Viaje a China: Circuito De Beijing a Hong Kong

Duración 15 día/s, 12 noche/s
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
Completo
Gran Viaje: De Beijing a Hong Kong
DURACIÓN: 15 día/s, 12 noche/s
Completo
El viaje que nunca olvidarás

Este circuito te permitirá conocer, en primera persona, la cara más monumental de China, y averiguar por qué este país es conocido como el “Gigante asiático”, sobrenombre que va mucho más allá de su tamaño y población. Milenios de historia te están esperando al otro lado del planeta, solo falta que des el paso de ir a descubrirlos.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. Rumbo a lo desconocido

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

La ilusión del gran viaje ya se siente en todas partes: desde que nos levantemos de la cama, experimentaremos una emoción incontenible, porque sabremos que está a punto de comenzar la gran aventura de nuestras vidas. ¡Nos vamos a China! Eso sí, antes de poder poner los pies sobre el suelo del gigante asiático, todavía nos quedan varias horas por pasar y varias cosas por hacer.

En primer lugar, y cuando llegue la hora indicada, nos dirigiremos al aeropuerto, donde facturaremos el equipaje y haremos todas esas pequeñas tareas previas a los grandes viajes. Pero en cuanto nos hayamos puesto cómodos en nuestro asiento del avión, hayamos prestado atención a las instrucciones de los auxiliares de vuelo, y la aeronave haya despegado, podremos afirmar que nuestra aventura asiática ha empezado.

El vuelo hasta Beijing, capital de China, es largo, así que tendremos tiempo de soñar, despiertos y dormidos, con todo lo que tenemos por delante. ¡Mañana estaremos en China!

Día 2: Beijing. Llegada a la capital de China

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Instantes después de abrir los ojos a bordo del avión, un montón de imágenes se agolparán en nuestra mente: la maletas, el aeropuerto, el control de seguridad, el despegue, la guía de viaje sobre nuestro regazo mientras surcábamos el cielo… Efectivamente, nuestra gran aventura asiática acaba de comenzar, y estamos a punto de tomar tierra en el aeropuerto internacional de Beijing, capital de la República Popular China.

Cuando hayamos aterrizado, recogido nuestro equipaje y tenido una primera toma de contacto con el exotismo y la magia del país -aunque sea dentro de las paredes de la terminal del aeropuerto-, seremos recibidos con todos los honores por un guía que nos conducirá a nuestro hotel. Allí podremos hacer el check in correspondiente y subir a la habitación a dejar nuestras cosas y ponernos cómodos.

A continuación, dispondremos de tiempo libre hasta la noche. Podremos invertirlo en descansar un poco y paliar los efectos del jet lag o, quien lo prefiera, en salir a dar una vuelta por los alrededores del hotel. ¡Bienvenidos a China!

Día 3: Beijing. Una jornada de visitas inolvidables

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Hace ya dos días que salimos de casa, de modo que más de uno estará deseando empezar a recorrer los lugares más emblemáticos de la capital china, ¿verdad? Pues tranquilos, porque eso es exactamente lo que haremos hoy.

La jornada comenzará en cuanto hayamos terminado de dar buena cuenta del desayuno estilo buffet del hotel: nos pondremos en marcha hacia la famosa Ciudad Prohibida. Su verdadero nombre es Palacio Imperial de Beijing, pero se lo conocer como Ciudad Prohibida porque, antiguamente, el acceso al complejo estaba restringido a los miembros de la corte y de la familia imperial china. El resto de los habitantes de Beijing lo tenían vetado.

El Palacio Imperial fue mandado construir por el emperador Yong Le en 1406, y fue la residencia oficial de los gobernantes chinos hasta 1911. El complejo palaciego tiene una superficie de 72 hectáreas, y está formado por varios edificios, que suman la friolera de 9.000 habitaciones en total. Dentro del foso que rodea la Ciudad Prohibida podremos admirar algunos espacios tan importantes como el Salón de la Armonía Suprema, el Salón de la Armonía Central y el Salón de la Armonía Conservada.

A continuación, nos dirigiremos a la Plaza de Tiananmen, una de las explanadas más grandes del mundo. Cuenta con una superficie de 44 hectáreas, y su nombre significa “Plaza de la Puerta de la Paz Celestial”.

