Viaje a China: Circuito China esencial y Osos Panda

Duración 14 día/s, 12 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Gran Viaje: China esencial y Osos Panda
DURACIÓN: 14 día/s, 12 noche/s
Completo
Visitas y experiencias para el recuerdo

Lo que te espera a lo largo de este maravilloso recorrido por China es algo realmente difícil de olvidar: experiencias en la gran ciudad, visitas a templos increíbles, paseos por lugares llenos de magia, paisajes de una belleza incomparable y una jornada rodeado de unos animales tan exóticos como cariñosos: los osos panda de Chengdu.

Itinerario

Día 1: España – Beijing. La primera jornada de un viaje inolvidable

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Vuelo

Después de meses, semanas de espera, ya nos encontramos a punto de realizar un extraordinario viaje a uno de los destinos más apreciados por todo viajero que se precie. China nos espera con toda su amplitud y encanto, repleta de lugares espectaculares… pero solo hay que tener un poco de paciencia para que el encuentro se produzca, ya que hay que revisar el equipaje, dirigirnos al aeropuerto, facturar, esperar al embarque…

Una vez acomodados en nuestro asiento del gran avión que nos llevará hasta el gigante asiático, nos preparamos para que el trayecto sea lo más agradable posible, con unas recomendables horas de sueño que acortarán la espera para alcanzar un destino tan deseado. Entre las distracciones, podemos optar por leer un libro o una revista, ver una película o una serie, escuchar nuestra música preferida… y repasar mentalmente nuestro “cuaderno de viaje” de estas casi dos magníficas semanas por el Lejano Oriente. Mientras tanto, cada vez nos acercamos cada vez más a la gran China.

Día 2: Beijing. ¡Por fin! Ya podemos respirar el aire de China

RÉGIMEN Sin comidas.
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hace unas horas estábamos repasando el equipaje, cerrando la puerta, dirigiéndonos al aeropuerto… después de unos momentos de sueño, abrimos los ojos y despertamos en pleno continente asiático. Es una de las posibilidades de nuestro vuelo nocturno hacia China, que podemos rematar con unos sorbos de café en plena cuenta atrás para comenzar un increíble viaje… de hecho, ya ha comenzado. Escuchamos el ruido del despegue y en breve lo haremos con el del aterrizaje. Ya estamos en Beijing, ¡bienvenidos a China!

Ya en tierra, con las maletas que nos van a acompañar estos magníficos días de fascinante periplo asiático, nos esperan para acompañarnos hasta el hotel, donde nos registraremos y subiremos a la habitación que nos alojará en esta primera etapa. A partir de aquí, podremos escoger entre descansar de cara a la siguiente jornada, pasear por los alrededores, etc.

Día 3: Beijing. Recorriendo los puntos clave de la ciudad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Beijing
ALOJAMIENTO Hotel

Un suculento desayuno supone un magnífico comienzo de día, y así será en este jornada que, seguro, se convertirá en inolvidable. Ya en marcha, llegaremos hasta la Ciudad Prohibida, un fascinante conjunto de edificios que hizo, durante siglos, honor a su nombre porque solo lo podían disfrutar los miembros de la familia imperial, los de la corte y escasos privilegiados que contaban con el beneplácito de la saga dominante.

El tiempo ha pasado, y la Ciudad Prohibida (en origen, Palacio Imperial), que se empezó a construir en 1406 por el emperador Yong Le, ha acogido a millones de visitantes que se quedan asombrados ante la magnitud de sus 72 hectáreas, que alojan 9.000 habitantes repartidas en sus distinguidos edificios. Como asombrado quedó todo el mundo al verla como fundamental escenario de la película de Bernardo Bertolucci “El último emperador”. Residencia oficial de los emperadores chinos hasta 1911, se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Asia, con espacios tan bellos como el Salón de la Armonía Central, el Salón de la Armonía Suprema y el Salón de la Armonía Conservada.

