Viaje a China: Circuito La ruta china de la Seda

Duración 14 día/s, 12 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Gran Viaje: La ruta china de la Seda
DURACIÓN: 14 día/s, 12 noche/s
Completo
Varios siglos de historia nos contemplan

Como los antiguos comerciantes de tejidos, especias y mercaderías de todo tipo, atravesaremos China de punta a punta, para conocer los lugares más bellos, más interesantes, más pintorescos y repletos de emociones y experiencias para el viajero. Recorreremos China como hizo Marco Polo, siguiendo la Ruta de la Seda.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. Un universo de emociones se despliega ante nosotros

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Vuelo

En cuanto ha sonado el despertador, hemos saltado de la cama. ¡Nos vamos a China!, vamos de un lado a otro de la casa, repasando que no se nos olvide nada importante. Todo está listo. ¿Es ya la hora de salir hacia el aeropuerto? ¿Sí?, pues vamos allá. Cuando nos acercamos hacia el mostrador que nos corresponde para facturar el equipaje, hay tanta gente… Miramos sus caras y en todas se refleja la misma sonrisa.


Todos estamos deseando vernos en nuestro destino. Se nos ocurre que sería estupendo tener la posibilidad de cerrar los ojos y, en segundos, vernos en Beijing… Mientras esperamos en la puerta de embarque, quizás nos entretengamos echando un vistazo al itinerario propuesto. ¡Extraordinario! Entre unas cosas y otras, ha llegado el momento de embarcar. Nos recibirá el personal de cabina, que nos indicará nuestros asientos. Ahora solo nos queda ponernos cómodos, comer lo que nos ofrezcan y tratar de dormir para que el viaje se haga más corto. ¡Mañana estaremos en China!

Día 2: Beijing. Nunca olvidaremos nuestra llegada a la capital de China

RÉGIMEN Sin comidas
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Estando aún profundamente dormidos, se encienden las luces de la cabina del avión y se empiezan a oír los carritos del desayuno.


Nos desperezamos y nos invade un sentimiento parecido a la euforia al constatar que, dentro de unos minutos, pisaremos el suelo de la República Popular China. Tenemos el tiempo justo de terminar el desayuno, porque pronto oiremos el aviso del comandante: tenemos que abrocharnos los cinturones porque vamos a aterrizar. Todo el proceso ha sido muy rápido. Ahora toca recoger nuestras maletas y, acompañados por un guía, hacer el trayecto para llegar al hotel.


Una vez allí, podremos registrarnos, recibir nuestra llave y emplear el resto de la jornada en lo que más nos apetezca: dormir, deambular por el hotel o salir a pasear.

Día 3: Beijing. Conociendo la Ciudad Prohibida y mucho más

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Nos levantamos temprano, preparamos nuestra ropa, ponemos a punto la cámara fotográfica y, lo más importante, elegimos un calzado muy cómodo. Llegada la hora, nos recogerán y estaremos dispuestos para visitar varios de los sitios más emblemáticos de Beijing.


Lo primero que visitaremos será la super conocida Ciudad Prohibida (su verdadero nombre es Museo del Palacio Imperial o, simplemente, Palacio Imperial). ¿Por qué el nombre de Ciudad Prohibida? Pues debido a que antaño únicamente tenían permiso para entrar en ella los integrantes de la corte y, por supuesto, la familia real. Se trata de un enorme recinto con una extensión de aproximadamente setenta y dos hectáreas, y en el que hay más de nueve mil habitaciones contando todas las que conforman las diferentes edificaciones. El emperador Yong Le fue quien ordenó construirlo en 1406. En 1911 dejó de ser el hogar de los emperadores de China. A la Ciudad Prohibida la circunda una zanja defensiva, y podemos señalar que parte de sus construcciones más emblemáticas son el Salón de la Armonía Conservadora, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Armonía Suprema.