En este lugar fue donde Mao Zedong proclamó la República Popular China el 1 de octubre de 1949, lo que hace de la plaza uno de los puntos más emblemáticos de todo Beijing. Además, los edificios que la bordean son algunos de los más importantes de la ciudad: el Gran Palacio del Pueblo, el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen, el Monumento a los Héroes del Pueblo, el Mausoleo de Mao Zedong…

Nuestra siguiente parada será en el Palacio de Verano, un singular y pintoresco conjunto de edificios, jardines y pabellones que constituyó, durante décadas, la residencia estival de la familia imperial china. Su belleza y su importancia histórica hicieron que, en 1998, la UNESCO lo declarara Patrimonio de la Humanidad.

Día 4: Beijing. ¡Por fin llegó el gran día!

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

La jornada que tenemos hoy por delante será, sin duda, una de las más recordadas por casi todos… ¡Vamos a visitar la Gran Muralla China! Antes de nada, por supuesto, disfrutaremos de un suculento desayuno en el hotel de Beijing, con el que nos llenaremos de energía y vitalidad para todo el día. A continuación, nos desplazaremos unos 70 kilómetros al norte de la capital, donde se encuentra el punto más visitado y fotografiado de la muralla.

Esta colosal obra arquitectónica fue construida hace más de 2.000 años, con el objetivo de proteger el imperio chino de las violentas tribus que habitaban al norte: mongoles y manchúes. 21.196 es el número de kilómetros que medía la muralla cuando se levantó, aunque hoy en día solo quedan en pie unos 10.000.

La Gran Muralla China resulta imponente y constituye una visita realmente inolvidable. Cabe destacar que está considerada una de las Siete Maravillas del Mundo, junto con el Taj Mahal, Machu Picchu, el Coliseo de Roma, Chichén Itzá, la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro y la ciudad de Petra, en Jordania. Además, la UNESCO la declaró Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Tras disfrutar de un delicioso almuerzo, regresaremos a Beijing, deteniéndonos por el camino para contemplar los estadios que se construyeron con motivo de los Juegos Olímpicos de 2008. Veremos, por fuera, el Estadio Nacional, apodado por los medios de comunicación “Nido de Pájaro”.

Es obra del prestigioso estudio de arquitectura Herzog & de Meuron, y debe su sobrenombre al gigantesco enrejado de acero que lo rodea. También podremos admirar el llamado “Cubo de Agua”, que no es otra cosa que el Centro Acuático Nacional. Proyectado por el estudio PTW Architects, su aspecto exterior parece estar formado por miles de burbujas.

Al final del día, asistiremos a una exquisita cena de bienvenida, en la que seremos agasajados con diferentes especialidades chinas, entre las cuales destaca el famoso pato laqueado al estilo de Beijing.

Día 5: Beijing – Xi’an. Nos dirigimos a la legendaria ciudad de Xi’an

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

Nuestro gran viaje debe continuar, y para ello es necesario dejar atrás la inolvidable Beijing y poner rumbo a Xi’an, una ciudad llena de sorpresas y de experiencias por vivir. Aunque, eso sí, todavía queda tiempo para realizar una última visita en la capital china antes de partir.

Después de desayunar en el hotel, nos dirigiremos al Templo del Cielo, el más grande de todos los santuarios de la nación. Está situado al sur de la Ciudad Prohibida, y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998. Fue construido en 1420, y es un claro ejemplo del poder que ostentaron las distintas dinastías que gobernaron China en el pasado. Está formado por varios edificios y pabellones, y entre todos ellos destaca especialmente el Pabellón por la Oración de la Buena Cosecha, debido a su planta circular y su interior finamente ornamentado.

Después de visitar el Templo del Cielo, y de disfrutar de un último almuerzo en Beijing, nos trasladarán a la estación de ferrocarril, donde subiremos a bordo de un tren de alta velocidad con destino a Xi’an.

Esta ciudad se halla en la región central del país, y es la capital de la provincia de Shaanxi. En el pasado, fue capital del imperio chino, y constituía el punto de partida de la legendaria Ruta de la Seda. Con más de 3.000 años de historia, Xi’an tiene reservadas muchas sorpresas para nosotros, sobre todo el impresionante ejército de terracota.

Pero tendremos que esperar a mañana para visitarlo; cuando lleguemos a Xi’an será la hora de registrarnos en el hotel y prepararnos para pasar la noche.

Día 6: Xi’An. Admirando los Guerreros de Terracota

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! ¿Preparados para vivir una de las experiencias más memorables de todo nuestro gran viaje a China? Entonces adelante, saboreemos el desayuno estilo buffet que nos brinda el hotel de Xi’an y pongámonos en marcha.

