que se acabe el día, nos esperan aún dos actividades que nos ayudarán a comprender mejor el funcionamiento de la sociedad china en general y pekinesa en particular. Nos referimos a las visitas a la Fábrica de Perlas de Beijing y al Mercado de la Seda, dos enclaves menos conocidos, pero no por ello menos interesantes.

Antes de meternos en la cama para disfrutar de una merecida noche de descanso, tendremos la oportunidad de probar uno de los platos más célebres de la gastronomía china, el pato laqueado de Beijing. Esta experiencia culinaria tendrá lugar en el marco de una divertida y suculenta cena de bienvenida.

Día 4: Beijing. La Gran Muralla China nos dejará sin palabras

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

Podemos emprender un nuevo día repleto de emociones. Hablamos de visitar la Gran Muralla China, una de las construcciones más impactantes del planeta y que, no en vano, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987. Además, es una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno, grupo formado por Chichén Itzá, Machu Picchu, la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro, la ciudad de Petra, en Jordania, y el Taj Mahal, en la ciudad india de Agra.

En cuanto terminemos de desayunar en el hotel de Beijing, nos dirigiremos al punto más visitado y fotografiado de la muralla, que se encuentra a unos 70 kilómetros de la capital china. Construida hace más de 2.000 años, la Gran Muralla tenía una finalidad defensiva: el objetivo era proteger al imperio de las violentas incursiones de los mongoles y de los manchúes, los beligerantes pueblos que vivían al norte. En origen, medía más de 20.000 kilómetros de largo, pero en la actualidad solo quedan aproximadamente unos 10.000.

Una vez concluida esta memorable visita, iremos a comer a un restaurante local. Con la tripa llena y las fuerzas renovadas, nos dirigiremos a una casa de té tradicional, donde podremos probar distintas variedades de esta infusión que se ha convertido en todo un símbolo de la cultura china. Luego nos acercaremos al Templo del Cielo.

Día 5: Beijing – Xi’an. Rumbo a la antigua capital del país

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Tren Alta Velocidad
ALOJAMIENTO Hotel

Como no podía ser de otra forma, la jornada comenzará con un nutritivo y delicioso desayuno en el hotel. El almuerzo será en un restaurante local. A continuación, nos trasladarán a la estación de Beijing para coger un tren de alta velocidad hasta Xi’an, nuestro siguiente destino. Esta ciudad es una de las más antiguas de China -cuenta con más de 3.000 años de historia-, fue capital del imperio y constituyó durante siglos el punto de partida de la Ruta de la Seda. Xi’an es la capital de la provincia de Shaanxi, en la región central del país, y alberga uno de los lugares más populares, visitados y sobrecogedores de todo el continente asiático: el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota. Pero tendremos que esperar a mañana para visitarlo; de momento habrá que conformarse con ir al hotel, hacer el check in y pasar la noche.

Día 6: Xi’an. Visitas memorables en una ciudad asombrosa

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Nada mejor para comenzar el día con las pilas bien cargadas que disfrutar del excelente desayuno que nos ofrece el hotel de Xi’an. Después, sin tiempo que perder, nos dirigiremos al Museo de Guerreros y Corceles de Terracota, un lugar único en el mundo. Se halla a unos 35 kilómetros del centro de Xi’an, y forma parte del sobrecogedor mausoleo del emperador Qinshihuang.

Este gobernante ordenó, en el siglo III antes de Cristo, construir un ejército de más de 7.000 guerreros tallados en terracota a tamaño natural, además de los consiguientes corceles y carros de guerra. Lo que no sabía Qinshihuang era que, poco tiempo después de su muerte, su majestuosa tumba quedaría olvidada bajo tierra, y que así permanecería durante siglos. En 1974 el mausoleo fue descubierto por un capricho del destino, en 1987 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y actualmente constituye uno de los enclaves más visitados de toda China.

Después, iremos a conocer la Fábrica de Terracota de Xi’an, un lugar básico para comprender mejor la importancia de la ciudad. Almorzaremos en un restaurante local y, a continuación, visitaremos la Pagoda de la Oca Silvestre (sin subir), un pintoresco santuario budista que se encuentra en el Templo Jianfu.

Luego pasaremos por el curioso barrio musulmán de Xi’an, y nos detendremos para contemplar la Gran Mezquita. Construida en el siglo VIII, sus 13.000 metros cuadrados de superficie hacen de ella una de las mezquitas más grandes de China. Por último, regresaremos al hotel para ponernos cómodos y disponernos a pasar la noche.

Día 7: Xi’an – Chengdu. Rumbo a la ciudad de los osos panda

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Tren Alta Velocidad
ALOJAMIENTO Hotel

Los guerreros de terracota, la Pagoda de la Oca Silvestre y la Gran Mezquita del barrio musulmán han pasado a convertirse en recuerdos imborrables de un viaje sensacional. Ahora ha llegado el momento de dejar atrás la mágica ciudad de Xi’an y poner rumbo a Chengdu, capital de la provincia de Sichuan.