Después, podremos pasear por una de las mayores plazas del mundo y que es, desde luego, uno de los sitios más significativos de Pekín. Nos referimos, por supuesto, a la Plaza de Tiananmen, cuyo nombre, si lo consideramos literalmente, es Plaza de la Puerta de la Paz Celestial, porque ese es el nombre de la puerta que comunica la plaza con el Palacio Imperial. Aunque hayamos visto la Plaza de Tiananmen en fotografías, hay que estar allí para comprender su enorme tamaño. Sus cuarenta y cuatro hectáreas dan una buena idea de lo que es la capital de China. Dentro de esta imponente plaza, podremos admirar diversas edificaciones: el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen, el Gran Palacio del Pueblo, el Monumento a los Héroes del Pueblo, o el Mausoleo de Mao Zedong, quien llevó a la plaza a su grado máximo de importancia histórica al proclamar en ella, el 1 de octubre de 1949, el nacimiento de la República Popular China.


A continuación, iremos al Palacio de Verano, Patrimonio de la Humanidad, para contemplar el grupo de maravillosas construcciones que lo conforman. En este complejo palaciego descansaban en verano los emperadores y sus familias. Está lleno de marquesinas rodeadas de encantadores jardines, lugares destinados a las representaciones teatrales y caprichosas pasarelas sobre arroyos.
Acabada esta, volveremos al hotel a pasar la noche.

Día 4: Beijing. La Gran Muralla es solo el principio…

RÉGIMEN Desayuno, almuerzo y cena de pato laqueado
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

¿Qué haremos hoy? En cuanto hayamos repuesto fuerzas en el restaurante del hotel, nos iremos, nada más y nada menos, que a visitar la Gran Muralla China. Esta increíble construcción es, junto con el Taj Mahal, en India; el Machu Picchu, en Perú; el Coliseo de Roma; Chichén Itzá, en Méjico; la estatua del Cristo Redentor, en Río de Janeiro y la ciudad de Petra, en Jordania, una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno.


Así pues, después del desayuno estaremos dispuestos para empezar una jornada apasionante y única. Empezaremos diciendo que la Gran Muralla China cuenta con más de dos mil años de antigüedad, y que en 1987 la UNESCO, con toda razón, la declaró Patrimonio de la Humanidad. Nos podríamos preguntar cuál fue el motivo de erigir esta asombrosa construcción… Pues no fue otra que una razón puramente defensiva: preservar a China de las agresivas incursiones de los guerreros mongoles y manchúes. Gran parte de la muralla se ha destruido, pero aún se conservan casi diez mil kilómetros de los casi veintidós mil que se construyeron. Nosotros visitaremos hoy el lugar más famoso, que está a solo unos setenta kilómetros hacia el noroeste de Beijing. Seguro que será un momento mágico que no olvidaremos.


Cuando terminemos de almorzar, iniciaremos el regreso a la capital, pero antes nos daremos un tiempo para admirar la magnitud de varias construcciones llevadas a cabo con motivo de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. Veremos, por fuera, el Estadio Nacional, que es llamado “Nido de pájaro” debido a su forma y a que tiene un inmenso entramado de acero a su alrededor. Fue diseñado por Herzog & de Meuron. Visitaremos también el Centro Acuático Nacional, apodado “Cubo de agua”, diseñado por PTW Architects. Se le llama así porque, por fuera, da la sensación de que está hecho por centenares de pompas de agua.


Ya casi se ha acabado este magnífico e interesantísimo día, pero antes de darlo por concluido, seremos obsequiados con una de las especialidades culinarias más reconocidas de China, el pato laqueado. ¡Hasta mañana!

Día 5: Beijing – Xi’An. Con lo mejor del viaje todavía por delante

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

¿Qué tal hemos dormido? ¿Bien? Entonces, lo primero que haremos hoy será disfrutar de un buen desayuno en el hotel de Beijing, y después ya estaremos listos para empezar la jornada.