Hoy iremos a conocer el Museo de Guerreros y Corceles de Terracota, situado a unos 35 kilómetros del centro de la ciudad. Este lugar forma parte del mausoleo del emperador Qinshihuang, quien mandó construir, en el siglo III antes de Cristo, un ejército de terracota formado por 7.000 guerreros a tamaño natural y un gran número de corceles y carros de guerra.

Curiosamente, esta insólita legión que debía acompañar al emperador en su viaje a la otra vida quedó abandonada y cayó en el olvido durante siglos. Quiso el destino que, en 1974, el mausoleo fuera descubierto por casualidad, y pasara a convertirse en uno de los lugares más populares y visitados de toda China. Por su impactante presencia y por su valor histórico, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Después de esta impresionante visita, y de reponer fuerzas con el almuerzo, recorreremos algunos de los lugares más emblemáticos de Xi’an.

Primero nos acercaremos al Templo Jianfu, donde se encuentra la Gran Pagoda de la Oca Silvestre, un singular santuario budista de 64 metros de altura. Luego visitaremos la Gran Mezquita del Barrio Musulmán, construida en el siglo VIII y que asombra al viajero por su tamaño: cuenta con alrededor de 13.000 metros cuadrados de superficie. Después, regresaremos al hotel para cenar algo y pasar la noche.

Día 7: Xi’An – Shanghai. Un avión nos conduce a Shanghai

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Vuelo
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

Comienza un nuevo día en nuestro gran viaje a China, y esta jornada estará marcada por el traslado desde Xi’an hasta Shanghai, nuestro siguiente destino. Después de desayunar en el hotel, nos dirigiremos al aeropuerto para tomar un vuelo hacia esta enorme, apasionante y exótica ciudad. Shanghai es, con sus 20 millones de habitantes, la urbe más grande y poblada de China, además de la más cosmopolita y abierta al mundo.

Nada más aterrizar en Shanghai, iremos a visitar los Jardines Yuyuan, uno de los lugares más bellos y con más historia de la ciudad. Fueron construidos en el siglo XVI, durante el reinado de la Dinastía Ming, y están formados por un sinfín de preciosos estanques, pabellones y bucólicas zonas verdes.

A continuación, nos dirigiremos al Templo del Buda de Jade, uno de los santuarios budistas más importantes de China. En su interior podremos ver dos majestuosas esculturas de Buda, una en posición sentada y la otra yacente.

La última visita de la jornada será el malecón de la ciudad, también llamado Bund. Se trata de un paseo de casi 2.000 metros de longitud que discurre junto al cauce del río Huangpu. El malecón regala al visitante una interesante colección de contrastes, ya que en una de las orillas del río se levantan varios bonitos edificios de estilo colonial, mientras que en la otra se encuentra el distrito de Pudong, repleto de gigantescos rascacielos.

Terminaremos el día regresando al hotel para disfrutar de una merecida noche de descanso.

Día 8: Shanghai. Jornada libre para disfrutar a nuestra manera

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

La maravillosa y moderna ciudad de Shanghai nos servirá de escenario para vivir una jornada sin ataduras, sin horarios y sin visitas concertadas.

Desde que terminemos de desayunar en el hotel, y hasta que caiga la noche, disfrutaremos de tiempo libre para hacer lo que queramos: ir de compras por cualquiera de los numerosos centros comerciales de la zona, aprovechar para descansar unas horas en el hotel, o visitar alguno de los lugares que no pudimos ver ayer, como el Museo de Shanghai, la Plaza del Pueblo, el Centro de Exposiciones de Urbanismo, el barrio francés, el Gran Teatro de la ciudad, el Museo de Arte de Shanghai o Xintiandi, un pintoresco barrio de casas tradicionales.

Día 9: Shanghái - Guilin. Una nueva etapa en nuestro gran viaje

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Las experiencias que hemos vivido en Shanghai a lo largo de los últimos días han sido maravillosas, ¿verdad? Pero, lamentablemente, ha llegado el momento de decir adiós a esta increíble ciudad y proseguir con nuestro gran viaje.

Guilin se halla en el sur de China, dentro de la región autónoma de Guanxi Zhuang, y es una ciudad famosa en todo el país por la belleza de sus paisajes. Colinas cubiertas de vegetación, las mágicas aguas color esmeralda del río Li, y una serie de insólitas formaciones rocosas constituyen el marco que rodea esta ciudad imperdible. Destaca especialmente la Colina de la Trompa de Elefante, un curioso promontorio cuyas rocas, efectivamente, recuerdan a la silueta de un enorme paquidermo.

