Viaje a Alemania: Circuito Alsacia, Selva Negra y Heidelberg Semana Santa

Duración 6 día/s, 5 noche/s
  • JUN
  • JUL
  • AGO
  • SEPT
  • OCT
  • NOV
  • DIC
  • ENE
  • FEB
  • MAR
  • ABR
  • MAY
Completo
Circuito: Alsacia, Selva Negra y Heidelberg Semana Santa
DURACIÓN: 6 día/s, 5 noche/s
Completo
Naturaleza y tradición en una zona de belleza indiscutible de la Europa interior.

Los rincones más bellos de Alsacia se funden con la abundante naturaleza que caracteriza la Selva Negra. Poder perdernos por las ciudades más destacadas de estas zonas como Estrasburgo y Heidelberg, cada una con los centros históricos más bien conservados de su región, hacen que este viaje lo tenga todo para enamorarnos y rendirnos a los encantos de las tradiciones del lugar. Cultura, arquitectura, naturaleza y gastronomía harán de nuestra ruta un deleite para nuestros sentidos.

Itinerario

Día 1: Valladolid - Estrasburgo. Desembarcando en la capital europea.

RÉGIMEN Almuerzo.Cena
Transporte Autocar, minibús o vanVuelo
Visitas Panorámica de Estrasburgo
ALOJAMIENTO Hotel

Estrasburgo nos recibe con los brazos abiertos. Además de ser la capital económica y cultural de Alsacia es considerada también la capital europea, ya que aquí se celebran, una vez al mes, los plenos donde acuden, diligentemente, los eurodiputados. Este lugar atrae cada vez a más jóvenes estudiantes, que deciden cursar sus estudios en una de las ciudades más cosmopolitas de la zona euro. La belleza del lugar le valió el título de Patrimonio de la Humanidad, ya que tras haber sobrevivido a varias guerras y conflictos una gran parte de esta ciudad permanece tal y como fue concebida en sus orígenes.

Cuando desembarquemos con las maletas cargadas de ilusiones podremos instalarnos en el hotel que nos acogerá durante nuestro viaje. Tras un almuerzo revitalizante podremos ir a hacer nuestra esta asombrosa ciudad. Pasearemos por diversas zonas de la metrópolis, empezando por el sector de las instrucciones europeas. No siempre se tiene la oportunidad de fotografiar el Parlamento Europeo ni el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, edificios y organizaciones de gran calibre, así que esta será nuestra oportunidad para no perdernos detalle.

Seguiremos en dirección a la zona universitaria, un lugar que presenta un gran bullicio en los últimos años, ya que de cada vez hay más demanda para cursar los estudios superiores en la ciudad. Estrasburgo puede parecer pequeña en tamaño pero muy grande en proyección. El encanto más pintoresco se lo da su centro histórico de calles empedradas y en gran parte peatonal. Conocer el Palacio Episcopal será uno de los platos fuertes del día. La belleza arquitectónica de su edificio alberga actualmente tres de los más importantes museos de Estrasburgo, y en la historia pasada el lugar albergó famosos monarcas franceses como Luis XV, María Antonieta o Napoleón.

Seguiremos para admirar una vista única de los magníficos puentes cubiertos con sus 4 torres defensivas que protegen la entrada a la conocida Petite France. Esta coqueta parte de Estrasburgo alberga un entramado de calles y canales digno de cuento y es uno de los lugares que ningún viajero quiere perderse al desplazarse hasta la Alsacia francesa.

Podremos admirar la imponente Catedral de Notre-Dame y la plaza más bonita del casco antiguo y, probablemente, de la urbe al completo. Esta Catedral está consagrada al culto católico a día de hoy, tras pasar un período protestante en el siglo XVI. Los detalles arquitectónicos, tanto de su exterior como de su interior, nos darían para horas y horas de contemplación. Aunque su primera proyección fue hacia los siglos III y IV, el edificio que tenemos hoy en día ha sufrido varias remodelaciones y reconstrucciones. ¡Sin duda, uno de los puntos que no debemos perdernos!

Día 2: Castillo Haut Koenigsbourg - Estrasburgo. Vigilando desde lo alto del castillo.

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Castillo Haut Koeningsbourg
ALOJAMIENTO Hotel

Durante toda la mañana podremos dedicar a pasearnos entre las salas y los exteriores de un auténtico castillo. Al imaginarnos un baluarte en toda regla seguramente nos viene a la mente un castillo con las características arquitectónicas del Castillo de Haut-Koenigsbourg. Por su situación estratégica, en la parte más elevada del montículo conocido como Stophanberch, esta fortificación tenía la capacidad de vigilar las rutas del vino y el trigo en la zona norte, y, de oeste a este, las rutas de la plata y la sal quedaban también cubiertas gracias a las despejadas vistas de las que goza la zona. Con estas premisas ya podemos imaginar la maravillosa panorámica que alcanzará nuestra vista al subir a la cima del castillo. La verde vegetación no nos impedirá mirar hasta el horizonte para descubrir kilómetros y kilómetros de bellas elevaciones y planicies, y si el día está nublado las vistas se acortarán dándole un aire más misterioso al lugar. Al dedicar nuestra atención al castillo lo primero que nos encontraremos serán los robustos muros que llevan soportando siglos y siglos de historia.