El recorrido continuará asombrándonos por su espectacularidad, ya que pasaremos por uno de las plazas más grandes y populares del mundo: la Plaza de Tiananmen, que ocupa 44 hectáreas y es el centro neurálgico, histórico, simbólico, de la capital de China. También es conocida como la Plaza de la Puerta de la Paz Celestial, ya que así se denomina la puerta que comunica Tiananmen con el Palacio Imperial.

En ella Mao Zedong proclamó (1 de octubre de 1949) la República Popular China; en 1989 Tiananmen apareció en los medios de comunicación por un levantamiento popular… un lugar cargado de historia que, además, alberga varios de los edificios más notables de todo Beijing: el Museo Nacional de Historia y de la Revolución, la Torre de Tiananmen, el Gran Palacio del Pueblo, el Monumento a los Héroes del Pueblo y el Mausoleo de Mao Zedong.

La jornada de visitas a lugares icónicos continúa con la llegada al Palacio de Verano, otro legado de la época en la que diferentes dinastías gobernaron el país. Un lugar de ocio y recreo para las familias imperiales que ha merecido, como otros destacados lugares orientales, la calificación de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Otro gran día para fijar en nuestro recuerdo, y si lo deseamos lo podremos terminar con un espectáculo de acrobacias típicas de Beijing. ¡No ha estado nada mal!

Día 4: Beijing. Con la boca abierta ante la imponente Gran Muralla China

RÉGIMEN Desayuno. Comida. Cena de pato laqueado.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas La Gran Muralla
ALOJAMIENTO Hotel

Un sabroso desayuno en el hotel será el mejor prólogo a un impresionante día en tierras orientales, ya que visitaremos la Gran Muralla China, una excepcional construcción levantada hace más de 2.000 años y que desde entonces asombra a todo el mundo que pasa por ella.

Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, es una de las Siete Maravillas del Mundo, junto a Chichén Itzá, en México; la ciudad de Petra, en Jordania; el Taj Mahal en India; el Coliseo romano en Italia, el Machu Picchu en Perú , y la estatua del Cristo Redentor de Río de Janeiro.

La Gran Muralla China se construyó como barrera ante las invasiones de pueblos guerreros como los mongoles y los manchúes. Esta defensa del imperio alcanzó tales dimensiones que llegó a medir casi 22.000 metros, de los que se mantienen en pie cerca de 10.000. Entre tanta distancia, y por suerte, la zona más visitada está a solo 70 kilómetros al noroeste de Beijing, así que podremos disfrutar de esta gran experiencia, como una de las vivencias más emocionantes de este gran viaje.

Ya de vuelta a la ciudad, y después de la comida, podremos conocer otro fantástico enclave, en este caso de tiempos modernos: los estadios e instalaciones construidas con motivo de los Juegos Olímpicos de 2008 en Beijing. Como el impresionante Estadio Nacional, centro neurálgico de muchas de las pruebas celebradas en esta prestigiosa cita global, denominado popularmente “Nido de Pájaro” por su excepcional y original enrejado de acero.

Otro de los edificios que imponen verlos en persona es el Centro Acuático Nacional, apodado en su caso como “Cubo del Agua”, por su forma y porque parece estar contener multitud de gotas de agua de distintos tamaños.

El día continúa a lo grande, ya que estaremos invitados a una cena en la que el mundialmente famoso pato laqueado será el plato más destacado entre todos los sabrosos bocados orientales.

