Viaje a Polonia: Circuito Estancia en Cracovia (Semana Santa desde La Rioja, Vitoria y Palma de Mallorca)

Duración 5 día/s, 4 noche/s
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
Completo
Circuito: Estancia en Cracovia (Semana Santa desde La Rioja, Vitoria y Palma de Mallorca)
DURACIÓN: 5 día/s, 4 noche/s
Completo
Una ciudad muy viva que resurgió de un pasado hostil

Polonia se ha visto involucrada en los acontecimientos sociales y políticos de la primera mitad del siglo XX, y eso se refleja en sus grandes ciudades tales como Cracovia. De una belleza característica, esta ciudad cuenta con singulares muestras arquitectónicas al más puro estilo europeo y monumentos que salvaguardan el pasado y el sufrimiento de los antiguos habitantes que vivieron el régimen nazi. ¡Nada de lo que visitemos aquí nos dejará indiferentes!

Itinerario

Día 1: Logroño / Vitoria / Palma de Mallorca - Katowice - Cracovia.

RÉGIMEN Alojamiento
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Panorámica de Crackovia
ALOJAMIENTO Hotel

Lo tenemos todo a punto para iniciar nuestro camino al aeropuerto. Lo mejor será salir con tiempo suficiente para poder solventar los posibles imprevistos que se nos presenten. Llegar dos horas antes de la salida de nuestro vuelo será lo ideal para realizar todos los trámites con tranquilidad.

El avión aterrizará en Katowice y poco después seremos trasladados hasta el hotel elegido en Cracovia, que será nuestra base para descubrir toda la ciudad.

Empezaremos una visita panorámica pasando por la céntrica Plaza del Mercado, una de las más grandes y más famosas de todo el país. Podremos conocer los edificios más emblemáticos de este lugar que aglutina en cada uno de sus adoquines cientos de años de historia. Podremos fotografiar de cerca la Torre del Ayuntamiento, el último reducto del antiguo ayuntamiento levantado en el siglo XIV.

La visita sigue en la misma plaza, pero ahora en el Mercado de los Paños. Este lugar se concibió en el siglo XIII como un primitivo centro comercial, aunque ahora podemos ver un edificio completo, los inicios del lugar no fueron más que un seguido de tenderetes donde se exponían y vendían las mercancías. Otro lugar memorable de la ciudad es el que compone la Universidad Jaguelónica, aquí estudiaron personalidades tan destacadas como el mismo Copérnico, que dejó un gran legado no solamente a las matemáticas y a la astronomía, sino también a este histórico edificio.

En la ruta por los sitios emblemáticos de esta ciudad, no debemos perdernos la Colina Wawel, un lugar de gran importancia para los locales. Este pequeño montículo de la ciudad se sitúa a orillas del río Vístula, es aquí donde podremos conocer el Castillo de Wawel, un complejo arquitectónico que representa varios siglos de historia polaca. Además también visitaremos la Catedral, en el interior de la cual se llevaron a cabo varias coronaciones reales y, a día de hoy, acoge los despojos de varios de los reyes del país. Este templo sagrado es considerado la obra cumbre renacentista de Polonia.

Al final de la tarde volveremos a nuestro hotel donde nos reuniremos con nuestro guía acompañante. Nuestro primer día de recorrido por una de las más representativas ciudades de Polonia. Podemos tomarnos las merecidas horas de descanso que nos deparará la noche, para continuar por la mañana con nuestro idílico viaje.

Según el horario de la llegada del vuelo, esta visita podría realizarse el día siguiente.

Día 2: Cracovia (Opcional minas de sal de Wieliczka)

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Sabemos que hay muchas más atracciones que visitar en esta bella metrópolis. Simplemente pasear por sus calles ya supone un recorrido que nos enseñará más de cerca el pasado al que se ha enfrentado Cracovia. Conocer la vida de los polacos es posible en cada rincón de la ciudad, que rezuma monumentos importantes en la mayoría de sus barrios.

Pero hoy también tenemos la oportunidad de conocer una parte muy concreta de la historia del país en una visita a las minas de sal de Wieliczka. Este lugar se encuentra a una media hora de la capital, en la misma área metropolitana, y aquí se puede descubrir de primera mano cómo era la vida en una antigua mina de sal gema.

Además de recorrer el pasado de este asombroso lugar podremos aprender cómo a día de hoy se sigue produciendo sal de mesa. Tras bajar unos 800 peldaños en dirección al mismo centro de la tierra, podremos visitar las naves excavadas en sal que contienen la maquinaria usada para la extracción de sal gema, pero también podremos convertirnos en observadores de las bellas esculturas de grandes personajes representativos y de lámparas creadas con la misma sal del lugar.

Sabremos más de la historia de esta mina, que ha funcionado de forma ininterrumpida desde el siglo XIII, al visitar la asombrosa capilla subterránea y el lago interior, que se ha convertido ya en emblema del lugar. Por todos los característicos elementos físicos y por la importancia histórica que aún sigue evolucionando a día de hoy, la UNESCO declaró la mina de sal gema de Wieliczka Patrimonio de la Humanidad en 1978. La visita a una de las minas de sal más antiguas del mundo es uno de los puntos que ningún viajero quiere perderse, por eso este es uno de los sitios más visitados de todo el país.