Los primeros cimientos se establecieron sobre el año 1140 a unos 700 metros de altura, y aunque ha sufrido varios cambios y remodelaciones se conserva la esencia que todo castillo medieval poseía en su época. Esta es una de las más bellas fortificaciones del mundo, y su interior contiene unas salas de un refinamiento exquisito. El conjunto de este edificio nos quitará el habla con sus murallas, torres almenadas, auténticos puentes levadizos para salvar los fosos, y los interiores con una capilla y los salones y estancias que albergaron las vidas de príncipes y princesas de otra época. ¡Desde luego una visita para no perder detalle!

Una vez de vuelta en Estrasburgo podemos aprovechar la tarde para deambular por todos sus rincones o sentarnos en un café para resguardarnos de las inclemencias del tiempo o repasar lo que nos queda por hacer. Puede ser una buena oportunidad para degustar la fina gastronomía alsaciana. Los quesos, tan populares alrededor de Francia, tienen su máxima representación en esta zona con el queso munster. Degustarlo en frío o fundido sobre patatas al horno y acompañado de una copa de vino local será uno de los placeres gustativos que más adoraremos en este viaje. Si queremos probar un snack típico del lugar no debemos perdernos los bretzels. Estos populares panecillos en forma de lacito provenientes de Alemania que, debido a la situación geográfica fronteriza de Estrasburgo, son tan apreciados, se han convertido también en un símbolo de la ciudad, y su característica forma puede apreciarse como elemento decorativo en más de una fachada.

Si nos apetece, antes de retirarnos al hotel, también podemos disfrutar de la animada vida nocturna que se instaura en la ciudad nada más caer el sol. El frío no es ningún impedimento para que locales y viajeros salgan a los bares para pasar una agradable velada.

Día 3: Estrasburgo – Colmar – Ribeauville – Riqhewir - Estrasburgo. Pueblos con un encanto de película.

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Colmar
ALOJAMIENTO Hotel

La región de Alsacia es conocida por albergar algunos de los más bellos rincones de todo el mundo. Sus construcciones características tan bien cuidadas y el exuberante paisaje del lugar hacen que sea un emplazamiento de ensueño para perderse en su hermosura. En una primera parada de nuestra ruta del día conoceremos Colmar, considerada la tercera ciudad más importante del territorio.

Esta coqueta urbe ha estado en manos de los alemanes en varias ocasiones, las anexiones iban cambiando de manos pasando de Francia a Alemania según en el período histórico que acontecía. La balanza se inclinó hacia Francia al terminar la Segunda Guerra Mundial, cuando esta población fronteriza dejó de estar en manos alemanas hasta día de hoy. En un tour por esta ciudad conoceremos la bella fachada de la Colegiata de San Martín, una iglesia gótica de tres naves cuya riqueza interior tuvo grandes pérdidas debido un gran incendio y a las nefastas consecuencias de guerras y revoluciones. También conoceremos la emblemática Casa de las Cabezas, la culminación en forma triangular de su parte superior y toda su ornamentación hacen de este punto uno de los más fotografiables de la ciudad. Entre otros edificios también conoceremos la casa museo de Auguste Bartholdi, dedicado a este relevante escultor local que ideó la Estatua de la Libertad, un regalo a los Estados Unidos de la nación francesa.

Ahora nos toca una visita más rural. Conoceremos la famosa Ruta del Vino que transcurre entre unos bellos parajes y que engloba las más cotizadas producciones vinícolas de todo el país y, por ende, del mundo. Los vinos franceses son conocidos en todo el mundo y hoy tendremos la oportunidad de visitar las instalaciones de una importante bodega y ver cómo es la producción del vino hoy en día y entender el porqué de la alta calidad de las cosechas locales. Si nos apetece también podremos catar los reputados vinos alsacianos. En la misma ruta pararemos en dos de los pueblos más pintorescos que hayamos podido visitar jamás. Pasearemos por las calles de Ribeauville, la destacada Calle Mayor es el corazón de la villa y en ella se alzan las más bonitas casas con el característico entramado de madera, colmadas de ventanas que dejan entrar la luz alsaciana al interior. En cada paso que demos descubriremos rincones más bellos que los anteriores, y no podremos parar de sacarnos fotografías con las casitas de ensueño que nos trasladarán a nuestros cuentos de la infancia. El pueblo que descubriremos a continuación está cualificado como una de las villas más bonitas de Francia. En este lugar podremos apreciar las coloridas casitas alsacianas con sus entramados de madera y llenas de flores por doquier. Se dice que aquí se inspiraron los creadores de Disney para dibujar la película de La Bella y la Bestia. No es de extrañar ya que el encanto de este punto de Francia nos quitará el aliento nada más llegar y nos mantendrá bien atentos durante toda nuestra visita.