Cuando aterricemos en Guilin, nos trasladarán a nuestro nuevo hotel, donde haremos el check in y tendremos unas horas de tranquilidad antes de acostarnos. ¡Mañana disfrutaremos de la ciudad a lo grande!

Día 10: Guilin - Guangzhou. Surcando las aguas del río Li

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Crucero por el río Li Gruta de Flautas de Caña
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy podremos comprobar, con nuestros propios ojos, por qué se habla tanto de la belleza natural de Guilin y sus alrededores. En cuanto acabemos de desayunar en el hotel, nos llevarán al muelle de la ciudad para embarcar en un crucero.

A bordo de este navío surcaremos, durante toda la mañana, las aguas del río Li. Rodeados de unos preciosos paisajes, y bajo el cálido sol del sur de China, disfrutaremos de una jornada inolvidable en plena naturaleza.

Tendremos ocasión de contemplar las singulares formaciones kársticas que se encuentran a ambos lados del río, así como las verdes colinas, los bosques de bambú, los acantilados llenos de maravillosas grutas y los pueblos agrícolas que salpican el paisaje. También disfrutaremos de un delicioso almuerzo a bordo del barco.

Por la tarde, iremos a visitar la Cueva de las Flautas de Caña, un insólito lugar que se encuentra a las afueras de Guilin.

Esta gruta recibe su nombre por la gran cantidad de cañas que crecen en su exterior, y que los habitantes de la zona utilizar para fabricar flautas. El interior de la cueva está lleno de estalactitas, estalagmitas y diversas formaciones rocosas de lo más peculiar. También se pueden ver una serie de inscripciones antiguas en las paredes de la gruta, que relatan los viajes, leyendas y poemas de la dinastía Tang.

Cuando el día esté tocando a su fin, nos dirigiremos a la estación de ferrocarril de Guilin para tomar un tren de alta velocidad hacia Guangzhou, “la ciudad de las cabras”. Al llegar, nos trasladarán a nuestro nuevo hotel para instalarnos y pasar la noche.

Día 11: Guangzhou - Hong Kong. Un día difícil de olvidar

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Ferry
Visitas Panorámica de Guangzhou
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Una nueva y apasionante jornada arranca en nuestro gran viaje a China, esta vez en la ciudad de Guangzhou, históricamente llamada Cantón, y apodada como la Ciudad de las Cabras.

Después de desayunar en el hotel, nos lanzaremos a las calles de Guangzhou para explorar sus lugares más emblemáticos y sus puntos de mayor interés turístico, cultural y social.

Empezaremos con una visita a la Casa Ancestral de la Familia Chen, también llamada Templo o Academia Chen. No fue la residencia de esta dinastía, sino que se trata de un bellísimo edificio de arquitectura típica cantonesa, construido gracias a las donaciones de los miembros de la familia Chen. Actualmente, es la sede del Museo de Artes Populares de Guangdong.

También admiraremos la imponente silueta de la Torre de la Televisión que, con sus más de 600 metros de altura, es uno de los edificios más altos del planeta. Su estructura enrejada y su aspecto retorcido hacen a este rascacielos todo un símbolo de la ciudad.

Se encuentra en la Plaza Huacheng, otro de los puntos clave de nuestra visita a Guangzhou. No es posible afirmar que se ha estado en la antigua Cantón si no se ha paseado por este enorme espacio abierto lleno de jardines y rodeado de imponentes rascacielos.

Antes de parar para almorzar, visitaremos el Mercado de Qingping, junto a la orilla del río Perla. Las mercancías más variopintas, las hierbas más aromáticas y los alimentos más surrealistas se pueden encontrar sin dificultad en los innumerables puestos de este pintoresco e imperdible mercado.

Ya por la tarde, iremos al muelle Lian Hua Shan, en el que tomaremos el transbordador de las 18:00 horas con destino a Hong Kong. El trayecto dura algo menos de dos horas, que se pasarán volando gracias a lo ameno de las vistas: paisajes urbanos, rascacielos y calles atestadas de gente aparecen a ambos lados del canal, mientras el transbordador se abre paso hacia el sur. Antes de llegar a las aguas abiertas del Mar de la China Meridional, se detendrá en Hong Kong, la ciudad en la que pasaremos los siguientes días.