Día 5: Beijing – Xi’An. Rumbo a Xi’an a bordo de un tren de alta velocidad

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren Alta Velocidad
Visitas Templo del Cielo
ALOJAMIENTO Hotel

Otro día excepcional nos espera, y comenzará, después del desayuno buffet en el hotel, con una visita, al sur de la Ciudad Prohibida, al imponente Templo del Cielo, construido en 1420 y situado al lado de la Ciudad Prohibida, un santuario que sorprende a todo el que lo visita por sus dimensiones y toque de distinción.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en 1998, como varios de los lugares que visitaremos estos días, es el más grande de todo el país y una muestra palpable del secular legado del poder imperial a través der sus numerosas dinastías: tenían mucho poder y querían demostrarlo, además de rendir respeto a la divinidad. Podremos ver excepcionales estancias como el Pabellón de la Oración por la Buena Cosecha, de base circular y con una excepcional decoración, tanto en su interior como en los detalles del exterior.

Después de la excepcional visita al Templo del Cielo, saborearemos nuestro último almuerzo en Beijing, ya que tomaremos un tren de alta velocidad para dirigirnos a la espectacular Xi´an, ciudad que, con más de 3.000 años de historia fue la capital del país (en la actualidad es la capital de la provincia de Shaanxi, situado en el centro del país.

Además, y por si fuera poco, fue el punto de partida de la legendaria Ruta de la Seda y alberga el extraordinario, único, Museo de los Guerreros y Corceles de Terracota, compuesto por más de 8.000 guerreros y caballos de terracota (arcilla o barro cocido en horno), con rostros diferentes y de tamaño real… Será toda una experiencia, pero tendremos que esperar a que pase la noche, ya alojados en nuestro hotel de Xi´an.

Día 6: Xi’An. El ejército de piedra más famoso del planeta

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Museo de Guerreros y Corceles de terracota Panorámica de Xi'an
ALOJAMIENTO Hotel

Esta jornada nos depara la visita a uno de los lugares más increíbles y extraordinarios no solo de China, sino de todo el mundo. Mientras desayunamos, nos prepararemos para pisar el mismo terreno en el que se encuentra el ejército de terracota de Xi´an, mandado construir, en el siglo III a. C. por el emperador Qinshihuang, a unos 35 kilómetros al noreste de la ciudad.

Una vez allí, y por mucho que hayamos visto u oído sobre ellos, nos asombrará, por la presencia de miles de guerreros hechos a tamaño natural, cada uno con un rostro diferente y acompañados de cientos de corceles, carros de guerra y demás objetos. El emperador quiso estar acompañado por un ejército una vez fallecido, y la condición de mausoleo, de enorme tumba, hizo que durante siglos estuviese enterrada en el olvido… hasta que unos agricultores locales encontraron, en 1974 y mientras cavaban un pozo, los primeros indicios de que abajo había algo…. La declaración como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 ratificó la importancia de este colosal enclave. ¡Inolvidable!

Una excepcional experiencia que recordaremos toda la vida, aún más mientras almorzamos a la vuelta de este excepcional mausoleo. De vuelta a Xi´an, visitaremos alguno de sus lugares más emblemáticos, como el Templo Jianfu, que alberga la Gran Pagoda de la Oca, un bello santuario budista con una altura de 64 metros.

Y el siguiente paso será la Gran Mezquita del Barrio Musulmán, construida en el siglo VIII y también caracterizada por sus enormes dimensiones, en una superficie de cerca de 13.000 metros cuadrados de superficie (una de las mezquitas más grandes de todo el país). Otro gran día en la gran China… llega la hora de regresar al hotel para cenar y dormir.

Día 7: Xi’an – Chengdu. Rumbo a la capital de la provincia china de Sichuan

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Tren Alta Velocidad
ALOJAMIENTO Hotel

El apasionante recorrido por los siglos de historia de la legendaria Xi’an dará paso a lo que será otra emocionante etapa del viaje, en la gran provincia de Sichuan: Chengdu.

Una vez disfrutado el sabroso desayuno buffet del hotel, nos dirigiremos al aeropuerto o la estación de trenes (según la época del año), donde nos espera un avión o tren que nos llevará al encuentro de un lugar caracterizado por su impresionante entorno natural y por acoger a los mundialmente famosos osos panda.