Sea cual sea nuestra elección del día terminaremos nuestra jornada sabiendo que nos encontramos culturalmente más cerca de los locales con todo lo aprendido y vivido en nuestras elegidas visitas. Por la noche volveremos al hotel para pasar una noche de descanso entre las sábanas de nuestra confortable cama.

Día 3: Cracovia (Opcional Auschwitz-Birkenau)

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Hoy tendremos la oportunidad de visitar uno de los lugares mas conocidos que forman parte de la tragedia.

Los horrores sufridos durante la época del nazismo siguen muy presentes en las vidas de los más ancianos del continente europeo, y, en Polonia en concreto, los sentimientos siguen a flor de piel al recordar esta oscura época de la civilización occidental. En el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, y en el museo que funciona a modo de memorial del genocidio, puede palparse la latente huella dejada por el nacionalsocialismo en Polonia.

El vivo testimonio de lo que pasó en la Europa del siglo XX parece escucharse en las paredes de este lugar, que mantiene candente la llama de todos los que murieron en él. En la visita se podrá visitar el mayor lugar dedicado al exterminio, por donde pasaron más de un millón trescientas mil personas, gran parte de las cuales perdieron su vida aquí, la mayoría de ellas, judías.

Este campo de concentración funcionó a pleno rendimiento desde el 20 de mayo de 1940 hasta el 27 de enero de 1945, fecha en la cual los Aliados lo liberaron. Pocos años después se decidió dejar el lugar intacto para mantener vivo en la memoria colectiva el punto negro de la historia europea a modo de recordatorio para que no se repita nunca más. Además se creó el museo que explica a fondo el pasado del país y del movimiento nazi, donde se puede venerar la memoria de las miles de personas que perdieron su vida debido a esta causa.

Por la noche, además, podremos volver a decidir si cenamos a nuestro aire o si realizamos una visita por el Barrio Judío, que terminará con una cena y un concierto en un típico restaurante de Kazimierz, uno de los distritos más populares de la ciudad.

Día 4: Cracovia.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
ALOJAMIENTO Hotel

Esta maravillosa ciudad que se alza a orillas del río Vístula es una de las más visitadas de toda Polonia y una de las más importantes a nivel europeo. Ya lo hemos podido comprobar durante esta estancia en el país, pero ver que los rincones a descubrir no se acaban durante varias jornadas la hace aún más mágica, ya que cada día parece que despertemos en una ciudad completamente nueva. Seguramente nos quedan algunos edificios por conocer en los barrios más destacados de Cracovia, así que podemos aprovechar el día para a nuestro ritmo, por ejemplo, recorrer el interior de la Basílica de Santa María.

Si pasamos un rato cerca de este templo religioso podremos escuchar la famosa pieza musical Hejnal mariacki que cada hora un trompetista toca en la parte superior de la torre norte para rememorar el trompetista asesinado de un tiro en el siglo XIII, cuando iba a avisar de la llegada de una invasión mongola. También son de especial interés los museos locales como el de Czartoryski, que contiene la famosa obra de Leonardo Da Vinci conocida como La dama del armiño; o el Museo Polaco de la Aviación, dedicado a la aviación antigua.

Hoy también tendremos la oportunidad de realizar las compras que sí o sí queremos llevarnos a casa. Dado que tenemos todo el día para vivir Cracovia a nuestro aire podremos buscar los lugares más auténticos para adquirir productos locales representativos. El conocido Mercado de los Paños es el lugar ideal para adquirir nuestros suvenires, aunque también podemos dirigirnos a la arteria comercial de la ciudad: la calle Florianska. El ámbar, los artículos de madera, el cristal y la porcelana, son unos de los elementos más representativos de esta región polaca que seguramente quedarán ideales en nuestras estanterías y que cumplirán su función indispensable de ser los recuerdos físicos de nuestro memorable viaje.

Día 5: Cracovia – Katowice - Logroño/Vitoria

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Nuestro viaje toca a su fin. Han sido unos días intensos en los cuales hemos podido entremezclarnos con los locales y sus costumbres. Conocer el pasado arquitectónico de Cracovia y la historia más destacada de esta ciudad nos ha ayudado a comprender el modo de vida que siguen hoy en este pedacito de Polonia.

Los interminables paseos por sus calles, las animadas charlas en los cafés a resguardo de las inclemencias del tiempo, y las fotografías tomadas en las hermosas plazas, confeccionarán en nuestra mente los recuerdos más dinámicos de este singular viaje al corazón de Europa. Aún tendremos tiempo de respirar el aire de esta urbe al sur de Polonia hasta la hora acordada para nuestro traslado al aeropuerto.

Una vez en la terminal solamente nos quedará pasar todos los controles necesarios antes de subirnos al avión. De vuelta a casa podemos repasar los momentos vividos e ir mirando con tranquilidad todas las fotos que no hemos tenido tiempo de contemplar durante el viaje. Sin duda Cracovia se deja fotografiar.

Pronto podremos elegir en la pantalla grande de nuestro ordenador qué imágenes queremos imprimir para que presidan nuestras estancias en unos marcos bien bonitos. Antes de bajarnos del avión ya sabemos que tarde o temprano vamos a volver a visitar esta ciudad sin par.

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestra linea basada en hoteles de 3*S y 4* una ubicación inmejorable en el centro de las ciudades.

Novotel Krakow Centrum
Cracovia, Polonia

Novotel Krakow Centrum