Nuestra primera visita será a un fantástico templo, frente al que nos sentiremos realmente maravillados. Se trata del Templo del Cielo, al sur de la Ciudad Prohibida. Es el mayor de China y, como muchos de los monumentos de este grandioso país, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (concretamente, desde 1998). Fue edificado en el siglo XV, y da idea de cuál fue el pasado de Beijing en tiempo de los emperadores, y de cuánto fue el poder de las diferentes familias que rigieron el país desde esta gran urbe. El Pabellón de la Buena Cosecha, redondo y con una ornamentación deliciosa en su interior, es el más representativo de los que constituyen este inusual santuario.


Una vez vistos todos los rincones del Templo del Cielo e inmortalizada la visita con decenas de fotografías, será la hora de tomar nuestra última comida en la capital china. Después, iremos a la terminal del tren y uno de ellos nos llevará, a toda velocidad, a Xi’an una ciudad que tiene una antigüedad de más de tres mil años y que ejerció, en el pasado, como eminente capital de China. Situada en la región central del país, ahora ostenta la capitalidad de la región de Shaanxi.


En Xi’an nos aguarda una de las visitas más esperadas del viaje: en esta ciudad se encuentra un abrumador conjunto de soldados y caballos esculpidos en terracota. Pero este ejército nos aguardará, en el mismo lugar donde lleva reposando miles de años, hasta la próxima jornada. Al llegar a Xi’an, nos llevarán directamente al nuevo hotel para descansar y disponernos, mental y físicamente, de cara a todas las actividades excepcionales que nos esperan mañana.

Día 6: Xi’An. Esta visita es de las que marcan un antes y un después en el viaje

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Cuando regresemos a casa, seguro que nos resultará difícil decidir qué ha sido lo que más nos ha impresionado del viaje, pero de lo que no cabe ninguna duda es que lo que nos espera hoy estará entre los primeros puestos por su singularidad y grandeza.


Vamos a enfrentarnos con nuestra primera e impresionante visita: el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota, que constituye una parte de la increíble tumba del emperador Qinshihuang. Necesitaremos la mayor parte de la mañana para empaparnos bien de este increíble sitio, ubicado a unos 35 kilómetros de la ciudad. ¿Qué vamos a ver aquí? Nada más y nada menos que siete mil soldados de tamaño real con sus correspondientes caballos y carruajes de guerra. ¿Cuál es su historia? El emperador Qinshihuang, en el siglo III a.C., ordenó la construcción de un mausoleo bajo tierra, y quiso que estuviera protegido por esta increíble y fantástica milicia. Los años fueron pasando y todo esto desapareció de la memoria de quienes vinieron después. Nadie sabía de su existencia hasta que veinte siglos después, en 1974, y por casualidad, como han ocurrido muchos otros descubrimientos, volvió a salir a la luz. Ahora, además de ser Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es uno de los sitios más estremecedores, insólitos y plagados de evocaciones históricas de toda China.


Después de comer por la zona, tocará dejar atrás a los guerreros de terracota y seguir conociendo los sitios más significativos de Xi’an: el Templo Jianfu, con la Gran Pagoda de la Oca, un maravilloso santuario de la religión budista que se alza hasta los sesenta y cuatro metros de altura, y la Gran Mezquita del barrio musulmán, cuya construcción se remonta al siglo VIII y que, con cerca de trece mil metros cuadrados, es una de las mayores de toda China.

Día 7: Xi'An - Dunhuang. La Montaña de las Arenas Sonoras nos está esperando

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo
Visitas Montaña de las Arenas Sonoras con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Ha llegado el momento de decir adiós a la apasionante Xi’an y a sus siglos de historia, y poner rumbo al oeste, para llegar a nuestro siguiente destino, Dunhuang. Así que, después de disfrutar del estupendo desayuno estilo buffet del hotel, nos trasladarán al aeropuerto de Xi’an para tomar un vuelo hacia esa bonita ciudad, famosa en todo el país por ser el lugar donde se hallan las Grutas de Mogao y otros enclaves muy especiales. Entre ellos, los que visitaremos al llegar a Dunhuang: la Montaña de las Arenas Sonoras y el Lago o Fuente de la Luna Creciente.