La visita al Centro de Cría del Oso Panda de Chengdu supone entrar en un enclave muy especial, una reserva única en el mundo por albergar a cientos de ejemplares de esta especie en peligro de extinción… y en la misma ciudad.

Día 8: Chengdu. Una jornada marcada por los osos panda y el Gran Buda de Leshan

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Centro de cría del Oso Panda con guía local de habla inglesa
ALOJAMIENTO Hotel

Hay tiempo para disfrutar del desayuno en nuestro hotel pero, una vez más, estaremos esperando que empiecen las excepcionales visitas previstas este día, empezando por el increíble Centro de Cría del Oso Panda de Chengdú, construido para que, en plena ciudad, los osos cuenten con una recreación lo más fiel posible, a su hábitat natural, a solo diez kilómetros del centro de la ciudad.

Pasearemos por los lugares más destacados y fascinantes de una superficie de más de 370 kilómetros cuadrados en la que se trabaja con celo, día a día, para favorecer la cría y reproducción de una de las especies animales más populares en todo el planeta.

La visita al Centro de Cría del Oso Panda de Chengdú no solo permite contemplar a los osos de distintos tamaños y edades, sino conocer más sobre las características y forma de vida de esta especie en el Museo del Panda Gigante. Y, además, el centro acoge otras especies que viven en ella como en un refugio, como en los casos de las grullas de cuello negro o las cigüeñas.

La estancia en el Centro de Cría del Oso Panda durará hasta primera hora de la tarde. Después del almuerzo, nos espera nuestra próxima cita con los encantos de esta gran ciudad, una de las mayores de todo el país. El increíble Gran Buda de Leshan, construido hace más de un milenio, será otra de nuestras imponentes citas con los enormes y distinguidos atractivos de China… en este caso, una colosal estatua de Buda esculpida en piedra más grande del planeta, con 71 metros de altura.

Todo un espectáculo, en un extraordinario entorno natural, situado en un acantilado, rodeado de vegetación, y en la encrucijada de los ríos Min Jiang, Dadu y Qingyi y declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1996.

Día 9: Chengdu – Hangzhou. La gran aventura china continúa…

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo
ALOJAMIENTO Hotel

Ya en la recta final del viaje, los recuerdos se acumulan para no dejarnos jamás, como sucederá en los vividos durante los próximos días, empezando por Hangzhou, en el extremo oriental del país y con una población cercana a los diez millones de habitantes.

Desayunaremos en nuestro hotel de Chengdu para, después, llegar al aeropuerto, donde nos esperará un avión para llevarnos al nuevo destino, otra de las grandes y fascinantes ciudades de China que, en su caso, recibe el sobrenombre de “Paraíso en la Tierra”, por sus excepcionales parajes naturales junto a la desembocadura del río Qiantang y el Gran Canal de China, y muy cerca de las ciudades de Suzhou y Shanghai.

Por algo, el célebre viajero y cronista Marco Polo describió este lugar como “la ciudad más suntuosa y elegante de las que había conocido”, y por algo, la jornada que disfrutaremos al día siguiente de nuestra llegada será inolvidable. Antes, aprovecharemos para disfrutar de un sueño reparador en nuestra habitación del hotel en Hangzhou.

Día 10: Hangzhou. La Pagoda de las Seis Armonías y mucho más

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Hangzhou
ALOJAMIENTO Hotel

Antes de iniciar nuestro recorrido por Hangzhou, tomaremos un suculento desayuno buffet en nuestro hotel. A esta ciudad, no sin razón, se la ha llamado, a lo largo de la historia, “Paraíso en la Tierra”. ¿Por qué?, lo comprenderemos en cuanto salgamos a la calle y podamos admirar sus panoramas y sus hermosas edificaciones.