En cuanto terminemos de dar buena cuenta del desayuno en el hotel, nos dirigiremos a la estación para tomar el tren de alta velocidad hasta nuestro nuevo destino.

Día 8: Chengdu. El Oso Panda

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Centro de cría del Oso Panda con guía local de habla inglesa Museo de Sanxingdui
ALOJAMIENTO Hotel

Después del desayuno, iremos a conocer el Centro de Cría del Oso Panda de Chengdu, una reserva única en el mundo, ya que se encuentra en suelo urbano, y no alejado cientos de kilómetros de la ciudad más cercana, como suele ocurrir.

Esta institución se dedica a acoger a un gran número de osos panda, una especie en peligro de extinción, y favorece su cría y reproducción, imitando fielmente el hábitat natural de estos simpáticos mamíferos. En el centro de cría tendremos la oportunidad de ver cómo viven, cómo se comportan, cómo comen y cómo juegan estos cariñosos animales. Además, podremos visitar el Museo del Panda Gigante y disfrutar contemplando a los otros animales amenazados que también viven allí, como las cigüeñas o las grullas de cuello negro.

Por la tarde después del almuerzo salimos hacia el Museo de Sanxingdui.

Día 9: Chengdu – Chongqing – Crucero de Yangtsé. A punto de emprender una nueva aventura

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Tren Alta VelocidadCrucero fluvial
ALOJAMIENTO Hotel

Una nueva etapa de nuestro gran viaje comienza hoy. Durante unos días, abandonaremos la tierra firme y la sustituiremos por las aguas del río Yangtsé.

Nos trasladarán a la estación de ferrocarril de la ciudad para tomar un tren de alta velocidad. Nuestro destino es la gigantesca Chongqing, aunque no dedicaremos demasiado tiempo a conocerla, sino que iremos directamente al muelle para embarcar en el crucero.

A bordo de este barco recorreremos una parte de China que muy pocos viajeros pueden afirmar que conocen…

Día 10: Crucero por el Yangtsé. Una excursión a un pueblo inolvidable

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Crucero fluvial
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

El sol brilla de otra manera cuando vemos el amanecer a bordo de un barco, ¿a que sí? Hoy nos hemos despertado sobre el crucero con el que navegamos por el río Yangtsé y en el que pasaremos los próximos días.

Dedicaremos toda la mañana a disfrutar del paseo fluvial, sin otra cosa que hacer que contemplar el paisaje y sentir la agradable caricia de la brisa. El Yangtsé es el tercer río más largo del mundo, después del Nilo y el Amazonas, y también el tercero más caudaloso, después del Amazonas y el Congo. En algunos puntos de su cauce, llega a medir dos kilómetros de ancho, y el volumen de agua que desemboca en el Mar de China Oriental cada año es diez veces superior al de todos los ríos españoles juntos.

Almorzaremos a bordo del crucero y, ya por la tarde, visitaremos por tierra un curioso pueblo que no está lejos de la orilla. Se trata de Shi Bao Zhai, una sorprendente localidad que alberga un templo que parece descansar sobre la ladera de un monte. De vuelta al barco, por la noche seremos agasajados con una cena y fiesta de bienvenida a bordo. Después, podremos irnos a dormir, mientras el crucero prosigue su camino.

Día 11: Crucero por el Yangtsé. Recorriendo las gargantas más famosas del mundo

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena
Transporte Crucero fluvial
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

No podemos empezar un nuevo día sin llenarnos de energía y de vitalidad, así que lo primero será desayunar bien a bordo del barco antes de comenzar ninguna otra actividad. Después, ya estaremos preparados para internarnos en la primera de las tres gargantas que han hecho mundialmente famoso al río Yangtsé.

Se trata de la Garganta Qutan Xia, que es al mismo tiempo la más corta y la más estrecha de las tres. Para hacernos una idea de lo estrecha que es, diremos que, en algunos puntos, la anchura del río apenas llega a los 100 metros, y teniendo en cuenta que el Yangtsé tiene más de 2.000 en varios tramos de su cauce… Hace años, resultaba muy peligroso navegar por esta garganta, porque existía una gran roca en mitad del río que permanecía bajo la superficie del agua y hacía naufragar a los barcos. Afortunadamente, fue volada en los años 50 para evitar más tragedias.

Antes de almorzar a bordo del barco, todavía tendremos tiempo de recorrer la segunda garganta del Yangtsé: Wu Xia. Cuenta con 40 kilómetros de largo, durante los cuales cambia una y otra vez de dirección como en un laberinto. Esta garganta puede presumir de ser la que ofrece al viajero los más bellos paisajes.

Ya por la tarde, abandonaremos el crucero por unas horas y subiremos en unas barcas mucho más adecuadas para internarnos en las aguas del Shennong, un afluente del Yangtsé que también cuenta con sus propias gargantas. Al caer la noche, se celebrará a bordo del crucero una cena de despedida.

Después, mientras dormimos, nuestro navío atravesará las esclusas del dique de las Tres Gargantas.