La primera de nuestras dos visitas en Dunhuang será a una montaña que, además de ofrecer unas vistas panorámicas espectaculares de todo el entorno, presenta una curiosa singularidad: cuando una o varias personas se deslizan ladera abajo, el sonido que se produce es de gran intensidad, casi como si de un trueno se tratase. De ahí el exótico nombre que recibe este lugar, la Montaña de las Arenas Sonoras.


A continuación, disfrutaremos de la vista del Lago de la Luna Creciente, al pie de la montaña, y con una forma que recuerda, precisamente, a la de la luna en su fase de cuarto creciente. Este lugar constituye un auténtico oasis en mitad del desierto, rodeado de dunas y cubierto por un halo de misterio y exotismo. Tras realizar estas actividades, iremos directamente al hotel de Dunhuang para disfrutar de una noche de sueño reparador.

Día 8: Dunhuang - Turpan. Conociendo las espectaculares Grutas de Mogao

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Visita grutas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Dunhuang se encuentra a las puertas de la insólita provincia china de Xinjiang, y fue durante muchos años un punto clave para los comerciantes que recorrían la Ruta de la Seda. Hoy visitaremos uno de sus lugares más emblemáticos, que constituye todo un tesoro del arte chino en general y budista en particular. Hablamos de las Grutas de Mogao, a las que nos dirigiremos en cuanto acabemos de desayunar en el hotel.


Este conjunto de cuevas se halla a las afueras de Dunhuang, a unos 25 kilómetros de la ciudad. Están situadas en la pared de un acantilado que mide 50 metros de alto y aproximadamente 1.600 de largo. Se estima que empezaron a ser construidas en torno al siglo IV, y que se fueron llenando de todo tipo de obras de arte a lo largo de los diez siglos siguientes, dando lugar a una especie de gigantesco museo tallado en la roca. Actualmente, quedan algo menos de 500 grutas visitables, por ser las que se conservan en mejor estado. En total, dentro de ellas se pueden ver alrededor de 2500 esculturas pintadas y unos 50.000 metros cuadrados de murales. Al no haber estado expuestas al sol ni a las inclemencias del tiempo, la mayoría de estas obras de arte están bastante bien conservadas.



Por la tarde, después de visitar las Grutas de Mogao y de disfrutar de un suculento almuerzo, nos dirigiremos a la estación de ferrocarril de Liuyuan Nan, donde tomaremos un tren con destino a Turpan, en la provincia de Xinjiang, donde pasaremos las dos próximas noches. Al llegar, iremos al hotel para descansar.

Día 9: Turpan. Las Ruinas de Gaochang y la Gruta de los Mil Budas

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita ruinas con guía local de habla inglesa Visita grutas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Un nuevo día empieza en nuestro gran viaje a China, y este será en el que conozcamos un poco mejor los lugares más representativos de la singular provincia de Xijiang.


Después de desayunar en el hotel, iremos a visitar las Ruinas de Gaochang, un sitio arqueológico que alberga los vestigios de la antigua ciudad de Gaochang, capital del reino de los uygures entre los siglos IX y XIV. Aquí podremos contemplar los restos de la imponente muralla que rodeaba la ciudad, así como las ruinas de palacios, templos y mercados.