Nuestra primera parada será en el bellísimo Lago Oeste, que contiene cantidad de pequeños trozos de tierra con pagodas, jardines, distintos salones, puentes, templos, algún museo y avenidas. Además, a lo largo y ancho del lago, veremos islotes de una gran hermosura. El Lago Oeste está delimitado por el corazón histórico de Hangzhou, por un lado, y por bonitas lomas, por sus tres lados restantes. Debido a su hermosura y por su entorno tan atractivo y característico, la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 2011. Cuando cae la tarde, es posible contemplar, en medio del lago, increíbles exhibiciones en las que se juega con la luz y el sonido.

Es cierto que Hangzhou es una gran urbe, llena de modernas edificaciones hechas de cristal y de acero y que, en sus avenidas, hay cantidad de altísimos edificios, pero nosotros nos centraremos, principalmente, en la parte que nos cuenta la emocionante y dilatada historia de la ciudad.

Por eso, conoceremos de cerca el Templo de las Almas Escondidas, la Pagoda de las Seis Armonías, o el Templo Yue Fei. En el Templo de las Almas Escondidas, uno de los santuarios budistas mayores del país, encontraremos millares de estatuas de Buda, talladas en las cuevas y en las rocas, así como algunas hermosísimas pagodas.

Día 11: Hangzhou – Suzhou. El Jardín del Pescador y la Colina del Tigre

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren
Visitas Panorámica de Suzhou
ALOJAMIENTO Hotel

En tren o en autobús (depende de la ubicación del hotel), recorreremos en poco tiempo, justo después de desayunar, la distancia entre Hangzhou y Suzhou, ya que es muy corta. Una vez en el nuevo destino, no tardaremos en comprobar por qué se conoce a Suzhou como “La Venecia de Oriente”, por la gran presencia de agua (procedente del lago Tai y el Gran Canal de China), que se integra con la ciudad y crea espectaculares imágenes para el recuerdo. Casi la mitad la ciudad está atravesada por el agua, y por ella conoceremos nuevos rincones que nos sorprenderán gratamente.

El primer lugar que conoceremos es el Jardín del Pescador, ubicado en un entorno de cientos de preciosos jardines, que conforman un espectáculo natural único, reconocido por la declaración como Patrimonio de la Humanidad en 1997. Curiosamente, el Jardín del Pescador es el más popular y visitado de todos ellos a pesar de su reducido tamaño, con solo media hectárea de superficie y rodeado de estrechas calles. Creado en tiempos de la dinastía Song (que reinó desde 960 a 1279), recrea varios tipos de paisajes naturales en miniatura y ofrece, al caer la noche, una cuidada iluminación de sus ambientes.

Después de la visita a este jardín distinguido por su originalidad y belleza, nos dirigiremos a la Colina del Tigre, en el centro de la ciudad. Elevada solo cerca de 40 metros del suelo urbano, presenta varios puntos de interés que atraen a miles y miles de visitantes del año, como sucede con la Pagoda del Templo de Yunyan, construida en el siglo X e inclinada, como sucede con la mundialmente famosa Torre de Pisa. Una nueva jornada “cinco estrellas”, que terminará con la llegada al hotel para prepararnos para la siguiente jornada.

Día 12: Suzhou – Shanghai. Visitando los enclaves más representativos de la gran Shanghai

RÉGIMEN Desayuno. Comida.
Transporte Tren
Visitas Panorámica de Shanghai
ALOJAMIENTO Hotel

Como ocurre con la distancia entre Hangzhou a Suzhou, el trayecto hacia Shanghai es muy corto, por lo que recurriremos al tren o al autobús según el lugar en el que estuviese el hotel de partida. Shanghai será un magnífico cierre para estas casi dos semanas de gran viaje por tierras chinas, con todo tipo de atractivos en una de las ciudades más fascinantes del planeta.

