Pirámide de Chichen Itzá en México: Información, historia y consejos

Compartir:

Pirámide de Chichen Itzá en México: Información, historia y consejos

La pirámide de Chichen Itzá fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988 y en 2007 ha pasado a ser una de las siete maravillas del mundo moderno. Ambos reconocimientos pueden darte una idea de la magnitud de su importancia y de su belleza. Si quieres conocer toda su historia y cómo llegar hasta ella, ¡aquí te dejamos todos los detalles sobre la Pirámide de Chichen Itzá!

Historia de la pirámide de Chichen Itzá

El origen de la pirámide se remonta a la civilización maya, quienes habitaban esta ciudad desde aproximadamente el 800 d.C. No obstante, esta y otras construcciones similares han sido influenciadas también por la cultura tolteca. Pero ¿dónde está el Chichen Itzá exactamente? Pues en la península del Yucatán en México; concretamente, entre Valladolid y Mérida, su capital.

El motivo de su construcción fue la de contar con un lugar donde poder adorar y rendir culto a su dios Kukulcán. Este quedaba representado en forma de serpiente y por ello esta figura aparece en la decoración del templo. Acudían allí desde otras regiones para buscar conocimiento y disfrutar de un entorno pacífico.

Otras teorías defienden que el Sol también influyó en su construcción de la pirámide Chichen Itzá. Aunque la propia decoración hace alusiones también al dios de la lluvia. En cualquier caso, representa la inteligencia y el conocimiento de esta civilización en diferentes materias, como la geometría, las matemáticas, la astronomía o la acústica.

Algunos datos sobre la pirámide de Chichen Itzá

La propia construcción de esta joya arquitectónica es todavía hoy un misterio, ya que los conocimientos requeridos eran demasiado elevados en comparación con los de la época. Para que te hagas una idea de la gran obra que es, aquí tienes algunos datos interesantes.

Altura de la pirámide Chichen Itzá

La construcción se remonta al siglo XII d.C., y aunque su valor es elevado, sus dimensiones no lo son tanto. Al menos en comparación con otras similares. La base del Templo de Kukulcán tiene unos 55 metros de ancho y la altura del Chichen Itzá es de 24 metros. En cuanto a los materiales de construcción de Chichen Itzá, el único utilizado es la piedra caliza, que es la que más abunda en esta zona.

Formas geométricas

Por su nombre, es evidente que tiene una forma piramidal, pero lo que llama la atención son los diseños con los que cuenta. A cada uno de los cuatro lados hay 91 escalones, a los que se añade uno superior que conduce al templo. Son en total 365, que se corresponden con los días del año y que podrían ser en homenaje al Sol.

Además, la pirámide tiene la peculiaridad de incluir 52 tableros a cada lado del templo. Esta cifra es también la del ciclo tolteca. Por otra parte, la división en escalinatas tiene 18 secciones, que podrían hacer referencia a los 18 meses del calendario maya. En su escalera, se observa también el diseño de cabezas de serpiente a lo largo de todo el recorrido, y como ya indicamos, era su manera de rendir culto al dios Kukulcán.

Proyecciones de luz y sombra

Otro aspecto para destacar de la pirámide de Chichen Itzá son los juegos de luces y sombras que se aprecian únicamente en los equinoccios y los solsticios. Es decir, los días 21 y 22 de marzo y de septiembre. En estas fechas, se visualiza la figura de una serpiente que se desplaza por el interior y cuya altura alcanza los 35 metros.

Al entrar las sombras, se proyectan en las paredes, que quedan divididas en trece espacios con luz y trece con sombra y en forma triangular. Lo curioso no es solo la creación de esta figura, sino que el propio número trece se considera la medida perfecta del sol en el calendario maya.

Guía sobre qué ver Chichen Itzá

Para visitar la pirámide del Chichen Itzá debes acceder al parque arqueológico. La visita dura en total unas tres horas e incluye otras construcciones igual de impresionantes que esta, a la que también se la conoce como El Castillo.

Entre ellas, destaca el Gran Juego de Pelota, que son dos paredes paralelas con un aro de piedra en lo alto que hacía de canasta en un tradicional juego con una pelota de caucho. Se realizaban incluso competiciones entre ciudades que podían acabar con una decapitación. En las paredes encontrarás relieves con dichas escenas. Destaca también el Templo del Barbado.

Otras construcciones que merece la pena ver en detalle son la Plataforma de los Cráneos, el Templo de las Águilas y los Jaguares, el Conjunto de las Mil Columnas, el Templo de los Guerreros o el cenote sagrado, que, aunque no es una construcción, es un lugar donde se han encontrado ofrendas a los dioses y restos de sacrificios humanos.

Si quieres viajar a México y vivir esta auténtica experiencia, ¡reserva tus billetes con Iberojet!

Anterior Los 5 cócteles más famosos que debes probar | Iberojet

Categorías

Artículos relacionados