Nuestro recorrido por los lugares más interesantes de Turpan continuará por las Grutas de los Mil Budas, uno de los puntos más populares y fotografiados de la provincia de Xinjiang. Su nombre real es Bezeklik, se encuentra al norte de las ruinas de Gaochang, y se trata de un sistema de cuevas en el que hay un gran número de pinturas realizadas entre los siglos VI y X, y que se conservan en relativamente buen estado. Nuestra siguiente parada será en los Pozos Karez, que forman parte de un curioso y genialmente diseñado sistema de irrigación subterránea, el mayor de todos los construidos en Xinjiang, con 1.200 canales surtidos por el agua de las nieves de las montañas Tianshan. Por último, visitaremos el minarete Emin, también llamado Su Gong Ta. Fue construido en el Siglo XVIII, se encuentra situado al este de la ciudad y cuenta con una torre circular de 44 metros y un majestuoso templo a sus pies.


Es importante mencionar que el almuerzo forma parte de las actividades incluidas en esta jornada, y que, una vez concluidas todas ellas, regresaremos al hotel de Turpan para pasar la noche.

Día 10: Turpan - Urumqi. Descubriendo los secretos que oculta el noroeste de China

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Visita ruinas con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Este será el último día que pasemos en Turpan, antes de ponernos en marcha para ir a conocer Urumqi, la capital de la provincia de Xinjiang.


En cuanto terminemos de desayunar en el hotel, nos dirigiremos a las Ruinas de Jiaohe, a escasos ocho kilómetros de Turpan, donde podremos contemplar los restos de una antigua fortaleza, que fue fundada por los gobernantes de la dinastía Han. Su intención era crear un baluarte defensivo para proteger a los comerciantes y a sus mercancías mientras recorrían este tramo de la Ruta de la Seda. Lo cierto es que, aunque como su propio nombre indica, está en ruinas, impresiona ver los restos de la fortaleza en mitad del desierto. También dedicaremos parte del día a visitar los innumerables puestos del bazar de Turpan, un bullicioso y animado mercadillo en el que podremos encontrar los artículos más variopintos, destacando especialmente los productos agrícolas locales, los tejidos típicos de la zona y los cuchillos que los uygures -los habitantes originales de esta región- suelen llevar encima.


Una vez que hayamos visitado los últimos enclaves de Turpan que nos quedaban por conocer, almorzaremos y, ya por la tarde, pondremos rumbo a Urumqi, nuestro siguiente destino. Realizaremos el trayecto por carretera, y llegaremos a la capital de Xinjiang al cabo de aproximadamente tres horas. Cuando estemos en Urumqi, iremos directamente al hotel para ponernos cómodos y disfrutar de una plácida noche de descanso.

Día 11: Urumqi. Una inolvidable visita al Lago Celestial

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Excursión Lago Celestial con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Hoy dedicaremos la jornada a visitar los enclaves más representativos de Urumqi, la capital de Xinjiang. Pero antes de eso, por supuesto, habrá que desayunar…


Xinjiang es la provincia más grande de todas las que conforman China aunque, sin embargo, es una de las menos pobladas, con solo unos 20 millones de habitantes. En esta insólita región, tanto las personas como el paisaje son muy diferentes a los del resto del país, incrementando nuestra sensación de exotismo y aventura. Los habitantes de Xinjiang son de etnia uygur, que físicamente no se parece a la etnia han, la mayoritaria en el país.


Lo primero que visitaremos en Urumqi es el célebre Lago Tianchi, Lago Celestial o Lago del Cielo. Esta masa de agua, situada a algo menos de 100 kilómetros de la ciudad, es un enclave de gran belleza gracias, en parte, a las cumbres nevadas del Monte Bogda bajo el que se halla.


El almuerzo de hoy está incluido entre las actividades del día, por lo que aprovecharemos para reponer fuerzas y descansar un poco tras la visita al Lago Tianchi. Después de comer, ya por la tarde, iremos a conocer el bazar local, uno de los más grandes, interesantes y surtidos de mercancías de todo tipo de la provincia. Se trata del Gran Bazar Internacional de Urumqi, de estilo islámico y más de 80.000 metros cuadrados de superficie. Una vez concluidas las visitas del día, regresaremos al hotel para ponernos cómodos, relajarnos, y pasar la noche.