La primera visita será a los Jardines Yuyuan, situados al norte de la ciudad y construidos durante el siglo XVI, en tiempos de la Dinastía Ming. Forman un precioso conjunto de zonas verdes y estanques y pabellones, y recibe su nombre del de un funcionario imperial que decidió erigir unos jardines como los que disfrutaban los gobernantes. Una nueva gran noticia para los sentidos, que seguirá con la visita al barrio de casas tradicionales Xintiandi.

El Templo del Buda de Jade será la próxima visita en la extraordinaria Shanghai, con nuevos argumentos para sorprender al visitante. El objetivo de su construcción fue, en 1882, fue albergar dos estatuas de Buda de gran tamaño, una sentado (de dos metros de altura y 200 kilos de pesa) y otra recostado (de jade blanco).

Y una vez visitado este curioso punto en el mapa de la ciudad china, nos dirigiremos a pasear por el popular malecón, conocido como Bund, y que permite contemplar el espectacular contraste entre los edificios clásicos orientales de un lado del río Huangpu y, en el otro, los rascacielos y edificios recién construidos de Pudong, el centro financiero de Shanghai.

Día 13: Shanghai. Todo un día libre para disfrutar de Shanghai

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte A tu aire
ALOJAMIENTO Hotel

Todo un día entero para disfrutar de todo lo que puede ofrecer Shanghai, una de las ciudades más vibrantes y sorprendentes del planeta, con casi 20 millones de habitantes y dependiente del gobierno central de la República Popular China… Un sitio muy especial que conoceremos un poco mejor, un día después de disfrutar varias horas por las zonas de los Jardines Yuyuan, El templo del Buda de Jade y el Malecón.

Podremos empezar, por ejemplo, por cualquiera de los interesantes museos de la ciudad, como el Museo de Shanghai, el Centro de Exposiciones de Urbanismo o el Museo de Arte de Shanghai. O visitar la Plaza del Pueblo (el centro administrativo de la ciudad), el Barrio Francés (repleto de pequeñas calles), el distinguido barrio de casas tradicionales Xintiandi, el Gran Teatro de Shanghai… todas serán buenas ideas, como aprovechar que se está en uno de los ciudades más comerciales del mundo para hacer unas compras, descansar un tiempo en el hotel…

Sea como sea, tendremos la oportunidad de disfrutar de nuestro último día completo en China al máximo. ¡Merecerá la pena!

Día 14: Shanghai – España. Decimos adiós a Shanghai y a China

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Vuelo

Llega el momento de dejar China, después de cientos de kilómetros, de decenas de encuentros con lugares excepcionales que se quedarán grabados para siempre en nuestro recuerdo, el legado de un gran viaje que hemos tenido la suerte de disfrutar desde el primer al último minuto de nuestra aventura personal en el continente asiático.

Todo está listo para dejar Shanghai, para despedirnos de China… solo queda disfrutar del magnífico desayuno en el hotel antes de que nos lleven hasta el aeropuerto. Ya en el avión, se combinarán la melancolía por no seguir disfrutando de China con la alegría por haber podido disfrutar de momentos excepcionales en lugares increíbles, de experiencias únicas que regresan con nosotros en el equipaje y que preceden a las que viviremos en nuestros próximos viajes. ¡Hasta la próxima!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

La categoría de los hoteles es primera y primera superior.

V-continent Beijing Parkview Wuzhou
Beijing, China

V-continent Beijing Parkview Wuzhou

Wanda Realm Beijing
Shijingshan, China

Wanda Realm Beijing

Prime Hotel Beijing
Beijing, China

Prime Hotel Beijing

Swisstouches Hotel Xi An
Xi An, China

Swisstouches Hotel Xi An

Crowne Plaza Chengdu
Chengdu, China

Crowne Plaza Chengdu

Zhejiang International Hangzhou
Hangzhou, China

Zhejiang International Hangzhou

Grand Mercure Shanghai Century Park
Shanghai, China

Grand Mercure Shanghai Century Park

Grand Mercure Hongqiao
Shanghai, China

Grand Mercure Hongqiao