Día 12: Yichang – Shanghai. Admirando la grandeza de la Presa de las Tres Gargantas

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Crucero fluvialVuelo
Visitas Navegación río Yangtze y visitas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Después de desayunar a bordo, tendremos la oportunidad de ver de cerca la Presa de las Tres Gargantas, el proyecto hidroeléctrico más ambicioso jamás proyectado por el hombre. Esta obra faraónica tardó 23 años en llevarse a cabo, obligó a reubicar a casi un millón y medio de personas, requirió la utilización de casi 30 millones de metros cúbicos de cemento y genera una cantidad de energía superior a la de cualquier otra presa del mundo: 98,8 millones de megavatios.

Una vez concluida esta impactante visita, continuaremos recorriendo el río Yangtsé, internándonos por la garganta Xiling Xia. Aunque es la más grande de las tres, es en la que más naufragios se han producido a lo largo de la historia.

Tras varios días de crucero inolvidable por las plácidas aguas del río Yangtsé, ha llegado el momento de dar por terminada esta etapa del viaje. Cuando desembarquemos en la ciudad de Yichang, nos dirigiremos al aeropuerto local para coger el avión que nos llevará hasta Shanghai, nuestro siguiente destino. Una vez allí, un guía de habla hispana nos recibirá y nos trasladará al hotel para pasar la noche.

Día 13: Shanghai. Visitas inolvidables en la ciudad más asombrosa

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

Shanghai es una ciudad enorme, moderna y repleta de cosas que ver y que hacer, y estamos a punto de comprobarlo por nosotros mismos… Después de desayunar en el hotel, saldremos de excursión para visitar los lugares más emblemáticos de esta gigantesca urbe de cerca de 20 millones de habitantes.

El primero de ellos se encuentra al norte de la ciudad y es un bonito y agradable conjunto de zonas verdes, estanques y pabellones. Nos referimos a los Jardines Yuyuan, uno de los lugares más bellos y con más historia de la ciudad. Fueron construidos durante el reinado de la dinastía Ming, allá por el siglo XVI, y constituyen una visita obligada en cualquier tour por Shanghai. También resulta muy interesante pasear por el barrio de casas tradicionales Xintiandi, y eso es exactamente lo que haremos una vez concluida la visita a los Jardines Yuyuan.

Realizaremos la siguiente parada en el Templo del Buda de Jade, un santuario budista de gran belleza e importancia religiosa. En su interior se pueden ver dos esculturas de Buda de gran tamaño, una sentada y la otra yacente.

A continuación, iremos hasta el Bund, o malecón de Shanghai, donde podremos pasear por sus dos kilómetros de longitud y maravillarnos con las vistas a ambos lados del río Huangpu. En uno, los preciosos edificios de estilo colonial y, en el otro, los inmensos rascacielos de acero y cristal que predominan en el distrito de Pudong.

Continuaremos yendo a conocer la Fábrica de Seda de Shanghai, un lugar verdaderamente asombroso. Cuando hayamos concluido las actividades previstas para la mañana, tendremos tiempo libre hasta el final del día.

Día 14: Shanghai – España. De regreso a casa con la maleta llena de recuerdos

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Cualquiera diría que hace ya casi dos semanas que pusimos por primera vez los pies sobre suelo chino… El tiempo pasa volando cuando se está disfrutando, y lo cierto es que nosotros hemos disfrutado mucho con este viaje. Beijing, Xi’an, Chengdu, Chongqing, las aguas del río Yangtsé, Yichang, Shanghai… Todos estos lugares han ido dejando su huella en nuestra memoria viajera, una huella que seguramente no olvidaremos jamás.

Después de desayunar por última vez en el hotel de Shanghai, y cuando llegue la hora acordada, seremos trasladados al aeropuerto de la ciudad. Allí habrá un avión listo para despegar y llevarnos de regreso a casa. Ya solo queda echar la vista atrás y rememorar todos esos momentos que hemos vivido en China, con la esperanza de poder volver pronto a este inolvidable país.


NOTA: Según el horario del vuelo seleccionado, el regreso puede ser el mismo día o al día siguiente, manteniéndose el mismo número de noches en destino.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Amara Signature Shanghai
Shanghai, China

Amara Signature Shanghai

New Otani Chang Fu Gong
Beijing, China

New Otani Chang Fu Gong

The Great Wall Sheraton Hotel Beijing
Beijing, China

The Great Wall Sheraton Hotel Beijing

La categoría de los hoteles es turista y turista superior.

Xinliang Hotel Chengdu
Chengdu, China

Xinliang Hotel Chengdu

Grand Park Jiayou Hotel Shanghai
Shanghai, China

Grand Park Jiayou Hotel Shanghai

Grand Mercure Baolong
Shanghai, China

Grand Mercure Baolong

Pentahotel Beijing
Beijing, China

Pentahotel Beijing

Novotel Beijing Xin Qiao
Beijing, China

Novotel Beijing Xin Qiao