Día 12: Urumqi - Shanghai. Atravesando el país para llegar a Shanghai

RÉGIMEN Desayuno y almuerzo
Transporte Vuelo
Visitas Panorámica de Shanghai Visita Templo de Buda de Jade
ALOJAMIENTO Hotel

Durante la noche, las experiencias vividas a lo largo de la jornada de ayer se han fijado en nuestra memoria, y ya se han convertido en recuerdos imborrables. Podemos, por lo tanto, comenzar un nuevo día en nuestro gran viaje con la tranquilidad de saber que esas imágenes nos acompañarán para siempre.



Después de disfrutar de nuestro desayuno buffet, una nueva jornada, nuevas experiencias por vivir y nuevos sitios para conocer.


Esto es lo que nos deparará el recorrido que vamos a hacer por una urbe que esconde entre sus calles un sinfín de cosas inesperadas. Así que… ¿Listos? Pues vamos allá: nuestra primera parada será en los Jardines Yuyuan, un encantador y típico conglomerado de zonas verdes, pequeños lagos y diversas construcciones situados al norte de la ciudad. Estos jardines datan del siglo XVI, cuando imperaba la célebre dinastía Ming, y es uno de los entornos más bonitos de Shanghai, además de uno de los que más historia acumulan. Después de deambular por los Jardines Yuyuan, pasearemos por la no menos atractiva barriada Xintiandi, llena de viviendas tradicionales y pintorescas.


Luego nos dirigiremos hacia un asombroso santuario budista, el Templo del Buda de Jade. En este templo veremos dos colosales estatuas de Siddhartha Gautama, una de las cuales se nos presenta en posición sedente y la otra tendida. Por último, nos acercaremos al Bund, un camino de casi dos kilómetros junto al río Huangpu, paradigma de los tiempos pretéritos de la ciudad, que nos brindará la oportunidad de admirar, por una parte, las hermosas construcciones de la época colonial y, por otra, los formidables, modernos y altísimos edificios del departamento de Pudong, en la otra margen del río.



Regresaremos al hotel para descansar

Día 13: Shanghái. Disfruta de un día a tu aire por Shanghái

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Amaneces en la concurrida Shanghái, una ciudad cosmopolita pero también de tradiciones arraigadas.


Mientras degustas tu desayuno buffet, piensas en lo que vas a hacer hoy ya que tendrás todo el día para gozarlo a tu aire. En la jornada de hoy recuerda que no tendrás el almuerzo incluido, así que aprovecha y degusta la comida callejera o entra en un buen restaurante, te sorprenderá la fabulosa gastronomía de la ciudad.

Día 14: Shanghai – España. Toca despedirse del gigante asiático

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Conforme vamos camino del Aeropuerto Internacional de Shanghai, nos parece mentira que todo haya terminado. Hace casi dos semanas que emprendimos este viaje que tanto habíamos estado esperando. Han sido días repletos de visitas, excursiones y mil cosas maravillosas e inolvidables que ahora nos llevamos en nuestra memoria y en nuestra cámara de fotos.


Sin duda, desayunaremos un poco tristes, lentamente, como si de esta forma pudiéramos alargar un poco más el viaje. Pero la hora en que vendrán a buscarnos se acerca, y toca prepararse para ir al aeropuerto. Ya solo nos queda realizar los trámites pertinentes, subir al avión que nos devolverá hacia occidente y, mientras dure el largo vuelo de regreso, recordar y comentar con nuestros compañeros de viaje todas las vivencias que nos llevamos con nosotros como parte del equipaje, y que seguro que no llegaremos a olvidar. Nos queda la esperanza de que, tal vez, en un futuro no muy lejano, podamos volver a este apasionante país. ¡Hasta siempre, China!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

Mercure Turpan Downtown
Turpan, China

Mercure Turpan Downtown

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An