Compartir:

Descubre las diferentes caras de Reikiavik

Anclada en los confines del norte, la capital más septentrional del mundo ofrece cultura y naturaleza salvaje, tendencias urbanas y folklore. Volcanes y glaciares. Hielo y fuego. En definitiva, Reikiavik es una visita imprescindible, al menos, una vez en la vida.

Por ello, si tienes un fin de semana te recomendamos visitar la capital de Islandia. Una ciudad pequeña con alma tradicional y cosmopolita sin perder un ápice de su esencia vikinga.

¿Quieres saber qué puedes hacer en Reikiavik? ¿Y cuáles son las visitas imprescindibles? Hoy en Iberojet te llevamos de recorrido por uno de nuestros lugares preferidos... ¿Te vienes?

Razones para visitar Reikiavik

En Reikiavik es posible visitar las galerías de arte más vanguardistas del mundo y luego darse un chapuzón en una piscina geotermal. En pleno invierno.

Este es solo alguno de los contrastes que te puedes encontrar en la ciudad, un cóctel explosivo que mezcla naturaleza salvaje, historia, tradición y vanguardia. ¿Se puede pedir más?

Por su comida y vida nocturna

Una ciudad pequeña -pero matona- con las últimas tendencias en gastronomía y vida nocturna. Música y Dj’s punteros amenizan las noches de la capital.

Por su historia

El Museo Nacional, el puerto o el Museo Saga te darán pistas de la importancia marítima de la ciudad.

Arte y diseño

Si eres un amante del arte, esta es tu ciudad.

Galerías de arte, tiendas y museos donde se exhibe lo último en diseño islandés.

Por su naturaleza

El alma cosmopolita de la ciudad de adereza con su impresionante entorno.

Montañas, glaciares, playas inhóspitas y rutas salvajes donde encontrarse con uno mismo, sin toparse con un alma.

¿Qué hacer en Reikiavik?

Iglesia de Hallgrímur: Considerada la ‘Catedral de Reikiavik’ es una impresionante construcción cuya silueta de líneas puras destaca sobre el cielo. Se puede acceder al interior.

Einar Jónsson: Un jardín dedicado al primer escultor islandés. Todo un museo al aire libre.

Laugavegur: La arteria comercial de la ciudad reúne tiendas y discotecas con la personalidad de Islandia.

Pasear por el Puerto: El puerto es uno de los puntos más dinámicos de la ciudad, con alma marítima, industrial y moderna, concentra las tiendas más punteras. Además, desde allí salen los tours para avistar ballenas. Sí, has leído bien...

Tjörnin: Más de 40 especies viven es este lago en pleno centro de la ciudad.

Faro Grotta: A 10 minutos en coche del centro de Reikiavik encontrarás este islote con un faro que es toda una reserva natural.

Baño en Nautholsvik: ¿Una playa geotermal? Aquí sí es posible. En plena ciudad se encuentra esta playa que combina el agua que proviene del Atlántico norte con fuentes geotermales ¿El resultado? Unos 15 y 19 grados –de media-eso sí, en verano.

Njarðargata: Una curiosa calle donde cada casa es de color diferentes. Otro contraste más de la ciudad.

Baño en Blue Lagoon: ¿Una gran piscina geotermal de azul intenso? La respuesta es positiva. A 20 minutos del aeropuerto se encuentra este gran spa natural.

Círculo Dorado: Si tienes más días te recomendamos visitar esta ruta que reúne los mejores paisajes de Islandia.

Tour de avistamiento de ballenas: Si te gustan los animales, es una de las actividades más impresionantes de Reikiavik.

Volcán Thrihnukagigur: ¿Sabías que puedes bajar al interior de este volcán? 180 metros hacia las entrañas de la tierra, donde podrás disfrutar de los colores de la piedra y el magnetismo del lugar.

Como verás, Reikiavik es una capital que reúne mucho más de lo que te puedes imaginar. Ente su vida cosmopolita y terapéuticas aguas encontrarás todo lo que necesitas. Descubre mucho más en nuestra guía de viaje de Islandia.

¿Te atreverás a explorar Reikiavik?

Anterior Descubre la cara más desconocida de Atenas
Siguiente Pueblos alemanes donde el tiempo se detuvo

Ofertas Relacionadas

Islandia Fascinante

7 noches
Desde 3.970 €
Consultar

Islandia Fascinante

7 noches
Desde 3.970 €
Consultar

Categorías

Artículos relacionados