Día 12: Hong Kong. Visitando los puntos clave de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Hong Kong
ALOJAMIENTO Hotel

Del mismo modo que Hong Kong ha sido, durante siglos, el puerto de entrada de millones de toneladas de mercancías a China, el desayuno estilo buffet del hotel será nuestra vía de acceso a esta nueva y apasionante jornada del viaje.

En cuanto terminemos, dará comienzo un tour de medio día que nos brindará la oportunidad de conocer los lugares más representativos de esta ciudad llena de historia y de leyendas. En primer lugar, visitaremos el Muelle de pescadores de Aberdeen, al sur de la Isla de Hong Kong. Es el lugar perfecto para ver con nuestros propios ojos los contrastes que hacen a este país tan especial.

Con los imponentes rascacielos como telón de fondo, los pescadores del puerto maniobran sus embarcaciones tradicionales para descargar su pescado. Como curiosidad, diremos que en este muelle se encuentra el restaurante flotante más grande del mundo: Jumbo Kingdom, en el que caben más de 2.300 comensales.

También nos acercaremos a visitar la Bahía de Repulse, en la que se encuentra la playa del mismo nombre. Es la favorita de los viajeros internacionales que dedican unas cuantas horas de su estancia en Hong Kong a tomar el sol y darse un baño. En sus inmediaciones, además, hay un gran número de tiendas y restaurantes, repartidos por sus bonitos edificios de estilo colonial.

Antes de regresar al hotel, nos acercaremos a conocer el Pico Victoria, el punto más alto de la Isla de Hong Kong. Las vistas panorámicas desde este lugar son incomparables, ya que ofrecen una panorámica espectacular, tanto de los rascacielos del distrito financiero como del Puerto Victoria, de las verdes montañas de los denominados Nuevos Territorios y de la península de Kowloon.

Por la tarde disfrutaremos de unas horas de tiempo libre para hacer lo que más nos apetezca.

Día 13: Hong Kong. Tiempo libre para hacer lo que queramos

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

La única actividad programada en todo el día es el desayuno estilo buffet en el hotel. A partir de ese momento, podremos disfrutar de esta maravillosa ciudad como más nos apetezca. Sin ataduras, sin horarios, sin visitas cerradas… Totalmente a nuestro aire.

Podremos aprovechar para descansar en el hotel o pasear por sus instalaciones, para ir de comprar por los cientos de tiendas y centros comerciales de Hong Kong, o para visitar alguno de los puntos de interés turístico que se quedaron ayer en el tintero, como el puerto Victoria, los mercadillos de la península de Kowloon o los rascacielos del distrito financiero.

También, por supuesto, podremos ir a darnos un baño a la playa de Repulse o volver a alguno de los lugares que ya visitamos durante la jornada anterior, para profundizar en su historia o, sencillamente, para hacernos un par de fotos más.

Día 14: Hong Kong - España. Llegó la hora de decir adiós

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

China nos ha regalado una inolvidable colección de imágenes y de experiencias, que sin duda nos acompañarán para siempre en forma de recuerdos imborrables. Allá donde vayamos, en el fondo de nuestra memoria siempre habrá un sitio de honor para la Gran Muralla China, para las calles de Beijing, para los guerreros de terracota de Xi’an, para los rascacielos de Shanghai, para los paisajes de Guilin, para los edificios de Guangzhou y para el muelle de Hong Kong.

Ahora, lamentablemente, ha llegado el momento de partir, dejando atrás este maravilloso país que es China. Después de disfrutar de un último desayuno en el hotel de Hong Kong, y cuando llegue la hora convenida, vendrán a recogernos para trasladarnos al aeropuerto. Allí subiremos al avión que nos llevará de vuelta a España. ¡Hasta la próxima!

Día 15: ¡Hasta la próxima!

RÉGIMEN Según itinerario
Transporte Vuelo

¡Acabas de volver y ya tienes ganas de viajar otra vez! Normal, has disfrutado mucho y vivido experiencias increíbles. Ahora toca contar anécdotas e historias y mostrar las fotografías… Y, sobre todo, pensar en el próximo viaje.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao

Ramada Plaza Guangzhou
Guangzhou, China

Ramada Plaza Guangzhou

Asia International
Guangzhou, China

Asia International

Metropark Hotel, Kowloon
Mong Kok, Hong Kong

Metropark Hotel, Kowloon