Día 4: Estrasburgo – Heidelberg – Baden-Baden - Estrasburgo. La encantadora Heidelberg

RÉGIMEN Desayuno. Almuerzo
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Heidelberg con entradas
ALOJAMIENTO Hotel

¡Buenos días! Durante esta jornada nos trasladaremos hasta Alemania para descubrir algunos de los tesoros que descansan en este país. Saldremos de Estrasburgo rumbo a Heidelberg, una preciosa ciudad, situada en el valle del río Neckar, llena de atractivos. En este bello enclave conoceremos su maravilloso centro histórico, de estilo barroco y que fue reconstruido en el siglo XVIII después de que a finales del siglo XVII las tropas de Luis XIV saquearan la ciudad dejándola totalmente reducida a cenizas.

Contemplaremos también el Castillo Palatino, un espectacular recinto que domina la ciudad y considerado uno de los restos históricos más famosos de Alemania. En él se celebran afamados espectáculos populares, como por ejemplo los festivales teatrales llamados Schlossfestspiele o los tradicionales bailes conocidos como Ball de Vampire (el baile de los vampiros). Uno de los mayores atractivos de este recinto es que en su interior descansa uno de los símbolos de la ciudad. Se trata del Gran Tonel, un barril de madera que alcanza los 7 metros de ancho, 8,5 de largo y que además puede contener hasta 222.000 litros.

Tras esta fascinante visita continuaremos con nuestro tour hasta Baden-Baden, una coqueta localidad llena de color y rodeada de naturaleza. Aquí será donde tendremos nuestra primera toma de contacto con la Selva Negra. En esta localidad tendremos tiempo libre para explorar sus encantos a nuestro aire. Una de sus características es que cuenta con numerosos baños termales y se dice que el Emperador romano Caracalla se trasladaba hasta este enclave con el objetivo de relajarse. En esta hermosa urbe se desarrolló el estilo Belle Epoque gracias a que durante el siglo XIX la burguesía europea la tomó como lugar de descanso. De hecho, aquí también nos toparemos con un imponente casino, del que se dice que es uno de los más bonitos y lujosos del mundo.
Después de una jornada llena de emociones será el momento de volver a subirnos al autobús para regresar hasta Estrasburgo.

Día 5: Estrasburgo – Triberg – Friburgo - Estrasburgo. Tesoros de la Selva Negra

RÉGIMEN Desayuno.
Transporte Autocar, minibús o van
Visitas Panorámica de Friburgo de Brisgovia
ALOJAMIENTO Hotel

¿Preparados para disfrutar de una experiencia inigualable? Tenemos por delante un día memorable en el que conoceremos los puntos más importantes de la Selva Negra. Nuestro primer alto será Gutach, una hermosa localidad en el que descansa el Museo al aire libre de Vogtsbauernhof. Este emplazamiento nos aportará una visión de la vida que llevaban los campesinos entre los siglos XVI y XIX, ya que nos toparemos con antiguas casas rurales de madera, construidas a tamaño real, de las que podremos contemplar tanto su exterior como su interior.

La segunda parada la haremos en Triberg, un pequeño pueblo situado en el corazón de la Selva Negra, y situado entre bosques de exuberante vegetación. El mayor atractivo de esta localidad, atravesada por el río Gutach, son las “Cascadas de Triberg”. Se trata de una de las cataratas más altas de Alemania con un descenso de unos 163 metros de altura y siete niveles diferentes. Esta maravilla natural es uno de los mayores reclamos de la ciudad y tendremos tiempo libre para descubrirlo a nuestro aire.

Después continuaremos hacia Friburgo de Brisgovia, animada ciudad universitaria muy popular por su casco histórico medieval en el que se respira un bullicioso ambiente. Este punto de la localidad se desarrolla en torno a su catedral, edificio de arquitectura gótica construido en tres etapas: en el año 1120, el 1210 y 1230.

Día 6: Estrasburgo - Valladolid. ¡Adiós Estrasburgo!

RÉGIMEN Desayuno
Transporte Vuelo

Ha llegado el día de despedirse Estrasburgo. Nuestra aventura por este territorio ha sido deslumbrante y volvemos a casa con un buen paquete de vivencias únicas. Por suerte, antes de partir hacia el aeropuerto dispondremos de unas horas libres para hacer lo que más nos apetezca.

Podemos tomarnos un rico café en algunas de las animadas plazas, callejear por las acogedoras calles, hacer la maleta o comprar los regalos de última hora. Eso sí, a la hora acordada deberemos tenerlo todo a punto para partir hacia el aeropuerto, donde nos estará esperando un vuelo rumbo a Valladolid. ¡Bon voyage!

Alojamientos previstos o similares

Los hoteles previstos según la categoría seleccionada serán los siguientes:

Nuestro producto más accesible, basado en hoteles de 3* con la mejor relación calidad/precio. Para Francia y Alemania, que usan un criterio de clasificación diferente, se utilizarán hoteles de 2* identificados como 2* S.

ibis Strasbourg Centre Gare
Estrasburgo

ibis Strasbourg Centre Gare